Cartagena


“Cartagena debe prepararse para una tercera ola de COVID-19”

En los últimos días, los casos reportados diariamente por el INS han disminuido. A pesar de eso el Dadis dice que no puede descartarse la llegada de una tercera ola.

JULIE GONZÁLEZ ORTEGA

24 de febrero de 2021 12:00 AM

Nuevamente Cartagena presenta un panorama alentador con respecto al COVID-19. En los últimos días, el Instituto Nacional de Salud no ha reportado más de 50 casos díarios en lo que tiene que ver con nuevos contagios y en la misma medida los fallecimientos también han disminuido.

Sin embargo, desde el área de salud pública del Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadis) advirtieron que aún no se puede hablar del fin de la enfermedad, toda vez que simplemente puede tratarse de una disminución temporal que vendrá seguida de un nuevo pico.

La situación no es nueva. El año pasado, luego de la subida de casos y de muertes registrada en junio, se registró un descenso en los meses de julio, agosto y septiembre que hicieron pensar que quizá Cartagena estaba camino a la superación de la enfermedad, pero en octubre, noviembre y diciembre, los casos volvieron a escalar en lo que se llamó entonces “la segunda ola de COVID-19”, un fenómeno que no fue exclusivo en Cartagena sino en todo el país y en el mundo entero.

Es precisamente por eso, al tercer pico que han tenido que enfrentar otras capitales en el mundo, que no se descarta que lo mismo pueda suceder en Cartagena en unos dos o tres meses según la proyección estimada hecha por el Dadis.

“Estamos en un valle pero debemos prepararnos para un nuevo pico que podría darse en dos o tres meses., ya la gente cree que la pandemia pasó y ya no hay esas medidas del principio. En Cartagena y el resto del país debe haber una tercera ola aunque con menor mortalidad por la vacunación”, expresó Óscar Lindo Sierra, director de salud pública del Dadis.

El funcionario destacó que la ciudad ha mejorado considerablemente en los indicadores relacionados al manejo de la pandemia pero que hay que continuar trabajando. “La Organización Mundial de la Salud dice que la enfermedad está controlada cuando se está en el 5% de positividad y nosotros estamos en el 9%, por eso debemos seguir manteniendo las medidas de bioseguridad conocidas por todos”, afirmó.

En cuanto a letalidad, la ciudad se sitúa en un indicador de 1.8 cuando para este virus normalmente se manejaba una cifra de 2.5, siendo uno de los índices de letalidad más bajos del país.

Por último en lo que tiene que ver los tasa de reproducción (RT) Cartagena registra una velocidad de transmisión de 0,81, algo favorable teniendo en cuenta que lo ideal es que esta cifra esté por debajo de 1.

“Con la llegada de las vacunas esperamos que la pandemia se normalice este 2021 y que en 2022 podamos decir que hay victoria y así podamos prepararnos para la siguiente”, puntualizó.

La ocupación de camas

Otro indicador que ha mejorado favorablemente es el de la ocupación de camas hospitalarias. En tiempos más críticos, las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) en Cartagena llegaron a estar incluso sobre un 90%, pero ahora, se mantienen en 55%, además, solo un pequeño porcentaje que las ocupa es por caso grave de COVID-19.

“Los pacientes positivos en UCI adulto están presentando hoy en día un porcentaje menor que el evidenciado y reportado por las IPS en el primer pico de la pandemia en el Distrito de Cartagena. En el primer píco en uno de los días con mayor ocupación, los pacientes COVID-19 representaban un 25% del total de los pacientes en UCI y hoy representan un 6%”, dijo el doctor William Jurado, del área de vigilancia y control del Dadis.

Actualmente, los indicadores que se encuentran en estado crítico es la hospitalización general de adultos, con un 75% de ocupación, y los servicios intermedios pediátricos con un 74%.

En general, el nivel de ocupación de camas en todos los servicios en la ciudad es de 67%.

Jurado advirtió que aun así, el 14% de las IPS con camas UCI tienen una ocupación del 100%, las cuales son la Clínica Blas de Lezo, la Congregación Hermanas Franciscanas Misioneras de María Auxiliadora y Gestión Salud Amberes, las cuales reportaron no tener capacidad para albergar pacientes que requieran de este cuidado.

Así va la vacunación

Por otra parte, Cartagena sigue avanzando en la vacunación del talento en salud con las 1.260 dosis iniciales que llegaron por parte del Gobierno Nacional. Con corte 22 de febrero, 881 personas han sido vacunadas, lo que representa un 71,4% del total de dosis entregadas.

El mayor número de vacunas las ha aplicado el Hospital Universitario del Caribe con 395 aplicaciones, la clínica El Bosque con 246 y Gestión Salud San Fernando con 240.

Actualmente solo se encuentran habilitados estos tres puntos de vacunación, sin embargo se han realizado las visitas para eventualmente aprobar más. Algunos de los puntos que ya cuentan con aval para vacunar una vez llegue el próximo lote de vacunas son el CAP Bicentenario, Somedyt EPS, la Policía Nacional, la UPA San Vicente de Paul, la UPA Líbano y Christus Sinergia (sede Manga).

Entre todos los puntos de vacunación se habla de 14 consultorios, en los cuales se atenderían seis pacientes por hora, ya que un vial de la vacuna trae seis dosis. En este sentido, con ocho horas de atención se espera atender en promedio 48 pacientes al día en cada sitio, lo que significaría un total de 642 personas diarias vacunadas en Cartagena, algo que depende también del número de dosis disponibles en cada lugar.