Revista viernes


2021 un año en el que no cede la ciberdelincuencia

Aunque la ciberseguridad es un tema del que se habla todos los días, las cifras de ataques no paran de crecer.

REVISTA VIERNES

08 de julio de 2021 03:37 PM

Las cifras de ciberseguridad a junio del presente año son alarmantes. Se registraron más de 23.000 noticias criminales, un 30% más que el mismo periodo de 2020 que presentó 18.290 casos según la Fiscalía General de la Nación.

Las ciudades que han reportado mayor afectación son Bogotá con 8.355 casos, seguido por Medellín 1.664 y finalmente Cali con 1.569. Ante esta contingencia que está viviendo el mundo entero, las herramientas para prevenir ataques cibernéticos están a la mano de quienes las requieren.

El Tanque de Análisis y Creatividad de las TIC (TicTac) y su programa Seguridad Aplicada al Fortalecimiento empresarial (SAFE) lanzó su estudio “Evaluación, retos y amenazas a la ciberseguridad”, un documento que a través de 6 capítulos invita a las empresas a buscar recursos tecnológicos y humanos que les ayuden a proteger la información de la manera más conveniente.

Algunos de los temas que se abordan en el documento son: la nube, modelos para detectar brechas y posibles amenazas de ciberseguridad, tendencias de ciberataques y la importancia del trabajo mancomunado entre gobierno, empresas y ciudadanos.

Al respecto, Adriana Ceballos, directora de desarrollo de programas del TicTac, hizo referencia al documento afirmando que “estuvimos analizando el contexto que estamos viviendo y la ciberseguridad se configura como la piedra angular de la data. En este estudio, además de realizar una evaluación y evidenciar los retos y las amenazas a los que las empresas se enfrentan, realizamos algunas recomendaciones de cómo se podrían combatir los ataques cibernéticos”.

El estudio también presenta de forma detallada las modalidades de ciberataques más denunciadas, como es el caso de la violación de datos personales que se sitúa en el primer lugar, presentando un incremento del 108% con 6.649 denuncias instauradas frente a las 3.191 registradas en el 2020.

Frente a esto, el envío masivo de correos electrónicos mediante la modalidad de phishing, donde utilizan mensajes dirigidos a buzones email de usuarios personales o corporativos con enlaces infectados, continúa siendo la estrategia más utilizada para estafar o robar información.

La segunda modalidad más usada, con un incremento del 29%, es la suplantación de sitios web para capturar datos personales, que precisamente tiene una relación directa con la tendencia anterior, ya que esta modalidad opera bajo enlaces maliciosos para la difusión de códigos dañinos, que bien puede presentarse a través de phishing, smishing, o pharming y tuvo un aumento de 638 casos con 2.825 denunciados ante la Fiscalía General de la Nación frente a los 2.187 del 2020 en el mismo periodo.

La tercera y última modalidad con mayor incremento durante el 2021 es el acceso abusivo a sistema informático con una variación de 806 casos que corresponden al 26% de aumento frente a las cifras denunciadas durante el 2020 que alcanzaron 3.059 casos y las registradas durante el 2021 que ya señalan 3.865 denuncias instauradas.

Recomendaciones

1. Implemente una solución que le permita investigar rápidamente cualquier actividad sospechosa y altamente maliciosa. Esta es la mejor manera para enfrentar incidentes.

2. Evalúe y analice las necesidades que tiene su compañía para poder adoptar una herramienta tecnológica que sea óptima para el negocio. Recuerde que existen productos que no son iguales para todos.

3. Adopte las mejores prácticas de ciberseguridad. Incremente la forma de validar la identidad a través de múltiples factores de autenticación y construya directivas de cumplimiento. Esto ayudará a establecer políticas de seguridad mucho más seguras definiendo qué tipos de dispositivos se pueden conectar a la red y acceder a la información de su compañía.

4. Recuerde que no es sólo adoptar tecnología sino concientizar a los usuarios en materia de ciberseguridad, pues ellos, son quienes determinan el alcance de la tecnología y su capacidad de intervención en la vida cotidiana.