Revista nueva


Jota Mario Valencia: Escritor de pluma angélica

REVISTA NUEVA

22 de febrero de 2014 12:15 AM

“Los ángeles son la presencia de Dios en nuestras vidas y están aquí, a nuestro lado, para ayudarnos y orientarnos durante toda la existencia. Eso es todo. No hay que hacer nada raro, ni rezar oraciones extrañas, ni quemar sahumerios, ni meter una papa o una pirámide debajo de la cama. No hay que invocar al que nunca se va”.

Esto piensa Jota Mario Valencia, uno de las personas más influyentes de nuestra televisión, quien después de vivir y escuchar historias maravillosas que vinculan a los ángeles se dio a la tarea de escribir su noveno libro –el cuarto sobre el tema-, llamado Ellos están aquí.

Para él, la temática está tan arraigada en nuestra historia y cultura, que su vigencia es absoluta. “Los ángeles son un hecho en toda la historia de la humanidad… de todas las culturas, todas las religiones, todos los días. Tiene que ver con los seres humanos y por eso mismo es un tema siempre presente, esperanzador y actual.

Todas las historias del libro me impactaron –asegura el periodista y escritor-, pero algunas me congestionan cada vez que las leo porque son la comprobación de que los ángeles están en cada instante de nuestras vidas, en lo más trascendental y en lo más simple”.

Sin embargo, asegura que el principio de su interés por el mundo celestial se dio cuando los ángeles “se introdujeron” en él, pues desde que nació ha sabido sentir su presencia, escuchar su voz y dar testimonio de su ayuda.

“Algún día, sin que hubiera sucedido nada especial, ni me hubiera visto al borde del abismo, decidí que era bueno compartir mis experiencias con los demás y comencé a escribirlas”.

Un libro con luz propia
Ellos están aquí es un nutrido compendio de historias que solo pueden explicar su desenlace mágico con la intervención divina.

Y para Jota Mario, como para los otros protagonistas de estos relatos, dicha mediación no la prestan otros que los ángeles, los seres de luz que hacen las veces de compañeros, guardines y protectores a lo largo de nuestra vida.
Por eso el propósito de su autor es compartir algo bueno, positivo, esperanzador, amable. Resulta vital en un país como el nuestro distraernos un poco de la cotidianidad y de sus problemas. “No todo pueden ser noticias de política corrupta, bandidos, discriminación, pobres abandonados, paseos millonarios, chismes de farándula o muertos indigentes en las puertas de los hospitales”, asegura Jota Mario.

Así mismo, nos cuenta que muchas historias se quedaron por fuera. Por fortuna, presiente que pronto tendrá el tiempo y el espacio suficientes  para reunirlas. Por ahora agradece a todas las personas que se acercaron a él para contarle sus propias experiencias, pues sin ellos no hubiera sido posible publicar el libro.

Y concluye diciéndoles a quienes aún no se han decidido a leer su libro: “Podrían no leerlo porque no es una obligación tener fe, vivir en medio de la esperanza, tener una vida mejor, ser dueño de la certeza de que no estamos solos, procurar ser mejores personas y ganar una visión más positiva de la existencia...”.