Facetas


[Video] El mototaxi más ‘pegao’ de TikTok

Sebastián Moreno es mucho más que el baile que lo hizo viral en las redes. Esta es la lucha del joven papá que trabaja y estudia para salir adelante.

KISAY MACHACÓN ARIAS

07 de octubre de 2021 12:00 AM

Más de dos millones de personas lo han visto: se trata de un video de quince segundos en el que Sebastián Eduardo Moreno Quiñones da cátedra de ritmo y baila el ‘Avioncito’. “Cuando no hay carrera, hay que bailar a lo TikTok”, se lee en la descripción mientras él protagoniza el divertido clip desde una esquina cualquiera de Cartagena, ¿pero cuántos de esos seguidores conocen la historia del ‘mototaxi de TikTok’?

Comencemos por el principio: su nombre completo es Sebastián Eduardo Moreno Quiñones, es cartagenero, tiene 22 años y un hijo pequeño. Hay chicos apasionados por el baile y en el siguiente nivel está Sebas, como le dicen sus amigos, quien también es un ser alegre y extrovertido que siempre tiene una sonrisa por brindar y varios sueños por cumplir. Por ejemplo, ahora, desde su casa en Daniel Lemaitre, donde vive con su madre y sus hermanos, nos cuenta que está estudiando Farmacéutica y hace parte del grupo de baile Kimbala. Lea aquí: TikTok y Reels “son la radio de hoy” para promover nueva música

Hijo de una luchadora

Sebastián aprendió la virtud de luchar de su mamá, Ana Quiñones. Cuando él apenas tenía diez años, sus papás se separaron y en adelante le tocó luchar junto a su mamá y a sus dos hermanos menores por una vida digna. Él, al ser el hijo mayor, debió convertirse en el gran apoyo y motivación de su madre, quien trabajaba de servicios generales.

Poco a poco, Ana fue ahorrando dinero hasta que logró pagarse sus estudios de Enfermería y esa es la profesión con la que orgullosamente mantuvo siempre su hogar con la invaluable ayuda de Sebastián, pues, mientras se iba a trabajar, nuestro amigo tiktoker cuidaba de sus hermanos.

Su madre, de hecho, siempre ha sido como su mejor amiga, tienen una muy buena relación... “Creo que la mejor mamá la tengo yo, ella es una guerrera, estaba sola y nos sacó adelante a mis hermanos y a mí, estoy muy orgulloso de ella”, comenta.

Poco después, cuando tenía 14 años, comenzó a cultivar el que se convertiría en otro de sus grandes amores: el baile. Justo en ese momento ingresó a un grupo de baile llamado Afrocaribe, donde aprendió sus primeros pasos. “No sabía bailar nada, era un ‘tronco’, pero el profesor comenzó a enseñarme y así fui mejorando con cada práctica”, recuerda. En este grupo duró ocho años bailando, conociendo diferentes pueblos y ciudades a las que iba a presentarse.

Al pasar los años aumentó su amor por el baile. De presentación en presentación, Sebastián se aferraba cada vez más a su sueño de ser un bailarín de talla profesional.

Sebastián era un joven como cualquier otro: estudiaba en la universidad, salía y disfrutaba bailar con sus amistades, pero el rumbo de su vida cambió cuando su entonces novia quedó embarazada. Corría el 2019, él apenas tenía 20 años y sí, sintió la noticia como algo alarmante para esa etapa de su vida, pues no se sentía preparado para ese tremendo reto, sin embargo, decidió sacudirse el miedo y afrontar su paternidad de la única forma que debería existir: con responsabilidad.

“Yo no quería decirle a mi mamá, no sabía qué hacer”, recuerda. “Pero no quería que el bebé viviera las necesidades que yo he pasado”, añade, así que de inmediato comenzó a buscar trabajo; al principio, no encontraba ninguna oportunidad y, debido a la profunda crisis económica que supuso la pandemia, tuvo retirarse de la universidad. Pese a todas esas dificultades, Sebastián no se iba a quedar de brazos cruzados, así que consiguió una moto y así como las miles personas que viven de ser mototaxistas en Cartagena, él encontró en este oficio la manera de salir adelante, aportando a su casa y a su responsabilidad como padre. Lea además: La primera serie colombiana para Tik Tok

“Mis sueños no acaban”

Tener un hijo no es nada sencillo, como el mismo Sebastián lo manifiesta, pero la paternidad no le impediría seguir soñando, así que él volvió a estudiar, esta vez Farmacéutica, con el objetivo de conseguir un mejor empleo en un futuro cercano. “Mi tiempo es muy limitado, pero mientras se quiere, se puede”, dijo.

En cuanto al baile, hoy hace parte de un nuevo grupo llamado Kimbala, en el que también encuentra una fuente de ingresos. Se trata de un grupo folclórico que hace presentaciones en eventos como bodas, quinceañeros y demás celebraciones. “Trabajar como artista es muy duro y no valoran como deberían”, asegura, sin embargo, por ese “amor al arte”, seguirá bailando mientras tenga fuerzas.

[Video] El mototaxi más ‘pegao’ de TikTok

Sebastián también es aficionado al dibujo.//Foto: Luis Eduardo Herrán - El Universal.

TikTok: el gran impulso

Sebastián era uno de los muchos usuarios de TikTok que utilizan la plataforma como entretenimiento, él siempre veía a los artistas e influencers volverse famosos por medio de estos cortos vídeos de 15 o 30 segundos, hasta que un día decidió hacer un video bailando una de las muchas coreografías que son virales en la plataforma, sin imaginar el alcance que lograría.

Al darse cuenta de que más personas gustaban de sus bailes, vio la oportunidad de darse a conocer. “Yo subía y subía videos, dentro de mí sabía que alguno de ellos se me iba a ‘pegar’, que alguien me iba a ver y le iba a gustar”, dice para referirse al gran impacto que han causado sus coreografías en la red social.

En Tik Tok las personas lo halagan y apoyan muchísimo, él dice sentirse muy contento y orgulloso de todo lo que ha conseguido, tiene más de 214 mil seguidores en la plataforma y sus vídeos tienen un alcance de hasta 2 millones de vistas.

El multifacético joven hace una invitación a los ‘pelaos’ como él: “En Cartagena hay mucho talento en el baile. Quiero incentivar a los demás a que vean que sí se puede, con dedicación y amor podemos salir adelante, sin necesidad de entrar en los caminos oscuros de la calle”.

Hoy Moreno sigue esforzándose cada día para alcanzar la meta de ser un bailarín profesional reconocido, ya que su amor por el baile nunca acabará, así como tampoco sus ganas de salir adelante. Lea también: TikTok establece límite de 40 minutos al día para menores de 14 años

  NOTICIAS RECOMENDADAS