Cartagena


Consejos barriales de Dumek, “una necesidad que debe replicarse y mantenerse”

Varias voces opinan sobre los encuentros del Distrito con las comunidades en sus territorios, y si suplen las necesidades, solucionan problemas y aportan a la rentabilidad social.

En los últimos años, en todos los análisis e informes de Cartagena Cómo Vamos se invita al Distrito a propiciar la participación ciudadana para establecer las prioridades a corto, mediano y largo plazo que deben ser consideradas en todo Plan de Desarrollo. La gente sufre y conoce de primera mano los problemas que aquejan a sus comunidades, por lo que su voz es más pertinente que cualquier funcionario desde una oficina con aire acondicionado.

En esta lógica, Eliana Salas, directora de Cartagena Cómo Vamos, afirmó en la más reciente presentación de la Encuesta de Participación Ciudadana de CCV: “La voz de los habitantes de Cartagena debe ser escuchada y traducirse en políticas públicas que impacten positivamente la calidad de vida de todos”.

El pasado lunes 12 de febrero, CCV tuvo un encuentro con Dumek Turbay, alcalde de Cartagena, y su gabinete, en el cual Salas invitó al Distrito a propiciar espacios de gobierno efectivo, cercano y participativo para con las comunidades.

Con relación a esto, Turbay Paz mencionó los encuentros barriales y los consejos de gobierno que realiza su administración en terreno, llevando al gobierno en pleno y su oferta institucional a las comunidades: funcionarios sentados al lado de la ciudadanía y escuchando sus clamores en aras de pactar compromisos en cuanto a soluciones para las necesidades de la gente.

En ellos, siempre es acompañado por empresarios, fundaciones, gerentes de empresas de servicios públicos como Veolia y Aguas de Cartagena, el Colegio Mayor de Cartagena y por la comandancia de la Policía Metropolitana de Cartagena.

Cabe recordar que una de las promesas de campaña del hoy mandatario cartagenero fue que llevaría la administración a los territorios, jurando que sus funcionarios saldrían de los despachos y de las camionetas para gobernar en las calles y territorios. Por ende, la mayoría de los lunes, desde su posesión el 1 de enero, Dumek Turbay preside consejos de gobierno en barrios que históricamente han visto las espaldas de los gobernantes cuando son elegidos. Lea también: Comunidad de Nelson Mandela manifestó sus necesidades en Consejo de Gobierno

El 15 y el 22 de enero, el turno fue para las comunidades aledañas a El Líbano, en el CDI de la vía Perimetral. “En esos primeros consejos de gobierno en la Perimetral nos comprometimos con los habitantes, con los comunales y con la pluralidad de actores de todos los barrios de que seríamos un gobierno útil en resolver sus problemas, por lo que convoqué a todos los miembros del gabinete. Ellos escuchan a la gente, dialogan con ellos, se comparten sus contactos, se comprometen a soluciones prontas y se establece un diálogo permanente en cada proceso. Incluso, terminado el consejo, varios funcionarios se quedan toda la tarde caminando los barrios para conocer de primera mano sobre las canchas abandonadas, escuelas derruidas u otros escenarios o temas que requieren intervención inmediata ”, aseguró Dumek Turbay a El Universal.

Posteriormente, el 29 de enero, el Distrito pasó toda la mañana en Nelson Mandela, el cual contó con representación de todos los sectores del colosal vecindario, a través de sus Juntas de Acción Comunal, en el que dieron información valiosa que permitió a los secretarios de gobierno contar con un acercamiento e insumos para trabajar por el bienestar del barrio y para la construcción del Plan de Desarrollo, pues, en palabras de Turbay, en ese Plan habrá una intervención especial para territorios como Barú, corregimientos, Barrios Unidos y Nelson Mandela.

Consejos barriales de Dumek, “una necesidad que debe replicarse y mantenerse”

Tanto Ana Milena Villa y Rubén Sanmartín, líderes de Nelson Mandela, en esa ocasión “agradecieron la oportunidad de hacerlos partícipes y escuchar sus voces para trabajar por el desarrollo y el bienestar de sus comunidades”.

El pasado lunes, el turno fue para la comunidad de los Cerros de Albornoz, donde el agua potable fue clamor general. Allí, tanto Acuacar y la Secretaría General del Distrito tomaron atenta nota de las inquietudes de la comunidad para la mejora de los servicios públicos, especialmente del agua, que se constituyó en uno de los mayores reclamos de los habitantes en la actividad.

En suma, en todos los consejos de gobierno, los pobladores solicitan acciones para propiciar soluciones en educación, salud, seguridad, cultura, deporte, infraestructura vial, servicios públicos y atención para niños, jóvenes y adultos mayores, entre otros temas.

Sin embargo, si bien es cierto que el Distrito prometió escuchar las mil y una problemáticas por las que ha venido atravesando la ciudad, se podría pensar que esta sería una forma de populismo para empezar con pie derecho el gobierno 2024-2027.

Al respecto, y en conexión con la máxima de que una buena gobernanza se hace escuchando a quienes se van a beneficiar, pues son ellos mismo quienes están en el derecho de exponer sus necesidades para que se les pueda encontrar una solución, María Claudia Peñas, gerente de la Andi Bolívar expone lo siguiente:

“Cartagena necesita recuperar la confianza en el gobierno, así que estos espacios de escucha y acercamiento con las comunidades son muy valiosos y esperamos se sigan replicando en la mayor cantidad de barrios posibles. El reto será resolver efectivamente las necesidades ciudadanas. Que estos espacios sean más que la foto. Vemos que hay la voluntad y determinación por parte de la administración para que así sea”.

Y en cuanto a distanciarse del populismo, Peñas invita al seguimiento a compromisos, la rendición de cuentas respecto a los mismos y tener una cabeza visible por parte del equipo de gobierno, como partes fundamentales para garantizar la efectividad de estos espacios.

Pedro Gutiérrez, gerente de Veolia, quien ha sido uno de los representantes del sector privado que ha estado presente en los consejos, indica que estos son incidentes y necesarios porque permite que lo público y lo privado conozcan los problemas y construir un Plan de Desarrollo ajustado a la realidad y a las expectativas de la ciudadanía.

“Resalto el contacto con los secretarios, que se establece una medición y acompañamiento a los compromisos, y que hay claridad a la comunidad en lo factible o no de sus solicitudes y sus tiempos de ejecución. Por eso invito al Distrito a mantener este tipo de espacios de forma concreta y temporizada. De igual manera, a otras empresas privadas para que conozcan de primera mano y oigan a la comunidad, y así poder crear planes estratégicos de comunicación, participación y soluciones operativas”, afirma Gutiérrez.

La concepción del Distrito

Al respecto de los consejos de gobierno, Alejandra Espinosa, asesora de Despacho en Sostenibilidad y Capital Social, resalta que estos espacios, según el concepto de Dumek Turbay, buscan convertir al gobierno en un actor cercano, útil y que haga feliz a la gente. “Buscamos acercar el quehacer de la gobernanza y la función pública a quienes directamente son los impactados, conociendo desde el territorio las problemáticas y analizando de la manera más concreta las soluciones, su viabilidad y los compromisos que frente a ello debe asumir el gobierno de manera seria y ajustada a la realidad”, precisa. Le puede interesar: Al menos 160 propuestas vía virtual se han recibido para el Plan de Desarrollo

Y agrega: “Las comunidades visitadas se muestran muy optimistas y esperanzadas al ver un gobierno presente, no solo a un alcalde, sino a un gabinete en el territorio dialogando, recibiendo retroalimentación, dando respuestas y asumiendo compromisos”.

Consejos barriales de Dumek, “una necesidad que debe replicarse y mantenerse”

Esta visión, según Espinosa, guía a todo el Distrito en la construcción del Plan de Desarrollo para este periodo de gobierno, pero también inspira el plan de ordenamiento territorial con una visión de largo plazo para tener una megaciudad, así como cada gestión operativa, funcional y de servicios a la comunidad que como servidores públicos deben garantizar.

“Inevitablemente surgen las remembranzas de promesas incumplidas tras muchos gobiernos y nos retan a no ser un gobierno más en la lista de los alimentadores de la desesperanza, por ello en esta dinámica de escuchar y asumir lo posible, se hace el compromiso de regresar a rendir cuentas en 2 meses para analizar avances y posibles desafíos a superar, siempre con datos y evidencia de la gestión orientada al logro. La eficacia no se mide por cuantos diálogos o reuniones se han realizado, sino por cuantos problemas se tienen resueltos o cuantas mejoras en la calidad de vida de las personas se ha generado”, explica la asesora.

Y ratifica: “El alcalde es enfático en que la utilidad del gobierno está dada en función de resolver problemas y agrega siempre, generando proyectos que hagan feliz a la gente. En la lucha contra la pobreza, la inequidad y los problemas de la ciudad, los consejos de gobierno nos conectan más ágilmente con el contexto para resolverlos, pero se complementa con la acción interna de gobierno que cada vez es más articulada para garantizar la integralidad en las soluciones”.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS