Revista viernes


Depilación progresiva, otro aporte a la belleza

La tecnología ha desarrollado procedimientos que se suman a los tratamientos de belleza, como lo es la depilación progresiva.

HEIDI LLANES

02 de diciembre de 2021 09:36 PM

Los avances en procedimientos estéticos están de la mano con la tecnología, haciendo que rutinas tediosas como la depilación, se conviertan en cosa del pasado, sumándole además un buen aspecto a la piel.

Uno de esos procedimientos que sigue ganando adeptos es la depilación progresiva, que utilizando la tecnología de punta AFT (Tecnología de alta fluorescencia) puede manejar varios prototipos de piel de manera segura.

Con pocas contraindicaciones, este procedimiento arroja buenos resultados, al tiempo que aclara la piel tratada.

El procedimiento que manejado por un profesional resulta inocuo y efectivo, siempre va a depender para su resultado de color de piel del paciente, condiciones hormonales, y ante todo, del cumplimiento de las sesiones, que es muy importante para garantizar los tiempos que requiere.

Un alivio en todo el cuerpo

Al tratarse de un proceso con altos estándares de calidad y seguridad, puede ser usado en casi todas las áreas del cuerpo que se quieran desproveer de vello, excepto la nariz y las orejas, por su complejidad, la barba en hombres no es aconsejable tratarla, explica Susana Trujillo, gerente de Body Brite.

Las ventajas son numerosas, empezando porque la depilación AFT es indolora, además se debe seguir un protocolo exhaustivo en cuanto al uso de medicamentos que pueden ser fotosensibles, con un acompañamiento permanente durante todo el tratamiento.

Una vez se toma la decisión de tratar una o varias áreas con este tipo de depilación, el paciente pasa por un diagnóstico que definirá si es apto o no para el proceso que se inicia con cinco sesiones cada treinta días, de acuerdo a los resultados alcanzados en ese tiempo, se van programando cada cinco días.

El crecimiento del vello mientras se adelanta el tratamiento se puede contrarrestar con el método de cuchilla, explica la experta, sin embargo, para asistir a la siguiente sesión, se requiere que hayan pasado al menos dos días desde la última rasurada. Entre la cuarta y quinta sesión, se recomienda evitar la afeitada, para analizar los avances logrados y determinar el protocolo a seguir en las siguientes sesiones.

La depilación con tecnología AFT tiene un beneficio inmediato, tiende a aclarar las zonas tratadas en el 90% de los casos, por lo que axilas y bikini, se favorecen, al ser áreas que por el roce de la ropa oscurecen con respecto al resto de la piel.

Con un promedio de diez sesiones se puede lograr el resultado deseado, es decir, desaparecer el vello de la zona tratada, aunque en algunas personas, por su condición genética, es menos y sólo requieren el retoque que puede ser semestral o anual.

Ningún tratamiento de depilación permanente se ofrece con la garantía de eliminar el vello completamente, porque durante el mismo, sólo el 85% de los vellos, están en fase activa de crecimiento, el otro 15%, es inactivo, por tanto no se puede tratar.

En el caso de las mujeres, se recomienda aplicar la tecnología AFT dos años después de la primera menstruación, medida que garantiza seguridad. A partir de allí no hay límite de edad, indica Susana Trujillo.

Contraindicaciones

Se trata de un procedimiento seguro que se ampara en la calidad de su tecnología, sin embargo, dentro de las contraindicaciones está el sol, al cual no se puede exponer la piel tratada cinco días antes y cinco después de una sesión, fuentes de calor y también ciertos medicamentos, por lo que se valoran antes de empezar.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS