Cartagena


Demoler Aquarela y otras sugerencias para que Cartagena siga siendo Patrimonio Histórico

Desde Bakú, Azerbaiyán, el director de Patrimonio de Mincultura, Alberto Escovar Wilson White explicó las acciones a las que instó la Unesco para la protección del patrimonio.

ANGIE GOEZ AHUMEDO

04 de julio de 2019 02:46 PM

El patrimonio histórico de Cartagena fue centro de debate durante dos días en la versión 43 del Comité de Patrimonio Mundial que se realiza en Bakú, Azerbaiyán, hasta el 10 de julio.

Las construcciones que atentan contra los Bienes de Interés Cultural fue la principal preocupación de los miembros del Comité de la Unesco, quienes instaron al Gobierno Nacional y Distrital a seguir facilitando mecanismos para apoyar los canales de comunicación para aclarar las competencias y fortalecer la capacidad de las autoridades locales, en particular del Instituto del Patrimonio y Cultura de Cartagena (IPCC).

De igual manera, se dictaron una serie de recomendaciones con el fin de que Cartagena salvaguarde su patrimonio histórico.

“El Gobierno Nacional presentará el 1 de diciembre de 2020, al Centro del Patrimonio Mundial, un informe sobre el estado del ‘Puerto, Fortalezas y Conjunto Monumental de Cartagena’ y la implementación de las recomendaciones hechas por el Comité de Patrimonio”, afirmó el Ministerio de Cultura en su cuenta de Twitter.

Demolición de Aquarela

El final de Aquarela parece inmenete: su demolición. Y más aún luego de que el director de Patrimonio de Mincultura Alberto Escovar Wilson White confirmara hoy que la Unesco instó al Gobierno a demoler la edificación a más tardar el 1 de diciembre de 2020, de lo contrario, Cartagena entraría en la lista de patrimonios en riesgo.

Con eso se daría paso a un proceso de restablecimiento del bien, el cual puede durar años, y puede concluir con sacar a la ciudad de ese listado o en el peor de los casos, perder el título de Patrimonio de la Humanidad.

Lea aquí: Cartagena sería ‘patrimonio en riesgo’ si no ha demolido Aquarela en 2021.

“Se mostraron muy preocupados por la situación del caso de Aquarela anuncian que efectivamente este proyecto altera el valor universal excepcional que llevó en su momento a que Cartagena entrara a la lista del Patrimonio Mundial y nos instan a que este proyecto sea demolido para que se restituya ese valor universal”, afirmó Alberto Escovar.

Plan Especial de Manejo y Protección (PEMP)

El problema que se generó con Aquarela no es ajeno a la falta de un Plan de Ordenamiento Terriorial (POT) al igual que el Plan Especial de Manejo y Protección (PEMP).

Por eso, el Comité instó a finalizar y aprobar el PEMP en el que viene trabajando Mincultura, la Alcaldía de Cartagena y la Escuela Taller, para el Centro Histórico, Fortificaciones y Estructuras de la Bahía, teniendo en cuenta las recomendaciones de la misión de 2017.

“Nos recomiendan tomar varias acciones como continuar con los Planes Especiales de Manejo y Protección particularmente del Centro y la Bahía, esto, sumado al que ya se hizo del Castillo de San Felipe y de las murallas, nos va a permitir – que es otra de las recomendaciones - definir el límite del Centro Histórico y su área de influencia”, dijo el director de Patrimonio.

Hotel Santa Catalina

El hotel Santa Catalina que fue construido en el predio que antes ocupó el Magaly París, en la Plaza de los Coches, también llamó la atención del Comité de Patrimonio porque estaría violando algunas normas urbanísticas.

“Nos piden un informe sobre el hotel Santa Catalina que se está adelantando en el Centro Histórico y nos han dado un plazo de año y medio que tendríamos que presentar ese nuevo informe sobre el 1 de diciembre del 2020 para que ese informe sea discutido como sucedió hoy en el próximo Comité de Patrimonio Mundial que tendrá lugar en 2021”, puntualizó Escovar Wilson White.

Sobre el Comité de Patrimonio Mundial

El Comité del Patrimonio Mundial, conformado por 22 países, es el órgano rector sobre Patrimonio Mundial y se reúne cada año. Se encarga de aplicar la Convención del Patrimonio Mundial, define el uso del Fondo del Patrimonio Mundial y asigna asistencia financiera a petición de los Estados Partes.

Entre sus funciones está la adopción de la decisión final sobre si un bien se inscribe en la Lista del Patrimonio Mundial y también puede postergar su decisión y solicitar información complementaria.

El Comité también examina los informes sobre el estado de conservación de los sitios inscritos y solicita a los Estados Partes que tomen medidas cuando los sitios se enfrenten a amenazas importantes o no sean correctamente administrados. También decide qué bienes deben inscribirse en la Lista de Patrimonio Mundial en Peligro o suprimirse de esta.