Cartagena


Autoridades investigan causas de muerte de un interno de la cárcel de Ternera

Aunque sus compañeros de celda dicen que el hombre venía con problemas respiratorios y fiebre, el Dadis asegura que no falleció de COVID-19.

WENDY CHIMÁ P.

18 de mayo de 2020 12:00 AM

Desde el 14 de mayo, cuando se conoció el primer caso positivo para coronavirus en la cárcel de Ternera, familiares de los internos comenzaron a mostrar su preocupación a través de las redes sociales, quienes indicaban que el hacinamiento en el lugar se prestaba para aumentar el número de personas contagiadas, debido a que en una sola celda duermen entre 6 y 7 reclusos. Ese miedo se intensificó ayer, cuando se conoció que un interno, del patio 1, amaneció muerto. Al parecer, Luis Fernando Murillo, como sería su nombre, desde hace unos días venía presentando fiebre y problemas respiratorios, que algunos asocian a síntomas para COVID-19, aunque otros alegan que tenía problemas renales.

Familiares de internos le contaron a El Universal que en la cárcel no se estarían tomando las medidas para evitar la propagación del coronavirus. Además, señalaron que sería mentira que se está implementando en el penal el programa “Quédese en la celda, no salga al patio”, como lo indicó el director de la cárcel, el mayor Uriel Jaramillo.

“Los internos son despertados todas las mañanas por los guardas del Inpec, quienes los llevan a los patios a hacer sus rutinas diarias; no se guardan las distancias ni nada de eso. Hoy, cuando fueron a despertar a este señor, después de llamarlo varias veces y ver que no respondía, los compañeros lo tocaron y vieron que ya estaba muerto”, indicó la fuente.

¿Qué le pasó? Esa es la pregunta que los familiares de los 279 reclusos se hacen y la cual esperan sea respondida por el Inpec o el Dadis.

“Nosotros estamos preocupados, pues tenemos más de dos meses que no hemos visto a nuestros familiares y sabemos cómo es la situación allá dentro”, indicó una familiar de un reo.

Desde la oficina de comunicaciones del Inpec señalan que el fallecimiento se debe a un infarto. Sin embargo, enfatizan que las autoridades pertinentes serán las que aclaren lo que pasó.

El Dadis dejó ver que el fallecido, según su historia clínica, no presentaba sintomatología para COVID-19. Ayer, al cierre de esta edición, el cadáver seguía en las instalaciones de la cárcel, según dijo Johana Bueno, directora (e) del Dadis, a la espera que funcionarios llegaran a realizar el levantamiento para llevarlo a Medicina Legal. Sobre el interno contagiado, se conoció que se recupera en el Hospital Universitario del Caribe desde el jueves.

Desde ese momento, el Dadis ha solicitado el tamizaje de todo el personal administrativo, que son 176, y contactaron al consorcio que presta los servicios médicos en el centro penitenciario, para que realice tamizaje a todo el patio donde estaba el interno contagiado. Por la situación, hoy habrá una reunión de seguridad con presencia de los directores del INPEC, USPEC y una comisión del Ministerio de Justicia, presidida por el viceministro de Justicia, Javier Sarmiento.

  NOTICIAS RECOMENDADAS