Cáncer oral, otra relación con el VPH

04 de diciembre de 2019 05:21 PM
Cáncer oral, otra relación con el VPH
El Virus del Papiloma Humano está directamente relacionado con el cáncer oral./ FOTO RF123

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

“De la lengua hacia atrás, biológicamente hay buena respuesta a los tratamientos del cáncer oral, todo cambia cuando se dirige hacia afuera, pues los tumores originados allí son muy agresivos, cuyo único tratamiento es la cirugía”, indica el médico oncólogo cirujano de cabeza y cuello Alfredo Einstein Viana.

Esta conclusión la deja saber al indicar que los cánceres ubicados entre el tercio posterior y la base de la lengua, corresponden junto con las amígdalas y el paladar, a una zona que se llama orofaringe, con un comportamiento distinto, son de manejo y están relacionados con la infección por el Virus del Papiloma Humano.

El cáncer de cabeza y cuello corresponde a la sexta causa de muerte por cáncer, con sobrevida modesta en general, no sobrepasa el 35% los cinco años. Es de aclarar que el de orofaringe se ha disparado en los últimos tiempos, por esa nefasta relación con el VPH, indica el doctor Viana.

Este virus hace que biológicamente sea otro tipo de enfermedad con una respuesta a la quimioterapia y radioterapia, bastante buena, lo que significa que entra en el grupo de los curables si se tratan a tiempo. La última estadificación internacional lo clasifica como otro tumor, entonces al médico oncólogo le corresponde, si tiene diagnóstico histiológico confirmado, determinar si el paciente tiene presencia de la proteína que expresa el virus, porque eso cambia el tratamiento.

El doctor Viana advierte, que si trata un paciente con este tipo de cáncer y al tomar la biopsia determina que la proteína P16 es positiva, de inmediato entiende que no hay lugar a cirugía, sino a tratamiento preservador, dejando el manejo quirúrgico en caso de rescate con intensión curativa aún.

La mayoría de los tumores por cáncer de cavidad oral, al tener una biología totalmente diferente, relacionada con el tabaco, el alcohol, no responden generalmente a tratamiento y allí la cirugía con intensión curativa.

Población en riesgo y la detección

El cáncer de cavidad oral se venía presentando hasta hace algún tiempo entre la quinta y sexta década de la vida, por su relación tabaco-alcohol, sin embargo, la asociación con el VPH lo ha llevado a bajar en materia de edad y ahora se encuentran casos de pacientes muy jóvenes, indica el doctor Viana.

Paradójicamente y pese a lo tardío de su diagnóstico, teniendo en cuenta que hay sobrevidas mejores que con el cáncer de mama y cuello uterino, para los cuales existen campañas, el cáncer de cavidad oral es visible; sólo con abrir la boca del paciente se conoce el diagnóstico, pero llega tarde por no tener atención en el tiempo indicado.

El paciente con este tipo de lesiones generalmente se margina, no acude temprano al médico y llega en estadios avanzados cuando ya el tratamiento es paliativo y la opción curativa baja a una cifra muy ínfima, advierte el doctor.

De otra parte, muchas veces se subestima el diagnóstico, los odontólogos, que suelen ser los primeros en encontrar las lesiones, creen que es una simple úlcera, y el paciente por su parte se muestra inseguro y trata de esconder el problema, lo que favorece su crecimiento.

“Sacándole la lengua al cáncer”, se pueden prevenir muchos casos. Una lesión que pase de las dos semanas, requiere una biopsia, pues el comportamiento de las enfermedades malignas ha cambiado mucho.

En cada una de las zonas de la cavidad oral, el cáncer tiene un comportamiento diferente. Hay piso de boca, lengua, fosa y un lugar poco frecuente que representa el 10%, que se llama el trígono retromolar, ubicado entre los últimos molares y la unión entre la base de la lengua y el paladar, donde se articulan los maxilares, este tumor es muy agresivo,

porque hace metástasis temprano, erosiona el hueso y usa de subterráneo la mandíbula.

Casi todos los pacientes en estos casos, deben someterse a una cirugía mutilante, sin embargo gracias a los avances de la microcirugía, desde hace unos 20 años, se cuenta con un arsenal de colgajos libres para reconstruir todas esas estructuras amputadas. Así las cosas, se usa el antebrazo radial, o colgajo chino para reparar la lengua; con el anterolateral de muslo también se suma a esta recuperación y al infiltrar la mandíbula, está el colgajo peroné.

La ciencia ha avanzado de tal forma que permite llevar la estructura del hueso faltante, en volumen y calidad, admitiendo que se haga la rehabilitación odontoprotética inmediata, es decir, se ponen los implantes en el mismo acto quirúrgico.

Este padecimiento se presenta con más frecuencia en hombres, pues desde el punto de vista inmunológico la mujer se defiende mejor; también hay otra explicación que tiene que ver con la alta carga viral que recibe el hombre al practicar el sexo oral a su pareja, la cual es mayor.

Luego de una cirugía por este tipo de padecimiento, las secuelas son dramáticas. Si la amputación es subtotal, es decir un poco más de la mitad de la lengua, quedan problemas en la fonación, lo importante es que quede un remanente sano, obviamente con una cirugía oncológica segura, para que esa porción de lengua, pueda movilizar el colgajo que no tiene inervación, indica el doctor Viana.

Los tratamientos son extensos, pues los tumores voluminosos tienen infiltración en la mucosa y características que indican que se van a requerir tratamientos complementarios, como la quimioterapia y la radioterapia.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Revista viernes

DE INTERÉS