Revista viernes


Guía práctica para el cuidado óptimo de sus electrodomésticos

Recibir el año con la casa perfecta también es parte de las tradiciones, por esto, expertos cuentan cuáles son las medidas para prevenir daño en electrodomésticos.

REVISTA VIERNES

29 de diciembre de 2023 12:00 AM

Según el último informe Sectorial sobre electrodomésticos, las lavadoras, estufas y refrigeradores constituyen aproximadamente el 50% de la canasta de electrodomésticos en el país. En este contexto, el cuidado adecuado de estos dispositivos no solo contribuye a mantener su eficiencia, sino que también representa un ahorro significativo a largo plazo.

Por esta razón, la limpieza se revela como un elemento fundamental para preservar la calidad de su funcionamiento y los expertos subrayan la importancia de llevar a cabo rutinas regulares de mantenimiento para garantizar el rendimiento óptimo de estos electrodomésticos clave en la vida cotidiana.

Estas prácticas simples no solo optimizan el funcionamiento de los dispositivos, sino que también contribuyen a evitar problemas y garantizan un hogar más cómodo y seguro.

“Con prevención y cuidado adecuado, los usuarios pueden maximizar la durabilidad de sus electrodomésticos, asegurando un funcionamiento confiable y prolongado, sacando el máximo provecho de las funciones y características que las tecnologías de este tipo de dispositivos tienen hoy en día”, como la afirma Fabián Gallego, LG Electronics.

Cuidado preventivo de la nevera

Cuando se trata de electrodomésticos esenciales en el hogar, la nevera destaca como un componente clave de las rutinas diarias. Para esto, mantener la nevera limpia y organizada no solo contribuye a preservar la frescura de los alimentos, sino que también evita el desgaste prematuro de los componentes internos, la deformación de los cauchos y ayuda a reducir el consumo energético. (Lea aquí: Cinco claves para ser creativo y responder al mundo cambiante)

“Para realizar una limpieza adecuada, se recomienda limpiar de manera regular las bandejas, estantes y sellos de la puerta evitando la acumulación de suciedad y garantizando un sellado eficiente. Además, es necesario evitar la sobrecarga de la nevera y permitir una circulación de aire adecuada, esto contribuye a mantener su eficacia y longevidad. De esta manera, adoptando medidas preventivas sencillas, los propietarios pueden asegurarse de que su nevera funcione de manera óptima”, señaló el experto.

La lavadora también necesita cuidados

A pesar de ser un dispositivo diseñado para la limpieza, las lavadoras suelen ensuciarse constantemente y la limpieza de esta y su mantenimiento preventivo, garantiza el cuidado de las prendas y el óptimo funcionamiento durante el lavado. El aseo regular de la lavadora es fundamental por varias razones, pues ayuda a prevenir la acumulación de residuos, moho y bacterias en lugares de difícil acceso, como las gomas y los compartimentos internos. Además, la limpieza contribuye a prevenir obstrucciones en los conductos y las bombas, así como a mantener la ropa libre de malos olores.

Para mantener la lavadora en óptimas condiciones, es importante seguir algunos consejos prácticos. En primer lugar, se debe evitar sobrecargar la lavadora, ya que esto puede afectar negativamente su rendimiento y durabilidad a lo largo del tiempo. Se recomienda limpiar periódicamente tanto el filtro como el dispensador de detergente para prevenir obstrucciones y olores desagradables. Asimismo, es necesario utilizar la cantidad adecuada de detergente según las indicaciones del fabricante también es esencial para evitar residuos y acumulación de espuma. Además, verificar y limpiar regularmente la goma de la puerta ayuda a prevenir la formación de moho.

Limpiar la estufa y el horno nunca había sido tan fácil

La limpieza regular de la estufa es esencial ya que ayuda a mantener un entorno de cocina higiénico al prevenir la acumulación de residuos de alimentos y grasa. Además, la grasa acumulada no solo puede generar malos olores, sino que también representa un riesgo de incendio si no se controla. Una estufa limpia contribuye a un funcionamiento eficiente, ya que los quemadores y las superficies limpias transmiten el calor de manera más efectiva. Mantener la estufa libre de residuos también evita la contaminación cruzada de sabores entre diferentes comidas.

Para mantener la estufa en óptimas condiciones, es importante que la estufa esté apagada y completamente fría, con el suministro de gas o energía eléctrica desconectado. Si es posible, se deben retirar las parrillas, quemadores y tapas para facilitar la limpieza. Se aconseja utilizar un paño suave y húmedo con una solución de agua y detergente suave para limpiar las superficies exteriores, evitando productos abrasivos que puedan dañar la superficie. Para limpiar las partes desmontables, sumergirlas en una solución de agua caliente y detergente o en una mezcla de vinagre y bicarbonato de sodio puede ser efectivo. Es fundamental seguir las instrucciones del fabricante, especialmente al limpiar el horno, utilizando productos específicos si es necesario. Al finalizar, se debe asegurar que todas las piezas estén completamente secas antes de volver a ensamblar la estufa, garantizando así un mantenimiento efectivo y prolongando su vida útil.

En resumen, la limpieza y el mantenimiento regular de los electrodomésticos son fundamentales para asegurar su rendimiento eficiente, prolongar su vida útil y mantener un entorno doméstico seguro y saludable.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS