Tecnología


¿Qué hacer si el Internet está muy lento?

Para entender por qué el servicio está más lento y cómo puede mejorar su conexión, vale la pena detenerse a ver cómo funciona y qué es lo que le venden los operadores.

COLPRENSA

06 de junio de 2020 11:14 AM

¿Se ha preguntado cómo llega Internet a su casa? Para entender por qué en este tiempo el servicio ha estado más lento y cómo puede mejorar su conexión, vale la pena detenerse a ver cómo funciona y qué es lo que le venden los operadores.

Manuel Pérez, profesor del departamento de Ingeniería Electrónica de la Universidad Javeriana, explica que la conexión a Internet son viajes de datos y su éxito depende no solo de qué tan descongestionada esté la autopista por la que viajan sino de la calidad de las “carreteras”.

Hay tres cosas importantes que debe saber para identificar la mejor solución:

1. DE QUÉ ESTÁ HECHO EL CAMINO A CASA...

Aunque hay conexiones inalámbricas y satelitales, en las zonas urbanas, la mayoría de veces, el Internet llega a las casas por cable. Este puede ser de cobre o de la famosa fibra óptica, que son cables capilares hechos de una resina de vidrio. No es que los datos viajen más rápido por ahí, sino que la energía se disipa menos, y por eso pueden transmitir más datos y hacer que esa autopista sea más ancha. No importa cuántas personas estén conectadas.

“Si el Internet llega a tu casa por cobre o por fibra óptica ya es una diferencia de entrada, no tanto por la velocidad sino por la cantidad de datos que van a poder viajar al mismo tiempo”, aclara Pérez, doctor en ingeniería electrónica y de las comunicaciones.

Para Hernán Yepes, gerente de la empresa de telecomunicaciones Padtec, “está comprobado que la fibra óptica ofrece mayor alcance y beneficios a los diferentes proveedores, sin embargo, en Colombia solo el 13 % de las conexiones de banda ancha al hogar usan este medio de transmisión, mientras que en países como Brasil alcanza niveles cercanos al 32 %”.

En Medellín, según datos de Tigo, hay más de 110.000 hogares conectados con esta tecnología. Por su parte, Claro tiene 172.205 accesos fijos que utilizan fibra óptica, eso incluye hogares y empresas. Esta compañía utiliza un servicio llamado última milla, que lleva la conexión en fibra óptica hasta un punto (puede ser su barrio) y en cobre hasta las casas. Esta información es pública, la da el Ministerio Tic. Según datos de la entidad, al cuarto trimestre de 2019, Movistar no tenía ningún acceso fijo a Internet con fibra óptica.

2. ES QUE SE LE ATRAVESÓ UNA PARED...

Independientemente del tipo de cable, usted accede a la red por medio de un router, que le puede dar conexión a un solo dispositivo por medio de un cable o a varios, a través de ondas electromagnéticas.

Pérez explica que esas ondas traspasan paredes, pero en menor intensidad, y naturalmente, a mayor número de dispositivos conectados hay que compartir la autopista y eso afecta la velocidad. Entonces la ubicación del router, el tipo de cable que usa en su computador y el número de aparatos que tiene son clave a la hora de mejorar su Internet.

3. NO CREA QUE ESTÁ SOLO, EXISTE EL VECINO

En las redes fijas, es decir, el Internet que venden para su casa, usted compra velocidad, que se mide en megabits por segundo, pero la infraestructura con los vecinos es compartida. Es por eso que los operadores le ofrecen a cada casa unos megabits de subida (carga) y de bajada (descarga). Las autopistas por donde viajan los datos no son infinitas y es por eso que en las horas pico hay taco.

Cuando usted ve un Live está bajando contenidos, pero al transmitir un “en vivo” desde su celular está subiendo datos a la web.

Antes del confinamiento, la mayoría usaba Internet para descargar contenidos, por eso los planes de los operadores suelen ofrecer más datos de bajada en sus paquetes. Por ejemplo, un plan promedio para estrato 3, que incluye 100 megabits por segundo (mbps) de bajada y 8 mbps de subida, puede costar 100.000 pesos al mes. Un solo dispositivo, según Pérez, solo necesita 10- 12 mps de descarga y la mitad de carga para tener una velocidad normal.

Ahora la gente se conecta a más videollamadas y sube más información a la web, y los planes estaban diseñados basados en otro comportamiento. Aquí algunas sugerencias para mejorar la experiencia de navegación, que están en sus manos.

¿LOS OPERADORES PUEDEN CAMBIAR?

Si el operador no le está brindado la velocidad del servicio de Internet que contrató, ¿qué puede ser? La Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) explica en su página web que, según el Decreto 464 de 2020, el operador debe informar con antelación si va hacer ajustes en su red; por lo que si se presenta el caso, el operador podría bajar la calidad de algunos contenidos para priorizar el tráfico de contenidos relacionados con servicios de salud, atención de emergencias, gobierno y educación. Si no le han notificado sobre cambios en su paquete, está en derecho de reclamar.

Y ENTONCES, ¿QUÉ HAGO?

Con eso en mente, siga los consejos de expertos en telecomunicaciones y de los operadores Claro, Tigo y Movistar:

Ubique el router en un lugar céntrico de la casa y a 1,5 metros de altura del suelo. Es recomendable no estarlo moviendo de lugar, si requiere una reubicación drástica, lo mejor es que lo haga con un técnico.

Los televisores inteligentes o los equipos de escritorio suelen estar en puntos fijos y lo mejor es conectarlos con un cable de red para no restarles capacidad a los que obligatoriamente necesitan señal inalámbrica como el celular o la tablet. Si el cable está muy viejo, pruebe cambiándolo, tal vez ahí está la razón de la lentitud. Si es un cable de red, la longitud no afecta significativamente la velocidad, asegura el profesor Manuel Pérez.

Si en su casa hay muchas barreras para las ondas electromagnéticas, puede comprar un repetidor o incluso pedir por Internet un router de una frecuencia de 5 Gigahertz (Ghz). El profesor Manuel Pérez explica que los operadores instalan routers de 2,4 Ghz y aunque los de 5 Ghz son más costosos (se consiguen desde 100.000 hasta 300.000 pesos) le van a dar una experiencia mucho más veloz porque, en esa frecuencia, no van a estar compitiendo con los otros routers de su edificio, por ejemplo. Recomendación: Invierta en uno que tenga más de dos antenas.

Conecte al WiFi únicamente los dispositivos que está utilizando. Si quiere comprobar que la velocidad que está recibiendo es la que contrató, conecte su computador al cable de red y haga un test de velocidad en páginas como www.fast.com. Asegúrese de apagar el WiFi de los otros dispositivos para que la velocidad se enfoque en uno.

Es probable que aún así, el medidor de velocidad le muestre menos de lo que le vendieron. Esto es porque, en la antigua cotidianidad, los operadores asumían que no todas las personas iban a estar conectadas al mismo tiempo, y la demanda durante la cuarentena superó su capacidad instalada. Samuel Hoyos, presidente de Asomóvil, organización que congrega a los principales operadores del país, asegura que durante este tiempo se ha ampliado la infraestructura, “nosotros estamos obligados a hacer mediciones de calidad para garantizar la prestación del servicio”.

Si después de verificar estos pasos sigue teniendo un mal servicio, puede gestionar su reclamo ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC). La Comisión de Regulación de Comunicaciones ha sido enfática en que la velocidad que arroje su test debe decir la velocidad que usted contrató.