“Las mujeres somos guerreras por naturaleza”: Flavia Dos Santos

24 de octubre de 2019 05:14 PM
“Las mujeres somos guerreras por naturaleza”: Flavia Dos Santos
Flavia Dos Santos y las “Guerreras Rosa Brahma” presentan, Vivir es un Arte #EsTiempoDeTocArte por la prevención del cáncer de mama. //FOTOS PACHO CARDOZO @cardozoph

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

“Los hombres no están hechos para la enfermedad”. Esa conclusión no es producto de una feminista, ni de alguien que decida expresarla por un simple capricho sintiéndose muy fuerte; la expresión es de la psicóloga y sexóloga brasileña Flavia Dos Santos, quien pudo advertir el ‘susto’ que en ellos se produce una vez hay complicaciones de salud.

Mientras atravesaba el umbral del tratamiento para su cáncer de mama, con sus compañeras de clínica o radioterapia, conoció de primera mano que muchas debían hacer ese tránsito solas, porque sus parejas sencillamente no pudieron manejar el proceso.

Flavia Dos Santos había escuchado hablar de ese abandono, pero allí pudo ver la realidad de frente, por lo que a partir de entonces decidió llamar la atención de muchos hombres, pues si bien la mujer está afrontando una enfermedad, no significa que su esencia se ha perdido.

Y lo anterior lo explica de una manera más cruda al decir, “tengo cáncer, no soy el cáncer”, por tanto el trato no se merece compasión, pues nadie cambia ante esa situación, su esencia y personalidad siguen siendo las mismas.

Con el objetivo de concientizar a la sociedad y en particular a las mujeres sobre la importancia de prevenir y detectar a tiempo esta enfermedad, Brahma y sus Guerreras Rosa presentan su iniciativa para combatir el cáncer de mama bajo el lema #EsTiempoDeTocarte, y Flavia Dos Santos es vocera y una de las activistas más importantes de esta lucha, porque está comprobado que el 90% de estos casos pueden curarse si se detecta a tiempo.

Un camino confuso

El diagnóstico no es fácil advierte la psicóloga. “Hay un momento de miedo, también de rabia, la negación, tristeza, algo normal en todos los seres humanos al pasar por emociones encontradas, hasta que todo se estabiliza y se acepta sin victimizarnos, toda vez que el gran miedo en el cáncer es cuando la persona se victimiza, lo importante allí es actuar. El problema de la victimización es que paraliza y por tanto no permite seguir adelante”, aclara Flavia.

Siendo un camino sin precedentes para quien empieza a recorrerlo, muchas situaciones le acompañan y que son comunes en casi todos los pacientes, el cambio está en las actitudes que se van generando, en la compañía y obviamente en el estado de la enfermedad al momento del diagnóstico.

Ante esto Flavia hizo unas observaciones de situaciones puntuales que se van dando en el transcurso del proceso y que sin ser exclusivas del cáncer de mama, tienen su conocimiento pleno al haberlo padecido.

Primera reacción: La negación, no puedes creer, “hay un error”, es tal vez lo primero que se piensa, después viene la angustia y la rabia, son etapas naturales del ser humano, aquí también llega la victimización; “porqué yo”, “qué hice para merecer esto”. Seguidamente vienen la tristeza, la depresión y finalmente la aceptación.

Aceptación: Este aspecto llega una vez la persona empieza a tener contacto con otras en su misma condición y logra el apoyo esperado. Flavia Dos Santos hace un llamado de atención en este paso y es no acudir a internet, suele ser peligroso, pues nadie mejor que el médico para guiar el tratamiento.

Red de apoyo: La familia es fundamental, su misión es no invalidar al paciente en el afán de disminuir su angustia, el cáncer es una enfermedad de mucha atención. Escuchar sin interrumpir, ya tiene un buen efecto de desahogo y es la mejor muestra de amor.

Amigos, compañeros de trabajo, son fundamentales, aunque cada paciente sabe qué es lo mejor para sobrellevar la enfermedad. Hay mujeres que necesitan estar solas, otras deben descansar más, mientras que para algunas es importante distraerse, eso va en la estructura de la personalidad.

El temor: El miedo es grande y por tanto se debe hablar del mismo con personas que no invaliden. Es real, pero también es una incógnita, hay cambios y el temor es un mecanismo de defensa del ser humano, por tanto hay un derecho a tener todas las emociones a flor de piel, algo que no es exclusivo del cáncer de mama, pues aplica para cualquier enfermedad.

La compasión: Es normal en algún momento y no debe generar sentimiento de culpa, lo importante es dar tiempo al tiempo y con apoyo se logra combatir esos periodos.

La vanidad: Es una manifestación inherente en la mujer y aunque ésta no sea totalmente apegada a su imagen, a nadie le cae bien tener un cambio en su estructura, tenemos un esquema corporal y sus cambios son inevitables en el proceso, por eso es importante estar apoyada en un buen terapeuta, porque se debe hablar del tema sin sentir culpa.

La pareja: Muchos huyen y los que no lo hacen, que son personas realmente fuertes y capaces de demostrar amor sin miedo, con sólo el hecho de estar allí, hacen un aporte valioso en la recuperación.

La muerte: Todos pensamos en la muerte, siempre tenemos una espada en la cabeza y se piensa que no se va a poder superar. En este caso, el diagnóstico temprano es el mejor pronóstico, por eso es importante cada campaña para enseñar a encontrar las diferencias.

Sentimientos encontrados: Rabia, tristeza, hay afán por hacer muchas cosas, angustia, hay de todo un poco, también amor.

El futuro: Pensar en que se va a estar bien, es mirar el futuro a través de la enfermedad. Esto incluye el cumplimiento del tratamiento, las recomendaciones médicas y el cuidado, lo cual lleva a tener una sensación más positiva del futuro.

Flavia Dos Santos, además de ser esa psicóloga mediática, que habla sin tapujos de sexo, hace recomendaciones y se deja ver como una mujer práctica, con el cáncer vio que tenía un límite, por eso recomienda que cada persona se permita sus tiempos, pues la mente trabaja en tiempos distintos, y algo muy importante para las mujeres que están pasando por este proceso, que no se afanen ni se culpen, porque la culpa jamás hace bien.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Revista viernes

DE INTERÉS