Cartagena


Centros de salud: faltan licencias para reiniciar obras inconclusas

La Contraloría confirmó que las obras de 5 centros de salud de la ciudad serán reiniciadas, y que tienen embargados y vinculados a 2 procesos de responsabilidad fiscal a quienes no las entregaron.

WENDY CHIMÁ P.

21 de mayo de 2021 12:00 AM

Embargados y vinculados a dos procesos de responsabilidad fiscal por $42 mil millones, están los responsables de no entregar los Centros de Atención Prioritaria (CAP) de Cartagena. Así lo indicó el contralor General de la República, Carlos Felipe Córdoba, ayer en la mañana, mientras visitaba el CAP de Canapote, donde además dio luz verde para que se reinicien las obras en cinco centros de salud de la ciudad que debían ser entregados en el 2017.

Frases como “se reiniciarán obras en los CAP inconclusos” o “los elefantes blancos de los centros de salud serán terminados”, se han repetido en la ciudad muchas veces, pero al final “todo se lo lleva el viento” y las infraestructuras cada día se desmejoran.

El año pasado, exactamente en julio, el alcalde William Dau anunció que iban a culminar las obras de estos CAP que tanto necesita la ciudad, a raíz de la pandemia de coronavirus, teniendo en cuenta que se necesitaba aumentar la capacidad médica y asistencial, pero nuevamente la ciudadanía quedó “viendo un chispero”.

Lea aquí: Obras preliminares en los CAP: un paso más para su terminación

Desde ese momento, según conoció El Universal, comenzaron a surtirse unos trámites administrativos y legales, donde se buscaba liquidar el contrato con el consorcio encargado de estas obras, para lo que pidieron el acompañamiento de la Contraloría General de la Nación, Procuraduría General de la Nación y el Ministerio de Salud.

Mientras este proceso sigue su curso, el contralor General anunció que gracias a la reincorporación de $23 mil millones que hizo el Concejo Distrital de Cartagena, es posible poder reactivar las obras en cinco de los 19 centros de salud.

“Hoy (ayer) vinimos para priorizar con el alcalde de Cartagena 5 Centros de Atención Prioritaria de 19, donde se invirtieron $97.000 millones. Estos son Canapote, El Pozón, Bayunca y Barú, así como la UPA Daniel Lemaitre”, comentó el contralor.

Así van los trámites

En una mesa técnica de trabajo realizada ayer en la mañana, donde participaron el contralor General, el alcalde William Dau; el secretario de Infraestructura, Luis Villadiego; la directora del Dadis, Johana Bueno, los contratistas e interventores de los contratos, se conoció que los centros de salud que fueron elegidos para esta primera fase de reinicio de trabajos, fue debido al gran avance que presentan en su estructura.

En el CAP de Bayunca hay una avance de obras del 98% y con su terminación se beneficiarían más de 14 mil personas; el CAP de Barú tiene un avance del 40%, beneficiando a 18 mil habitantes; El Pozón está en un 47% de avance y se beneficiarían más de 44 mil personas; en Canapote, que fue visitado por el contralor General, tiene un avance del 47% y serían más de 15 mil habitantes los que podrán recibir atención médica en este lugar. Por su parte, la UPA de Daniel Lemaitre tiene un avance del 55%.

“Tenemos todo el compromiso de la Contraloría General en hacerle el seguimiento permanente a la reactivación de estos contratos, porque la salud no discrimina edad, color, partido político o estrato social”, explicó el contralor, quien añadió que “esta Contraloría busca acabar con todos esos elefantes blancos que hay en el país, y que sean una realidad”.

Sobre cuándo y cómo reiniciarían estas obras, el contralor señaló que sería en los próximos días, después de surtirse unos trámites administrativos que ya están en curso.

Lea aquí: Esperan incorporación de recursos para reanudar obras en CAP abandonados

Así lo explicó, Luis Villadiego, secretario de Infraestructura, “los contratistas son Consorcio Salud Heroica y Consorcio Salud Caribe. El primero ejecutará las obras en Daniel Lemaitre y el segundo en El Pozón, Canapote, Barú y Bayunca, pero aún no se tiene una fecha de inicio, pues el único que tiene licencia de construcción es el UPA de Daniel Lemaitre, por lo tanto el único impedimento es completar administrativamente las disponibilidades presupuestales, que se formalice la incorporación de los recursos a través del decreto, que se expidan los respectivos registros presupuestales y se haga el perfeccionamiento de los contratos para poder llevar a cabo la activación física de las obras”.

Con relación a los otros cuatro centros de salud que fueron priorizados, pero que no cuentan con las licencias de construcción, el secretario señaló que ya están avanzados en este proceso en la Curaduría.

“Estos procesos ya fueron radicados ante la Curaduría, unos a mediados de marzo y otros a mediados de abril, por lo tanto ya han surtido ciertos días dentro de las subsanaciones y las correcciones que ellos puedan dar, por lo que paulatinamente se vayan obteniendo esas licencias, se irán activando las obras”, dijo Villadiego.

Por su parte, el alcalde William Dau explicó que “realmente estamos muy complacidos por esta visita y esta mesa de trabajo con el señor contralor General, quien vino de Bogotá, para apoyar los esfuerzos por terminar estos elefantes blancos de la salud. Cartagena está plagada de elefantes blancos, y muy bien que hayamos priorizado estos que se pueden terminar en el transcurso de este año y ponerlos en servicio de la comunidad que tanto los necesita”.

Se espera que una vez culminados los procesos administrativos, la ejecución de las obras se lleve unos 5 o 6 meses.

En la segunda fase que contempla este proceso están priorizados seis centros de salud inconclusos, los cuales serán financiados con recursos del Fondo Nacional de Pensiones de las Entidades Territoriales (Fonpet). El alcalde Dau explicó que se reunirá la próxima semana con el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, con el fin de que estas obras también se puedan reactivar en el menor tiempo posible.

Y en la tercera y última fase están 19 centros de salud que se encuentran en planos o que su infraestructura está a medias.

Responsabilidad fiscal
Sobre el consorcio en el que recae el proceso de responsabilidad fiscal que adelanta la Contraloría General, se conoció que es Coinses S.A.S., el cual tenía el contrato de la ejecución del Dadis 002, que ahora debe ejecutar el Consorcio Salud Caribe. “Estamos viendo una Contraloría General que acompaña a solucionar el problema, no solamente embargándolos, sino también buscando a los responsables por no haber entregado dichos recursos”, dijo el contralor.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS