Revista viernes


8 mitos y tabúes sobre la copa menstrual

Según datos de Unicef, en el mundo cerca de 800 millones de niñas, mujeres y personas trans menstrúan. Además, el 26 % de la población global femenina está en edad reproductiva.

REVISTA VIERNES

11 de febrero de 2021 10:40 AM

Sin lugar a dudas, hablar de la copa menstrual es referirse a una de las alternativas de autocuidado que más prometen crecer entre las nuevas generaciones de mujeres, debido a su economía, su componente higiénico y sobre todo, su contribución al cuidado del medio ambiente.

Y es que según expertos en la materia, la copa menstrual es un producto reutilizable que puede tener una vida útil de hasta 10 años y que disminuye la generación de desechos plásticos provenientes del mercado de higiene femenina, que en Colombia, según datos de la Andi, representa el 28,6 % de la industria de cosméticos, aseo y absorbentes.

Sin embargo, si bien este producto resulta ser una innovadora y nueva apuesta menstrual para las mujeres, también se ha convertido en blanco de mitos y tabúes, que han llevado a muchas a desconfiar de la copa menstrual a la hora de usarla. Pero, ¿cuáles son esas falsas ideas de las que hoy algunas hablan y que son frecuentes entre jóvenes y señoras en Colombia? La experta en el tema, María Paula Vélez, responde:

La copa menstrual ensancha el canal vaginal: Falso. Este producto no produce ensanchamientos ni cambios en la anatomía del aparato reproductor femenino. La vagina tiene la capacidad de expandirse y volver a su estado natural, según su necesidad.

Genera dolor e incomodidad: No. La copa menstrual está hecha de silicona médica y se adapta al cuerpo, lo que la hace una alternativa fácil de usar y que le permite a las mujeres desde hacer ejercicio hasta nadar en una piscina con tranquilidad.

Se pierde en el interior: Falso. El canal vaginal tiene un tope llamado cérvix, el cual impide que la copa menstrual se pierda o salga de la vagina.

Es peligroso y dañino para el cuerpo: No. Por ejemplo, el material de la copa menstrual es silicona de grado 100% médico, un material totalmente compatible con el cuerpo.

Es difícil de insertar y extraer: Falso. Si al principio la mujer no está familiarizada con el producto, le puede parecer complejo. No obstante, todo es cuestión de práctica y paciencia.

Se filtra la sangre hacia el exterior: No. Según la experta, las copas menstruales son diseñadas en diferentes tallas, dependiendo de la edad, altura del cérvix, número de partos y cantidad de flujo. Esto le permite a las mujeres tener una opción de acuerdo a sus características, para asegurar la adaptación a las paredes vaginales y evitar las fugas.

No se puede usar si tiene un dispositivo intrauterino: Falso. Este tipo de anticonceptivo se ubica dentro del útero, mientras que la copa menstrual se sitúa en la entrada de la vagina. Por lo tanto, no hay impedimento para usarla. Sin embargo, se recomienda la aprobación por parte del especialista.

Se debe retirar a la hora de orinar: Mentira. El conducto vaginal de la mujer es independiente de la uretra, zona por la que una mujer orina. Por ello, es falso que una chica deba retirar la copa menstrual a la hora de orinar.

“Por años, la menstruación ha sido un tema del que muy pocos hablan en el mundo, debido a patrones culturales o estigmas que se han generado alrededor de este proceso natural. Por eso, desde las empresas de copas menstruales, creemos que ya es hora de derribar estos tabúes a través de alternativas e iniciativas que aporten al autoconocimiento de la mujer de su cuerpo y a la conexión de jóvenes con su salud menstrual”, añade Vélez.

  NOTICIAS RECOMENDADAS