Cartagena


Arroz Barato: familias afectadas por huracán Iota reciben viviendas

Esta acción fue realizada en el marco de la campaña ‘Entre Todos nos Protegemos’, liderada por ANDI Seccional Bolívar y Traso Colectivo de Transformación Social.

EL UNIVERSAL

04 de mayo de 2021 04:57 PM

El paso del huracán Iota en noviembre pasado, dejó en Cartagena miles de familias damnificadas, que vieron cómo la fuerza de este fenómeno natural arrasaba con sus viviendas y enseres.

Gracias al esfuerzo colectivo de varias organizaciones, tres familias de la comunidad de Arroz Barato en la zona suroccidental de Cartagena, en condición de pobreza extrema, verán hecho realidad el sueño de tener una vivienda nueva, digna, y con todas las condiciones necesarias para habitarla. Las viviendas fueron entregadas oficialmente el pasado viernes, 30 de abril de 2021.

La entrega de las viviendas fue posible gracias a la iniciativa de construcción sostenible Tambo, conformada por las empresas Vestolit, Azembla, PAVCO Wavin, Spradling Group, Corona, y el apoyo de Acesco y Argos, compañías que pusieron a disposición de este proyecto su experticia y recursos, logrando implementar en Cartagena un modelo de construcción innovador y con enfoque sostenible.

La entrega de estas 3 casas hace parte de las acciones promovidas por la alianza ANDI Seccional Bolívar y Colectivo Traso, en el marco de la campaña ‘Entre todos nos protegemos’, en la que un gran número de empresas y ciudadanos se movilizaron durante la emergencia por el huracán para ayudar en la atención de aquellos que lo perdieron todo o vieron muy afectados sus hogares por los embates del huracán.

“Desde Vestolit, venimos trabajando en la iniciativa de construcción sostenible Tambo, orientada al desarrollo de unidades habitacionales bajo los principios de ecodiseño y circularidad. Las casas han sido diseñadas y construidas con materiales que cuentan con un alto índice de reciclabilidad, y a su vez incluyen materias primas recicladas posindustriales y posconsumo. Las viviendas son manufacturadas a partir de paneles livianos de PVC, portátiles, que facilitan la autoconstrucción, disminuyen el consumo de energía, aumentan el confort térmico, reducen en un 40% la huella ambiental y en un 60% los residuos en obra”, explica Andrés Mejía Morón, Presidente Resinas Generales para la empresa Vestolit.

Por su parte, Felipe González Garza, Presidente Ejecutivo de Acesco, comentó que “la estructura es reforzada con Acero provisto por Acesco, que en sus 50 años continúa aportando a la construcción del país. Este proyecto es una oportunidad de demostrar nuestro compromiso con la función social que las empresas debemos tener y poder demostrar que los elementos constructivos en acero son más ágiles, versátiles con cualquier tipo de material y rápidos en el traslado”.

El piso de la vivienda ha sido desarrollado por Calypso, empresa de Spradling Group, destacada en Latinoamérica por contar con una planta certificada como carbono neutro, además de ofrecer productos de primera calidad y diseño fabricados con material reciclado.

Este proyecto, además, contó con el aporte esencial de Argos, principal productora de cemento en Colombia, destacada por haber sido elegida en dos ocasiones como la cementera más sostenible del mundo.

Esfuerzo colectivo

“Para Colectivo Traso es fundamental la gestión de alianzas y la articulación para lograr que los impactos sean aún mayores en cada una de las iniciativas. Hoy, la unión voluntaria de varias empresas de la construcción, bajo los principios de la economía circular y la construcción sostenible, hacen posible un mejor futuro para tres familias cartageneras. Desde Traso realizamos la gestoría social, identificando a las familias y acompañándolas posterior a la entrega, para promover el buen uso de las viviendas. De esta manera, generamos transformaciones sociales sostenibles en el territorio”, asegura Alejandra Espinosa Harris, directora ejecutiva de Colectivo Traso.

Las tres casas que fueron entregadas cuentan con 40 m2, tres habitaciones, sala - comedor, cocina y baño interno. Su construcción es muy rápida, la casa se produce en planta en tan solo una semana, y una vez el terreno ha sido adecuado, se edifica con una cuadrilla de trabajo en tan sólo tres días.