Autos


El reto de la movilidad eléctrica e híbrida en Colombia

El Centro de Experimentación y Seguridad Vial realizó un foro de conocimiento en el que se abordó el uso, mantenimiento y posventa de vehículos eléctricos o híbridos.

EL UNIVERSAL

15 de julio de 2019 05:46 PM

El Centro de Experimentación y Seguridad Vial Colombia (Cesvi) realizó un foro de conocimiento sobre el uso, mantenimiento y posventa de vehículos eléctricos e híbridos en el país.

Al evento fueron convocados BYD, Hyundai, Jac, Kia, Nissan, Mercedes-Benz, Mitsubishi, Renault y Volvo, que realizaron una muestra de automóviles y camionetas que usan energías alternativas.

“La dinámica del mercado automotor colombiano indica que luego de cinco años del inicio de la comercialización al público de los primeros vehículos eléctricos e híbridos, algunos de esos primeros clientes están considerando cambiarlos por nuevas opciones o simplemente por actualizar el equipo y por eso los sectores automotor, asegurador y reparador, además del usuario final, necesitan actualizar sus conocimientos en estas tecnologías para acertar en sus decisiones de mantenimiento y consumo”, dice John Suárez, gerente de Cesvi Colombia.

En el evento participó el ingeniero Tilso Castro, especialista en movilidad alternativa, quien ofreció una charla sobre el mantenimiento posventa y los retos para marcas, talleres, técnicos y usuarios de este tipo de autos.

Castro habló de los aspectos técnicos de ambas tecnologías. Hizo énfasis en la importancia de la “toma de conciencia de técnicos y usuarios para que se abstengan de intervenir los componentes eléctricos de este tipo de vehículos sin el equipamiento y las precauciones propias del riesgo de electrocución.”

Sobre la opción de comprar un vehículo usado con estas tecnologías dijo: “si bien las baterías tienen una vida útil de 8 a 10 años, su estado de operatividad depende del cuidado que el primer propietario haya tenido en los ciclos de carga y descarga, pero esto solamente se sabe a través de equipos de diagnóstico especializados”.

Sobre los retos para los talleres sostuvo que existe la necesidad de conocer y estudiar estas tecnologías, pues si bien hay protocolos comunes de seguridad industrial para el mantenimiento de equipos eléctricos de alto voltaje, cada marca de autos tiene particularidades.

Por su parte, equipos de asistencia y propietarios que se enfrenten a situaciones de anegación, incineración o extricación pueden tener la certeza de que las baterías vienen empaquetadas en contenedores metálicos que las protegen de golpes y del efecto de la intemperie, además de que todos estos vehículos vienen equipados con sensores de temperatura, humedad y desaceleración que, en caso de incendio, anegación o choque violento, cortan el flujo eléctrico y aíslan las baterías para proteger a los ocupantes.

  NOTICIAS RECOMENDADAS