comscore

Publicidad

Cartagena

Constructora de Aquarela denuncia a inspectora por demolición; Dumek responde

Promotora Calle 27 denunció a la inspectora de Policía que tomó posesión del predio del edificio. La inspectora y el Distrito reaccionan.

Constructora de Aquarela denuncia a inspectora por demolición; Dumek responde
Compartir en

En lo corrido del 2024 han ocurrido tres momentos claves en torno al edificio Aquarela, que se construyó hace más de seis años a escasos 200 metros del Castillo San Felipe y puso en riesgo la declaratoria de Patrimonio Inmaterial y Cultural de la Humanidad de Cartagena, por parte de la Unesco.

El primero de ellos fue el pasado 28 de febrero, cuando arrancó en firme la recuperación del espacio público con la toma de posesión de la propiedad por parte de Marina Villamil, inspectora de Policía No. 2, junto a la Policía Nacional y delegados del Distrito. Lea aquí: Tras toma de posesión del predio, se inicia el desmonte de Aquarela

El segundo hito fue el pasado 22 de marzo, cuando arrancaron las obras de demolición del edificio Aquarela, tras unas semanas de estudios preliminares hechos por Atila, empresa que se encarga del desmonte de la polémica torre construida hace más de seis años a escasos 200 metros del Castillo San Felipe, lo que puso en riesgo la declaratoria de Patrimonio Inmaterial y Cultural de la Humanidad de Cartagena, por parte de la Unesco. Le puede interesar: Video: Arrancó demolición del edificio Aquarela

Y, por último, el tercer momento neurálgico fue el pasado 2 de abril cuando Control Urbano de la Alcaldía de Cartagena tomó posesión de las oficinas en Medellín de Promotora Calle 47, constructora de Aquarela, para embargar sus bienes y salvaguardar los derechos de los compradores, a la vivienda digna, el orden público y económico, quienes hoy se declaran damnificados por el proyecto inmobiliario fallido. Atención: Distrito toma posesión de oficina de la constructora de Aquarela

El más reciente hecho que involucra a Aquarela fue conocido este viernes por El Universal y se trata de la denuncia por prevaricato por acción interpuesta por Promotora Calle 47 en contra de la inspectora Marina Villamil.

La denuncia fue radicada el pasado 19 de marzo en la Fiscalía General de la Nación, seccional Cartagena, por el abogado de la constructora César González Garavito.

En la misma, el jurista hizo un recuento jurídico de las decisiones administrativas y judiciales que derivaron en la tipificación de Aquarela como un proyecto irregular, por lo que hoy se demuele.

González aseveró en su denuncia que la medida correctiva debía consistir únicamente en una multa y en la restitución de 619,52 metros cuadrados de espacio público, y que, además, la orden policiva había prescrito en octubre de 2023, por lo que, según su concepto, la toma de posesión del 28 de febrero y el desmonte del edificio fue supuestamente irregular.

Por eso señaló a Villamil de incurrir en prevaricato por acción “por haberse extralimitado de sus funciones, ordenando la demolición, profiriendo un dictamen contrario a la Ley”. Le puede interesar: “La incursión del Distrito en la obra es una arbitrariedad”: constructores de Aquarela

Denuncia de Promotora contra la inspectora.

Denuncia de Aquarela by Yessica

Sobre la denuncia, la inspectora Marina Villamil afirmó a El Universal que cuenta con todo el sustento jurídico para justificar la toma de posesión del predio.

“Ellos están en todo su derecho constitucional. De nuestra parte, la Inspección de Policía siempre actúa apegada a la ley y siempre cumplimos las normas, como en este caso específico, por lo que esperamos lo que decida la Fiscalía en derecho. Tenemos todo el sustento jurídico para justificar la toma de posesión”, aseguró Villamil.

El Distrito también reaccionó a la denuncia, explicando que la restitución del espacio público requería la demolición y que los argumentos de esta nueva denuncia por parte de Promotora son inválidos.

Momento en que la inspectora Marina Villamil toma posesión de Aquarela, el pasado 28 de febrero. // Julio Castaño.
Momento en que la inspectora Marina Villamil toma posesión de Aquarela, el pasado 28 de febrero. // Julio Castaño.

Inicialmente, el Distrito reiteró que la demolición de Aquarela se da en cumplimiento de la orden del inspector de Policía No 2 de la Casa de Justicia de Canapote, mediante Resolución No 001 del 2018 y confirmada mediante resolución 7589 de 2018 por la Secretaría del Interior.

Indicaron que dicha medida correctiva ordenó la restitución de los 619.59 m² de espacio público que el edificio ocupaba de forma irregular y estableció que si la constructora no realizaba la restitución, el Distrito, en asocio con la Fuerza pública, debe proceder a realizar la restitución a través de la demolición.

Posteriormente, en marzo de 2023, la jueza Décimo Segundo Administrativo Oral de Cartagena, Sandra Zúñiga Hernández, ordenó, en primera instancia, la demolición del total de Aquarela, declarando que se vulneraron los derechos colectivos al goce del espacio público, así como al patrimonio cultural de la Nación. Lea: Fracasó un nuevo intento de frenar la demolición de Aquarela

El Distrito sostuvo que Promotora Calle 47 se escuda en la imposibilidad de demoler el edificio, debido a que la sentencia judicial emitida en la acción popular no está en firme, “pero eso es un error, pues damos cumplimiento a una medida correctiva de policía que ordenó restituir el espacio público y con ello superar la vulneración denunciada por el Mincultura, medida que está en firme y es de obligatorio cumplimiento”.

“No se puede retardar más la demolición, y menos utilizando como excusa una acción popular en la que Promotora, al igual que el Distrito, son demandados, y es a esta constructora la que le conviene retardar el cumplimiento de la orden”, precisó el Distrito.

Y resaltaron: “La constructora ha hecho caso omiso de la orden de la Inspección, cuando es un acto administrativo, que se presume legal, y que ellos han intentado suspender vía judicial; no obstante, tanto la solicitud, como el recurso que interpusieron les fueron negados. Por ello, ante la posición renuente de la constructora, el Distrito ejecuta la demolición piso a piso, tal como lo confirmó el informe del interventor del contrato de consultoría”.

Con respecto a uno de los puntos clave de la denuncia de que la medida correctiva impuesta por la Inspección de Policía en 2018 solo ordenó la restitución de 619.59 m² de espacio público y que esto podía ser ejecutado sin necesidad de una demolición de toda la estructura, el Distrito contestó: “La técnica y el método para cumplir la orden implican necesariamente la demolición del edificio. ¿Si era viable la orden sin demolición por qué no lo hicieron antes? Lo que hacen es dilatar cada elemento, así como hacen ahora con esta denuncia”. Le recomendamos: Avanza demolición de Aquarela: ya no existe el piso 25

Con respecto a la prescripción, el Distrito expuso lo siguiente: “Aunque digan que la orden policiva se dio hace más de cinco años y los actos administrativos deben cumplirse en este periodo, esto no prescribe pues es espacio público, un ámbito donde no hay prescripción. Nadie puede apropiarse del espacio público. Esto no es una multa”.

“Es una treta más”: Dumek

Únete a nuestro canal de WhatsApp
Reciba noticias de El Universal desde Google News