Cartagena


Cartagena, en el inicio de la cuarta ola de COVID-19

Tal como las proyecciones lo indicaban, los contagios de coronavirus en la ciudad han comenzado a crecer. Las festividades definirán el impacto de esta nueva ola.

JULIE GONZÁLEZ ORTEGA

14 de noviembre de 2021 10:00 AM

Los contagios por COVID-19 han comenzado a aumentar en Cartagena. Los profesionales de la salud lo venían advirtiendo hace meses y tal y como lo pronosticaron, la cuarta ola está aquí.

Según el epidemiólogo de salud pública del Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadis), Julio Benavides, ya se han evidenciado incrementos en indicadores como la tasa de incidencia y la positividad de pruebas COVID.

Le puede interesar: “La cuarta ola de COVID-19 será menos letal en Cartagena”: expertos

De acuerdo con el profesional, esto comenzó desde la penúltima semana de octubre. “Se tiene una incidencia de 52 casos por cada 100 mil habitantes, tendencia que sigue en aumento. En períodos anteriores se ha evidenciado que a partir de tasas de incidencia superior a los 40 casos, inician las olas en Cartagena”, explicó Benavides.

Por este motivo, al pasar de una tasa de incidencia de 30 casos por cada 100 mil habitantes en los últimos meses, al indicador actual de 52, el experto indicó que estamos en el inicio de la cuarta ola.

En lo que tiene que ver con la positividad, dijo que la tasa pasó de 5.5% a 5.8% para el mes de noviembre. “Esto quiere decir que de cada 100 muestras aproximadamente 6 son positivas”, manifestó.

Benavides agregó que con relación a la mortalidad y la hospitalización aún no se han visto variaciones significativas. “Seguimos teniendo una mortalidad inferior a 1 caso por cada 100 mil habitantes, y para la parte de hospitalización, también solo un pequeño porcentaje de personas hospitalizadas por COVID-19 en estos momentos”, dijo.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

De hecho, el último reporte de ocupación hospitalaria de adultos indica que tan solo el 2% de los pacientes son positivos de COVID-19, mientras que el 98% restante recibe atención por patologías diferentes. Al mirar la ocupación en las Unidades de Cuidados Intensivos, solo el 4% es por COVID.

¿Hay que preocuparse?

De acuerdo con Benavides, hay tres factores que van a influir en la gravedad de esta cuarta ola que apenas comienza: el primero son los eventos que produzcan aglomeración, tales como las festividades novembrinas y decembrinas; el segundo son las variantes del virus que circulen en la ciudad y sean más contagiosas; y el tercero, la cantidad de personas susceptibles que aún no se han vacunado.

Dependiendo del comportamiento relacionado a esos factores es que se va a definir qué tan severa será la cuarta ola y qué tanto impactará en los indicadores de mortalidad y ocupación hospitalaria.

52
casos por cada 100 mil habitantes es la tasa de incidencia en Cartagena.

“Debemos recordar que tenemos otro factor protector en estos momentos que es la vacunación y eso va a contribuir a que no haya tanto paciente hospitalizado ni desenlaces fatales en esos pacientes que se hospitalicen. Entonces vamos a tener pacientes con sintomatología muy leve, máximo moderada, pero esos pacientes no van a tener necesidad de hospitalización. Y los pacientes que tengan necesidad de ella, que en general va a ser la población mayor de 60 años, esperamos que no desencadenen en un evento de mortalidad”, puntualizó.

Benavides anotó que como consecuencia del aumento de contagios, se van a presentar algunas mortalidades, principalmente por los factores de riesgo que tienen algunos pacientes y que disminuyen la efectividad de la vacunación, tales como la edad o las comorbilidades asociadas.

“Esperamos que el indicador de mortalidad no se vea tan afectado con la cuarta ola. La verdad se debe esperar una tasa de mortalidad muy baja con relación a las olas anteriores, incluso inferior a la de la segunda ola donde la tasa de mortalidad fue de las más bajas”, manifestó.

5,8%
es la tasa de positividad de pruebas COVID en Cartagena.

El neumólogo intensivista Carmelo Dueñas, por su parte, también aseguró que en la cuarta ola es de esperar que haya un aumento de casos que aún así serían inferiores a los de la tercera ola, pero que además en su mayoría serían leves y moderados.

“Con muy pocos casos severos, menos ingresos a UCI y menos fallecidos. Sin embargo eso depende de que mejoren las tasas de vacunación y que se cumpla con la mascarilla y el distanciamiento”, dijo.

En este sentido, la responsabilidad del impacto de la nueva ola recae sobre la ciudadanía y su compromiso para seguir cuidándose del COVID-19 aún en esta etapa de vacunación y reactivación.

  NOTICIAS RECOMENDADAS