Cartagena


Dataprom no prestará servicio de recaudo hasta que Transcaribe dé garantías

Aunque se esperaba que ayer la gerencia de Transcaribe diera a conocer el plan para operar manteniendo el recaudo, todo indica que aún no está listo.

ANGIE GOEZ AHUMEDO

23 de marzo de 2021 12:00 AM

Desde que empezó la pandemia, las estaciones y buses de Transcaribe, durante un puente festivo, no se veían tan llenos. La gratuidad del servicio durante el pasado 21 y 22 de marzo llevó a mucha gente a hacer uso del sistema, dejando de lado los buses e incluso las mototaxis.

La situación hizo que la gerente de Transcaribe, Sindry Camargo, pidiera a la Policía Metropolitana de Cartagena tener listo un plan de acción ante cualquier anomalía que se pueda presentar tras la suspensión del servicio por parte del operador de recaudo.

Aunque los reportes señalan que la operación se ha prestado con normalidad, es solo una manera de decir las cosas, pues un sistema que está en crisis financiera lo último que necesita son dos días de pasajes gratis, o peor aún, tres o cuatro, ya que la gerente del SITM confirmó que, hasta que se implemente el plan de contingencia, Transcaribe continuará operando de la misma manera.

Si se tiene en cuenta que en los últimos meses se han movilizado aproximadamente 50 mil pasajeros diarios, eso representaría unos ingresos vía tarifa de $130.000.000. Así, contando el día de hoy, el SITM dejará de recibir unos $390.000.000.

Un plan demorado

El pasado sábado, horas antes de materializarse la amenaza de suspensión de Dataprom (miembro de Colcard), la gerente de Transcaribe afirmó que por ningún motivo se suspenderá la prestación del servicio público de transporte masivo en la ciudad.

Mientras los accesos a las estaciones y vehículos están liberados para todos los pasajeros, el personal administrativo y operativo del SITM trabaja en la formulación e implementación de un plan de contingencia que permita minimizar las consecuencias de la situación. Sin embargo, este ha tomado más tiempo del esperado, pues debía empezar a ejecutarse hoy.

Desde Transcaribe se indicó que, una vez esté listo, se dará a conocer a toda la ciudadanía, mientras que el alcalde William Dau aseguró que se están contemplando todas las opciones para no dejar de manera indefinida el acceso gratuito a los buses y articulados.

Dataprom se mantiene

La necesidad del plan de contingencia es cada vez mayor, ya que la suspensión del servicio por parte de Dataprom implica que no hay venta de crédito en los puntos de venta y en las taquillas de las estaciones, ni tampoco en el portal web. Además, los cargadores en las estaciones no pueden operar al igual que el Centro de Atención al Cliente.

Diego Muñoz Tamayo, apoderado de Dataprom, contó que por el momento no hay manera de echar para atrás esta decisión.

“La única opción es que Transcaribe demuestre que está en la capacidad de cumplir con sus obligaciones y dispone de los recursos necesarios para garantizar la viabilidad de ese contrato, lo cual, en este momento, no se vislumbra posible”.

Añadió que la deuda de Transcaribe con la empresa asciende a los $20 mil millones.

Ayuda del Mintransporte

Por otra parte, debido a la gravedad de la situación, el alcalde de Cartagena viajaría ayer a Bogotá para cumplir una cita con la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, este martes en la mañana.

“No queremos que nos digan que tenemos disponible un cheque, lo que buscamos es un compromiso, aunque sea verbal, para pedirles que sostengan su palabra”, afirmó Dau.

Agregó que el Gobierno nacional intenta mantener cada SITM por separado, pero el problema es generalizado y se debe tratar a nivel nacional.

Cabe recordar que en días pasados Sindry Camargo también estuvo en la capital del país y se reunió con Felipe Ramírez, gerente de Transmilenio S.A., para construir y articular acciones que permitan garantizar la sostenibilidad de los transportes masivos en todo el territorio nacional.

¿Por qué está suspendido el recaudo?
Diego Muñoz Tamayo, apoderado de Dataprom, explicó que el servicio de recaudo se suspendió por dos razones: “La primera, por los incumplimientos sistemáticos y reiterados de Transcaribe de sus obligaciones del contrato de concesión; la segunda, por el altísimo nivel de endeudamiento que ha acumulado frente al consorcio Colcard”. Ambas situaciones se agravaron por la pandemia e hicieron del contrato algo inviable, según contó.