Cartagena


¿Qué es lo que pasa con la tuberías de Acuacar?, esto nos dijeron

En menos de una semana hubo dos averías en la red conductora de agua potable en Cartagena. El Universal habló con el gerente de Aguas de Cartagena sobre la situación.

YESSICA RIVERA PORRAS

16 de enero de 2022 04:30 PM

Durante los primeros 11 días de enero, dos daños en las tuberías de Aguas de Cartagena dejaron sin el preciado líquido a gran parte de la ciudad. Lea: El 60% de Cartagena está sin agua, estos son los barrios afectados

El 5 de enero un daño en la tubería que conduce agua cruda entre la Estación de Bombeo de Agua Piedrecitas y la Estación de Bombeo de Albornoz dejó sin el suministro al 40% de Cartagena durante más de 24 horas. Seis días después, otra fuga en la tubería que conduce agua cruda desde la Estación de Bombeo Albornoz hasta la Planta de Tratamiento de Paraguay dejó al 60% de la ciudad sin agua.

Tras los dos episodios, la ciudadanía cuestionó el servicio que ofrece Acuacar y el mantenimiento que le hacen a la red.

Al respecto, Jesús García, gerente de Aguas de Cartagena, explicó a El Universal que si bien cada año ocurren entre uno o dos daños en las tuberías, es inusual que durante el 2022 se hayan presentado dos fugas consecutivas. Indicó que estas se produjeron en tramos distintos de conducción y no tienen conexión entre sí.

¿Qué pasa?

Más allá de los dos daños, cuyas causas están aún en investigación, el gerente de Aguas de Cartagena aclaró que los mantenimientos a las tuberías son constantes.

Estos incluyen revisión del trazado, de las presiones, de las viviendas que están encima de la red y de los equipos móviles de las tuberías.

Detalló que las fugas no están directamente relacionadas con los años de la red. “Podemos pensar que las tuberías antiguas fallan más, pero no es así. Hay conducciones más nuevas que recién instaladas se dañan más que las viejas. La edad de la tubería no es determinante para saber el número de fallas o daños que se producen”, señaló.

Agregó que hay otros factores que pueden provocar dichos daños, entre ellos uso de la conducción, presiones, los terrenos y hasta lo lluvioso que sea el año.

“Hay zonas inestables donde el propio movimiento de la tierra puede causar alguna rotura. Sumado a eso, hay que tener en cuenta que estamos saliendo de un año muy lluvioso y eso hace que los terrenos se carguen de humedad y se produzcan más deslizamientos. Si bien no son grandes taludes, solo cinco centímetros de tierra pueden mover la tubería y causar una pequeña fuga, que con el tiempo será necesario reparar”, afirmó.

Añadió que en zonas como Henequén y Albornoz hay invasiones de familias que están viviendo encima de la tubería, causando presión a la misma. “Los asentamientos ilegales son un riesgo y ya hemos notificado a las autoridades y al Distrito sobre ello. Necesitamos que a través del POT se ordene el uso del suelo en estas zonas y así se libere el espacio. En otros lugares la tubería está debajo de avenidas y calles y el tráfico pesado a mediano o largo plazo puede provocar fugas”, contó García.

Reciba noticias de El Universal desde Google News
Plan de acción

El gerente de Aguas de Cartagena manifestó que, con el objeto de mitigar el impacto de los daños en la red, continuará la revisión y mantenimiento constante de las tuberías de conducción, se potenciará el uso de los variadores de frecuencia, que permitirán regular más las presiones; se insistirá al Distrito sobre los asentamientos que hay encima de las tuberías; y se segmentará la conducción en varios tramos, lo que permitirá arreglar la parte afectada más rápido porque se aísla un tramo más pequeño y se afecta a menos clientes.

Además continuará el Plan Maestro de Acueducto de Cartagena, que incluye la construcción de la Planta de Potabilización, que tendrá capacidad de dar agua a los cartageneros sin operar la planta de Paraguay por unas horas.

  NOTICIAS RECOMENDADAS