Revista viernes


5 cosas que no sabía sobre los quesos de Europa

Aunque en Colombia se tiene un buen producto, hay apertura a los quesos europeos que gozan de prestigio.

REVISTA VIERNES

26 de noviembre de 2021 12:00 AM

Actualmente, en promedio el consumo anual per cápita de queso en Colombia es de 1.6 kilos. Aunque las variedades frescas son las más apetecidas en el país, existe una fuerte tendencia donde se ha visto un importante crecimiento en el consumo de quesos maduros y semimaduros provenientes de Europa, específicamente de Francia. Entre ellos, destacan el Emmental, el Comté, el Camembert y el Brie, fabricados con todo el cuidado y paciencia entre las montañas y las llanuras francesas.

El queso es un producto que no puede faltar en la mesa de los colombianos, pues se consume a cualquier hora del día y suele ir bien con preparaciones tanto dulces como saladas. Por esta razón, la campaña Quesos de Europa: En Francia se habla el idioma del amor de la Unión Europea y Cniel, la asociación que reúne la industria láctea francesa, comparte cinco consejos y recomendaciones para que pueda conservar, servir y maridar de la mejor manera cada tipo de queso.

Cada queso es un deleite y de la combinación que se haga, dependerá el resultado en el paladar.

Lo primero que debe saber es que los sabores de las variedades europeas se fusionan a la perfección con la cocina local colombiana, realzando las diferentes características de estos productos. Incluso se convierten en un elemento perfecto para acompañar los huevos del desayuno, unas papas chorreadas al almuerzo, o una deliciosa aguapanela en la noche.

Para conservar y poder disfrutar de su queso favorito en cualquier momento es clave mantenerlo en la nevera a una temperatura de 4 °C, para así poder extender su consumo, este es el segundo dato que debe saber. Variedades suaves como el Brie y el Camembert podrán durar de una a dos semanas y el Saint Paulin, hasta 17 días. Por su parte, los quesos semicurados, como el Emmental y el Gruyère durarán aproximadamente tres semanas, con esta recomendación. Recuerde que antes de consumir es clave sacar el queso al menos media hora antes del refrigerador para que resalte nuevamente su sabor.

En tercer lugar, ¿sabía que el queso Comté, un clásico francés, alberga más de 83 sabores a degustar? Algunos de los más comunes son las notas ahumadas y dulces de la mantequilla derretida, las avellanas y el caramelo. Esta variedad viene de la región Franco-Condado y es ideal para una tabla de quesos combinado con frutas del pacífico como el borojó y el níspero. Ahora tendrá un excelente dato coctelero para que descreste a sus amigos en las reuniones.

Cuarto, para porcionar y servir los quesos de forma correcta, cada pedazo debe tener corteza y pasta (el interior del queso). Esto con el objetivo de que en cada bocado se pueda disfrutar de diferentes sabores y texturas. Por ejemplo, el queso Camembert, considerado una de las joyas de la corona de la gastronomía francesa, proviene de la región de Normandía, su corteza es blanca gracias a la acción de un hongo conocido como penicillium candidum y es de sabor intenso (setas y tierra húmeda). Este queso debe ser cortado en rebanadas triangulares del tamaño de un bocado. Se puede servir fresco acompañado de un shot de aguardiente y praline o se puede meter al horno por unos minutos para obtener una mayor cremosidad.

Finalmente para consumir variedades con sabores ligeros y versátiles como el brie francés de la región de Seine-et-Marne (antes conocida como Brie), es clave buscar sabores que contrastan como por ejemplo las frutas ácidas. Este queso es muy especial, ya que su corteza es comestible y conforme madura obtendrá una textura más quebradiza que añadirá sabores a cada bocado. Sugerimos degustarlo con una rebanada de pan, mermelada de mora o un durazno rostizado. Si desea también puede utilizar esta variedad para acompañar una deliciosa mazamorra ya que le agrega la textura y cremosidad perfecta.

La cultura quesera no deja de crecer en el país gracias a la gran acogida que han tenido las distintas variedades de quesos de Europa que han llegado para complementar la oferta nacional. Hoy, al alcance de los colombianos está un sinfín de sabores y texturas que pueden incorporarse elocuentemente en diversas preparaciones locales. El cuidado de cada variedad, sin embargo, supone un conocimiento que con el tiempo el consumidor colombiano irá asimilando y practicando para, así, sacar el mejor provecho de cada queso.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS