Cartagena


Cartageneros, inconformes con la atención en salud durante cuarentena

Así lo reveló una encuesta realizada por Cartagena Cómo Vamos (CVV). Solo el 22% de los encuestados aseguró sentirse satisfecho con el servicio.

YESSICA RIVERA PORRAS

02 de octubre de 2020 02:30 PM

Luego de que se confirmara el 11 de marzo la llegada del coronavirus a Cartagena el sistema de salud de la ciudad asumió un reto enorme: controlar los contagios, evitar las muertes y seguir garantizando los servicios a la ciudadanía.

Sin embargo, para muchos cartageneros la respuesta por parte de las distintas EPS e IPS de la ciudad no fue óptima.

Los resultados de la encuesta #MiVozMiCiudad realizada por Cartagena Cómo Vamos (CVV) reveló que muchas personas se sintieron insatisfechas con el servicio de salud que recibieron durante la cuarentena. (Lea aquí: Por coronavirus las IPS y EPS solo atenderán urgencias)

De 4.361 encuestados, el 39% aseguró sentirse insatisfecho, el 22% satisfecho, el 18% respondió que ni satisfecho ni insatisfecho y el 21% restante sostuvo que no recibió.

Es decir que 4 de cada 10 encuestados no está contento con la atención recibida, solo 2 se mostraron satisfechos.

Al desagregar las cifras encontramos que las mujeres fueron las más inconformes con el servicio; la localidad menos contenta con la atención fue la Industrial y de la Bahía; los estratos 1 y 2 fueron los que más calificaron como ineficiente el servicio recibido y las personas de 46 a 55 años fueron los más descontentos.

Al comparar los datos con otras 12 ciudades del país, Cartagena ocupó el quinto lugar con los niveles más alto de insatisfacción del servicio de salud durante cuarentena.

Los cuatro primeros fueron Quibdó con 53%, Montería con 48%, Barranquilla con 40% y Armenia con 39%. Las ciudades más contentas con la atención fueron Manizales 36%, Medellín 32% y Pereira 30%.

Imagen cartagena como vamos123

Salud física y mental

Comparando la salud física actual de los 4.361 encuestados con la que tenían antes de la cuarentena, el 26% indicó que está peor, el 36% dijo que igual, mientras que el 38% afirmó que mejor.

Respecto a la salud mental, el 35% de los cartageneros sostuvo que tras el aislamiento están peor, el 27% igual y el 37% aseguró estar mejor.

¿Qué pasó?

Desde que se decretó la emergencia sanitaria a nivel nacional y local por cuenta del coronavirus, las EPS y IPS de Cartagena tuvieron que replantearse para evitar que la ciudadanía se desplazara a las clínicas y hospitales, principalmente la población en riesgo, como adultos mayores y personas con distintas patologías.

Ello generó que gran parte de la atención se brindara de forma remota y otros servicios fueran suspendidos, lo que probablemente redujo significativamente la percepción de calidad en la atención.

También hicieron eco las demoras de las EPS en aplicar las pruebas de COVID-19, en la entrega de los resultados, los atrasos en la entrega de medicamentos y la alta ocupación de camas, particularmente en las Unidades de Cuidados Intensivos que alcanzaron el 80% lo cual generó preocupación, pues solo 20% quedaba disponible para pacientes que lo requirieran.

Por otro lado, la percepción en la calidad del servicio también se pudo ver afectada por la renuncia del entonces director del Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadis), Álvaro Fortich, quien dejó el cargo en medio una alta ola de casos de coronavirus. (Lea aquí: Renuncia Álvaro Fortich, director del Dadis)

Respecto a los servicios de salud, es de recordar que desde el 4 de septiembre el Dadis autorizó la reactivación de aquellos que se encontraban suspendidos, como fue:

1. Consulta externa en modalidad intramural para los procedimientos de promoción y prevención y otros servicios ambulatorios de acuerdo con el perfil de salud y riesgo de los pacientes.

2. Apertura de servicios ambulatorios, tales como: servicios de consulta externa, apoyos diagnósticos y complementación terapéutica.

3. Procedimientos quirúrgicos ambulatorios de diferentes especialidades que no demanden ocupación de camas hospitalarias, ni personal requerido para la atención de UCI, UCIM, hospitalización o urgencias.

4. El uso de medicamentos anestésicos no deben competir con los medicamentos requeridos para las UCI.

Sobre la encuesta

Estos resultados hacen parte de la primera fase de la encuesta virtual #MiVozMiCiudad, que contó con la participación de 17 programas Cómo Vamos pertenecientes a la red de ciudades Cómo Vamos y la Fundación Corona, con el apoyo de la firma Sensata UX.

Esta iniciativa contará con tres fases de medición, desde julio de 2020 hasta marzo de 2021.

Esta primera fase de #miVozmiCiudad recolectó información del 21 de julio al 18 de agosto de 2020 en personas mayores de 18 años pertenecientes a todos los niveles socioeconómicos y habitantes de las zonas urbanas en 34 municipios del país, abordando alrededor de 11 temáticas como: empleo, salud, movilidad, seguridad, comportamiento ciudadano y gestión pública, entre otros.