Yoel Matute, el bailarín de Olaya que recorre el mundo junto a J Balvin

15 de diciembre de 2019 02:44 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Camina tranquilo y feliz por el sector Central del barrio Olaya Herrera, en Cartagena. Los vecinos lo saludan amables, él esquiva alguna moto, un perro callejero, un charco de agua pútrida o una piedra de esas que siempre están en las destapadas calles. Su cabello entrenzado, ropa y zapatos de colores le hacen parecer todo un artista y sí, es un artista dichoso y cómodo en la tierra que lo vio nacer.

No hay corazón más alegre que el de Yoel Matute Palomino, no hay momento más feliz que cuando, luego de largos viajes por el mundo, por fin llega al aeropuerto Rafael Núñez de Cartagena y toma un taxi hacia la avenida Pedro Romero para llegar finalmente a su hogar, donde sus sentimientos, logros y sueños se unen y lo hacen sentirse completo. En su vivienda y junto a sus padres: Genara y Óscar, no para de recordar sus sueños de niño y es porque esos sueños fueron grandes, pero no se comparaban con lo que le tenía preparado el destino.

Como muchos chicos que nacen en los barrios vulnerables de la ciudad, aprovechó cualquier oportunidad que lo ilusionara y ayudara a salir adelante. Algunos optan por el deporte, un empleo, una carrera técnica o profesional y otros por las artes. Yoel escogió el baile.

Fue gracias a su hermano mayor, Freili, y a un amigo llamado Wilson, que descubrió la magia de mover el cuerpo al son de las melodías, con ellos sintió por primera vez lo reconfortante que es ‘tirar un pase’ y escuchar los aplausos de un público emocionado. Sus compañeros de colegio y amigos de la cuadra fueron sus primeros jurados y las calles llenas de barro sus primeras y más exigentes tarimas. Fue allí donde Yoel encontró hermanos de pasión y sacrificio con los que conformó el grupo de baile ABC Dancer.

“Nos consolidamos como uno de los mejores grupos de la ciudad, haciendo presentaciones en eventos y creando rutinas muy creativas”, dice el bailarín mientras le sube volumen a un picó casero que lleva el nombre de la agrupación y con el que ameniza las fiestas familiares.

Los bailarines quisieron arriesgarse, salir del barrio e ir por más y fue así como Yoel y sus amigos se marcharon a Bogotá, donde con sacrificio y perseverancia consiguieron sus primeros contratos. Estuvieron en funciones y videos de muchos artistas urbanos reconocidos, incluso participaron en el reality ‘Colombia Tiene Talento’, del canal Rcn

Pero sin duda, una de las cosas más bonitas que les pasó fue conocer a J Balvin. “Estaba en Medellín, bailando en un show de Farina, cuando Balvin nos vio y nos dijo que algún día él tenía que trabajar con nosotros, que le gustaba cómo bailábamos. Luego Farina paró los shows por un tiempo y un día entró una llamada a mi celular y era Balvin, desde entonces estamos con él en su carrera. Son 15 años juntos y, además de ser nuestro jefe, es un amigo, un ser maravilloso”, recuerda.

Se siente orgulloso de hablar de José Osorio Balvin. Lo describe como un humano común, humilde y atento a sus bailarines. Con él ha viajado por todas las ciudades de Colombia y muchos países del mundo, al punto de perder la cuenta. Ha visto de cerca el crecimiento profesional que lo ha llevado a convertirse en un ícono de la moda, el cantante colombiano más buscado en las plataformas digitales y el artista más escuchado en todo el mundo en 2019.

Yoel también ha crecido, está en la meca de los bailarines y coreográfos urbanos, también es un referente de la creatividad que irradia Balvin y su equipo de trabajo. En los escenarios más importantes del mundo ha mostrado sus rutinas, incluso en las tarimas donde nunca antes se había presentado un cantante urbano o de habla hispana.

Se ha disfrazado de nube, ha caminado por arcoíris y hasta bailado con dinosaurios y muñecos gigantes, todo eso ha hecho de su show un espectáculo único y con un lenguaje universal que tiene al planeta entero cautivado. “Nada te ayuda más que cuando tú decides cambiar todo, decides luchar por tus sueños. Lo importante son tus ganas y pasión por lo que quieres, yo encontré por medio del baile un conducto para conocer el mundo”, expresa.

El baile cambió su vida, ahora es un referente para bailarines nacionales e internacionales. Siente que ha aportado mucho a los jóvenes de su barrio porque: “Ahora los chicos pueden bailar sin ningún temor a ser vistos como vagos, o ya no sufren rechazo. Se dieron cuenta de que esto es una carrera profesional que puede darle una mejor calidad de vida”.

Expresa que su relación con Balvin es de buenos amigos y recuerda con cariño cuando el artista antioqueño grabó el video de su tema ‘Tranquila’ -año 2012- en su barrio. “Él me preguntó por un barrio popular, con mucha gente, muchos colores y no dudé en hablarle de Olaya. Mi deseo es que mi comunidad esté mejor, que el mundo entero la conozca. Quiero que el Estado se sienta en esta zona y todos los barrios vulnerables de la ciudad, hay mucho abandono estatal y por eso también se pierden muchos talentos”, sostiene.

Anhela más espacios de formación artística para los niños y jóvenes cartageneros y buscar ser ejemplo de que los sueños sí se pueden cumplir, pero no solo se menciona él y a sus amigos de ABC, también pone como ejemplo a Balvin, quien no la tuvo fácil para llegar a ser lo que ahora es.

Matute se sienta en una mecedora, en la fresca terraza de su casa, mientras su madre prepara la cena. Ha estado en decenas de lujosos hoteles, ha visto los paisajes más hermosos en los cinco continentes, pero nada se compara con estar con su gente. Mientras se alista para comer y al ritmo de un reguetón de su amigo y jefe, baila mientras un grupo de niños lo miran con asombro. Ese público le mueve las fibras y le recuerda el Yoel niño que bailó para caminar sobre las vibras y el arcoíris.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Facetas

DE INTERÉS