Cartagena


Bares piden extender el horario nocturno en Cartagena

Desde la Asociación de Bares de Cartagena propusieron que el toque de queda sea a partir de las 2:30 de la manaña.

JULIE GONZÁLEZ ORTEGA

29 de enero de 2021 06:20 PM

El próximo 2 de febrero se vence el Decreto 0038 del 15 de enero de 2020, por medio del cual se ordenó el toque de queda en Cartagena como medida para disminuir la propagación del COVID-19. La restricción, de domingo a jueves va desde las 11 p.m. hasta las 5 a.m. y de viernes a sábado desde la medianoche hasta también las 5 a.m.

Sin embargo desde la Asociación de Bares de Cartagena (Asobares) se mostraron inconformes con la medida. “Las prohibiciones absolutas y las restricciones horarias desconociendo las dinámicas sociales, la realidad económica y las motivaciones de quienes disfrutan y nos visitan, fortalecen y envían a los usuarios a espacios clandestinos, insalubres e ilegales”, afirmaron.

Señalaron además que la ocupación en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) del Distrito se ha mantenido de manera controlada en 61%, con una ocupación de pacientes COVID-19 del 21% frente al doble de no COVID-19 del 40%.

“Los gastrobares y bares del Centro Histórico de Cartagena reactivaron en el plan piloto cerca de 2 mil empleos y oficios de la ciudad, los cuales, de cara a los operativos de inspección, vigilancia y control de parte del Distrito, han operado mayoritariamente cumpliendo los protocolos de bioseguridad exigidos en la resolución 1569 del Ministerio de Salud”, señalaron.

Pese a esto aseguran que los constantes cambios en los horarios de operación y la poca anticipación entre el anuncio y su entrada en vigencia han jugado en su contra, “generando un impacto negativo en la toma de decisiones empresariales en ventas, nómina, inventario y flujo de caja”. De esta manera, aseguran que se ha afectado toda la cadena de valor turístico de Cartagena y sus subsectores.

“Solicitamos mediante oficio que la restricción horaria actual para la operación de bares, gastrobares y restaurantes sea flexibilizada como parte de las decisiones que se adopten en el nuevo comité epidemiológico de la ciudad”, afirmaron.

De esta manera su propuesta radica en que el horario de operación para bares, gastrobares y restaurantes de domingo a jueves sea hasta la 1 de la mañana, viernes y sábado hasta las 2 de la mañana, y que el toque de queda comience a regir desde las 2:30 a.m. hasta las 5 a.m.

La petición la hicieron con el fin de seguir reactivando el sector formal nocturno de la ciudad de manera responsable con la crisis sanitaria pero igualmente comprometida con la reactivación económica y del empleo.