Revista viernes


7 datos sobre ciberseguridad que deben saber las personas mayores

Explicarles a los miembros mayores de la familia sobre la ciberseguridad, es tan importante como hablar sobre su salud, ya que estas personas son frecuentemente objeto de estafas de phishing y ataques cibernéticos.

REVISTA VIERNES

28 de enero de 2022 12:00 AM

En los últimos años, hubo un notable aumento en el número de personas mayores con acceso a Internet: el porcentaje de personas mayores de 60 años que navegan por la red mundial creció del 68% en 2018 al 97% en 2021.

Para el caso de países como Colombia el año pasado el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), reveló que el 40,9 % de las personas de 60 años y más utilizan el computador para acceder a Internet. En los países que hacen parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico – OCDE -, el 49.8 %, de las personas entre 65 y 74 años, tenían acceso a internet y hacían uso de este, a diferencia de población entre los 16 y 24 años, donde el 95,9 % hacía uso de estas tecnologías.

Enseñarles a verificar si el sitio que los contacta es real, es uno de los pasos fundamentales para evitar fraudes.

Ante este panorama hoy en día es un adecuado momento para ayudar a los adultos mayores a protegerse en línea. Incluso si estas personas usan dispositivos altamente seguros y tienen un software antivirus instalado. La ciberseguridad para las personas mayores puede parecer abrumadora, pero la mayoría de los ataques se pueden prevenir con unos pocos pasos simples y con educación.

A continuación, DigiCert da a conocer a los usuarios siete pasos sencillos y esenciales, para ayudar a configurar la ciberseguridad para los adultos mayores:

1. Ayudar a elegir contraseñas seguras

Es primordial recordarle a las personas mayores que deben bloquear sus dispositivos y cuentas de correo electrónico, como si cerrarán la puerta de la casa. Al igual que los diferentes bloqueos, algunas contraseñas son más efectivas que otras ya que si los dispositivos se pierden o son robados, las contraseñas seguras garantizan que no se pueda acceder a ellos.

También se puede recomendar un administrador de contraseñas, dependiendo de cuántas contraseñas deban administrar los miembros mayores de la familia. Los administradores de contraseñas simplifican lo que deben recordar; en lugar de una contraseña diferente para todo, solo se necesita una contraseña segura para iniciar sesión y el administrador puede generar contraseñas seguras para todo lo demás. Los administradores de contraseñas se pueden usar en varios dispositivos y las contraseñas también se pueden compartir con otros, para que se puedan ver las contraseñas de los padres en su propia cuenta.

2. Enseñar a proteger las contraseñas

Es importante enseñar a las personas mayores a no dejar las contraseñas escritas alrededor de su computadora. Si bien muchas personas mayores quieren escribir sus contraseñas para ayudar a su memoria, también puede ayudar a un atacante a iniciar sesión. Si insisten en escribir sus contraseñas, al menos alentarlos a no escribir una nota adhesiva adjunta a su escritorio o en lugar visible. Deben escribir las contraseñas en un lugar seguro que puedan recordar.

3. Evitar el phishing

Las personas mayores son especialmente propensas a estafas en correos electrónicos, llamadas telefónicas y cuentas de redes sociales. Es por ello que es importante enseñarles a no hacer clic en los enlaces ni descargar nada si existe alguna duda sobre su legitimidad. En su lugar, aliéntelos a que vayan directamente a la página web o a la cuenta y se comuniquen directamente con el servicio de atención al cliente.

Otra manera fácil de detectar el phishing es con errores tipográficos o gramática incorrecta. Si Amazon se escribe “amzon.com” en el correo electrónico, es una señal de que se trata de un intento de phishing. Además, si un correo electrónico tiene un sentido de urgencia, pide dinero o informa un problema con una cuenta bancaria o impuestos. Si hay algo que recordar sobre el phishing, es que si tienen alguna duda sobre un mensaje, deben eliminarlo o comunicarse directamente con la empresa.

4. Instalar un buen programa antivirus

El malware, o cualquier programa que pueda dañar la computadora, es una de las amenazas de ciberseguridad más comunes para las personas mayores. El malware a menudo puede infectar el dispositivo sin que el usuario lo sepa y, en consecuencia, van desde amenazas graves hasta molestias menores. Un buen programa antivirus puede bloquear cualquier tipo de malware en tiempo real. Algunos programas antivirus también pueden incluir administradores de contraseñas, herramientas antiphishing, VPN y más.

5. Verificar la legitimidad de los sitios web

Al comprar en línea o navegar por las redes sociales, las personas mayores pueden ser especialmente vulnerables a sitios falsos o cuentas falsas. Antes de compartir cualquier información o comprar en un sitio web, las personas mayores deben verificar los indicadores de confianza. Estos pueden incluir:

● Buscar errores ortográficos en la página web

● “Mirar más allá del candado” para la identidad del sitio web

● Protocolo https habilitado

● Sellos del sitio como el sello del sitio de Norton o DigiCert

● Una declaración de privacidad

● Información de contacto de la empresa

Si hay algunas dudas, es recomendable no comprar en esos sitios web, ni ingresar los datos personales. Por ejemplo, si las ofertas son demasiado buenas para ser verdad, probablemente no sean reales.

6. Configurar las actualizaciones para que se instalen automáticamente

Las actualizaciones de software ayudan a proteger contra las vulnerabilidades actuales. Los desarrolladores a menudo envían actualizaciones para protegerse contra las debilidades conocidas, por lo que es aconsejable instalarlas de inmediato antes de que un atacante pueda aprovecharlas. Se pueden configurar las computadoras y los dispositivos para que instalen automáticamente las actualizaciones de software, que es la forma más fácil de mantener los programas actualizados. Además, las actualizaciones de anuncios emergentes o correos electrónicos en realidad podrían ser malware. Por lo tanto, configurar las actualizaciones para que se instalen automáticamente significará que no necesitan hacer clic en ninguna solicitud de actualización que pueda contener malware.

7. Recordar cerrar la sesión

Simplemente cerrar sesión en cuentas y dispositivos puede ayudar a proteger la seguridad de las personas mayores. Recordarles que nunca deben permanecer conectados a la cuenta en computadoras públicas, como las de la biblioteca. Incluso en casa, es posible que deseen cerrar la sesión. Aquí es donde tener un administrador de contraseñas les facilitará iniciar sesión cada vez que lo necesiten.

  NOTICIAS RECOMENDADAS