Cartagena


De manera pacífica cartageneros dijeron ‘no’ a la reforma tributaria

Durante una jornada de más de ocho horas los sindicatos de trabajadores, centrales obreras y ciudadanía en general protestaron en contra de la reforma tributaria. No hubo alteraciones de orden público.

ANGIE GOEZ AHUMEDO

29 de abril de 2021 12:00 AM

Contra todo pronóstico y recomendación de las autoridades de salud, e incluso contra una medida cautelar ordenada por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, ayer miles de cartageneros se movilizaron por las vías de la ciudad contra la reforma tributaria radicada en el Congreso de la República. La manifestación fue tan multitudinaria que recordó a la del 27 de noviembre de 2019, considerada una de las más masivas en los últimos años. (Vea aquí: Primer plano de las marchas del 28 de abril en Cartagena)

La primera protesta se inició alrededor de las 6 de la mañana desde el CAI de Ceballos hasta la Zona Industrial de Mamonal. Alrededor de las 8 de la mañana salió otro grupo desde el peaje de Turbaco y se unió a los sindicatos y centrales que estaban en la bomba del Amparo; tras tomar la avenida Pedro de Heredia se sumaron diferentes sectores que terminaron en un plantón en la Plaza de la Paz, mientras un pequeño grupo (liderado por los mototaxistas) llegó hasta Bocagrande.

Pese a la cantidad de personas que hubo, las autoridades no reportaron alteraciones al orden público ni ningún tipo de altercado, es decir, la marcha se desarrolló de forma tranquila y con el acompañamiento de la Policía y la Defensoría del Pueblo. (Lea aquí: [Lo último de la protesta] La marcha finalizó en Bocagrande)

Además cabe destacar que si bien fue difícil guardar el distanciamiento entre manifestantes, todo usaron tapabocas e incluso doble; de hecho, algunos iban en bicicletas, patinetas, motos y carros.

El sentir de los manifestantes

Como en todas las marchas, es común que la creatividad de los manifestantes salga a flote y esta no fue la excepción. Las declaraciones del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, sobre el valor de la docena de huevos fue la inspiración para hacer disfraces, carteles y gritar arengas. El sentir era uno solo: “No a la reforma tributaria”.

Para Leonardo Jiménez, secretario General del colectivo Dignidad en Bolívar, hubo tres razones principales para salir a marchar.

“Primero, es una reforma que le va a sacar de los bolsillos a la clase media y vulnerable más de $31 billones, de los cuales $10.4 billones serán a través del incremento del IVA a algunos alimentos, servicios funerarios y hasta medicamentos; segundo, la reforma considera que rico es aquel que gana más de $2.400.000 a partir del próximo año y pone a pagar el impuesto de renta, y por esa vía nos van a sacar $16 billones; tercero les da facultades a los alcaldes y gobernadores de colocar peajes en el casco urbano, cosa que es muy grave”.

Agregó que esta reforma golpea mucho más a Cartagena por sus altos índices de pobreza.

“Hicimos un análisis y logramos demostrar cómo 45 mil trabajadores que ganan más de $2.400.000 se verán afectados en Cartagena y en 2023 serán 86 mil trabajadores, es decir, se va a profundizar la pobreza, la desigualdad y el desempleo en la ciudad”.

Por otra parte, Julian Vergara, vicepresidente de Sintraunal Cartagena, donde convergen trabajadores de las universidades públicas y privadas, manifestó que además de la reforma tributaria había otras razones para marchar.

“Salimos para rechazar las masacres, los asesinatos de líderes sociales, excombatientes, y por un sin número de irregularidades que muestran el fracaso general de este Gobierno, y que han llevado al pueblo colombiano al cansancio, tanto así que está dispuesto a salir en medio de pandemia”.

En ese sentido, Felix Barrios, presidente del Sindicato de Conductores de Taxis de Cartagena, Sincontaxcar, contó que la ‘mancha amarilla’ salió a protestar en contra de la reforma y del proyecto de Ley 003. (Lea aquí: Taxistas vs. plataformas digitales: una lucha que sigue latente)

“Estamos diciendo no a la legalización de las plataformas digitales en vehículos particulares porque esto acabaría a los taxistas. En el tema local decimos ‘no más Dau’ porque con esta administración nuestro gremio ha perdido, no hay control de ninguna índole contra el transporte ilegal, la malla vial es la peor y todo eso nos afecta”.

Además de los colectivos y diferentes grupos, la marcha también dejó historias de familias que decidieron salir a exigir sus derechos, como fue el caso de Angélica Yanes y su hija.

“Vengo a marchar por mi hija y sus amigos, por los jóvenes, por el derecho a la educación y que haya estudios gratuitos, por el abuso que tiene el gobierno de Duque contra el pueblo. Los cartageneros deben seguir la lucha y salir de casa porque sin lucha no hay victoria”.

Alcalde Dau se unió

Aunque el pasado lunes el alcalde de Cartagena, William Dau, había dicho que no asistiría a la marcha por los niveles de ocupación UCI, de manera repentina, en el Mall Plaza, decidió unirse a la protesta junto con su equipo de seguridad.

“Quedé indignado esta mañana (ayer) cuando leí la sentencia del Tribunal de Cundinamarca y me pareció una aberración, por eso me motivé aún más para venir a la marcha. Lastimosamente tocaba escoger entre protestar y correr el peligro de contagio del COVID o manifestarme con el pueblo, y me pareció que en este momento es más importante mostrar mi solidaridad con los cartageneros”, afirmó el mandatario.

Añadió que el Gobierno nacional debe retirar el proyecto y consultarlo con la ciudadanía antes de volverlo a presentar.

“Estoy en contra de eso, al pueblo no se le puede castigar, si a alguien le deben cobrar impuestos debe ser a la clase más pudiente. Abajo la reforma tributaria”.

En pie de lucha

Tras la llegada de la marcha a la Plaza de la Paz, el Comando Departamental Unitario volvió a tomar la vocería y agradeció a los manifestantes por la recepción de la convocatoria y el buen comportamiento.

“Agradecemos a todos por contribuir al desarrollo de este paro en Cartagena, que de manera pasiva nos hemos expresado contra el Gobierno nacional para decirle no a la reforma tributaría y sí al paro nacional. Esto ha sido un proceso interesante de unidad de todos, de trabajadores, de desempleados, de economía informal, que se hicieron presentes en esta gran marcha”, expresó Antonio Cantillo, presidente de la Confederación General del Trabajo (CGT) seccional Bolívar. (Lea aquí: Duque pide al congreso diálogo “sin líneas rojas” para Reforma Tributaria)

Por otra parte, Hernando Samudio, ejecutivo de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) Bolívar, indicó que de ser necesario seguirán en un paro indefinido hasta que se hunda la ‘Ley de Solidaridad Sostenible’.

“No vamos a aceptar que nos impongan esa reforma tributaria nefasta, eso es un adefesio que atenta de manera brutal contra el pueblo colombiano y la clase trabajadora, por eso nos seguiremos manifestando en las calles, a pesar de la pandemia, pero no vamos a retroceder en nuestra intención de que el Gobierno retire la reforma”.

De acuerdo con la CUT la jornada de movilizaciones continuará este sábado, primero de mayo, con la celebración del Día de los Trabajadores. Aclaró que por el toque de queda, que comienza al medio día, se hicieron algunos cambios.

“Ya no saldremos desde la bomba del Amparo hasta la Plaza de la Paz, sino que lo haremos desde las 8 de la mañana desde el Castillo San Felipe y terminaremos en la Plaza de la Paz”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS