Cartagena


El calor pudo influir en muerte de peces en El Laguito

De acuerdo con el informe, la muerte de los peces estaría relacionada a múltiples factores, entre esos las altas temperaturas en la ciudad.

SOFÍA FLÓREZ

05 de septiembre de 2019 12:00 AM

Mucho se ha dicho sobre la mortandad de peces ocurrida hace más de dos semanas en el espejo de agua de El Laguito y si bien las causas de dicho daño ambiental siguen siendo motivo de análisis, ayer en un consejo de riesgo realizado por la Alcaldía de Cartagena, Cardique presentó los resultados de las muestras hechas a las aguas.

En el informe preliminar, aunque se recalcan factores ya antes mencionados, como la proliferación bacteriana, de algas, el cierre de la boca que comunica con el mar, así como vertimientos en el cuerpo de agua, en esta oportunidad se reconoció al calor como otra de las variables que pudieran haber provocado el daño.

“Es importante señalar que, teniendo en cuenta la oleada de calor presentada durante agosto, la cual ha continuado en el presente mes, es viable considerar también la variable temperatura como un factor que ha incidido en la mortandad de peces decido a estrés fisiológico, que puede ser más notorio en El Laguito por ser un cuerpo de agua cerrado, complementado además con la influencia del fenómeno del cambio climático. Lo anterior nos permite determinar que la problemática, en gran medida puede estar asociada a un fenómeno multifactorial”, precisa el documento.

En este se proponen también algunas medidas a corto plazo como “la oxigenación de estas aguas, ya sea suministrando aire o agua limpia, proveniente del medio marino adyacente”.

Asimismo se recomienda hacer una limpieza de los sedimentos teniendo en cuenta que en estos ecosistemas los contaminantes tienden a acumularse.

Tiene sentido

Para el ambientalista Rafael Vergara, la nueva hipótesis tiene validez teniendo en cuenta que el calentamiento del agua hace que se pierda el oxígeno que es usado por los animales para sobrevivir.

“Sin lugar a duda puede decirse que el calor lo que hace es que el agua se quede sin oxigeno y se produce anoxía (pérdida de oxigeno en el agua), al perderse el oxígeno, queda solo hidrogeno y el pez lo respira y se muere, por eso la instalación de los aireadores es importante, porque favorecen a la producción de oxígeno”.

Vergara agregó que es importante entender que las variaciones en el cambio climático influyen en los ecosistemas.

“Se hace referencia al cambio climático porque debido a este los niveles de calor son muy fuertes y tienen una consecuencia trópica”.

El ambientalista recalcó que aunque es posible que la hipótesis sea cierta, no hay que descartar los otros factores y mucho menos la apertura de la boca.

El Plan de acción

Atendiendo a las recomendaciones de la autoridad ambiental y del Ministerio de Ambiente, el alcalde de Cartagena, Pedrito Pereira, indicó que se hizo un ajuste del plan de acción de la calamidad pública decretada el año pasado (Decreto 1479 del 31 de diciembre de 2018) para atender los impactos del fenómeno de El Niño y variación climática para incluir el préstamo de las motobombas que servirán para verter agua de mar en el lago y oxigenar sus aguas.

“Se propuso la instalación de unas motobombas, pero necesitábamos que fueran incluidas en el plan de acción para tramitar su préstamo ante la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo de desastres (Ungrd) y eso fue lo que hicimos”, dijo Pereira.

Para agilizar el proceso e instalar las motobombas lo antes posible, el alcalde manifestó que hoy estaría en Bogotá para hacer la gestión en la Ungrd.

“Estaré en Bogotá llevando el acta del comité y todas las especificaciones para cumplir el plan de acción a corto plazo, mientras esperamos los resultados del CIOH e Invemar para establecer soluciones a mediano y largo plazo”, puntualizó Pereira.

Ministerio de Ambiente

Es de recordar que el pasado 30 de agosto, tras su visita a Cartagena, el ministro de Ambiente, Ricardo Lozano, expidió una resolución por medio de la cual da unas directrices al Distrito y a las autoridades ambientales en las cuales está, a corto plazo: implementar medidas para garantizar el intercambio de agua del cuerpo lagunar con el mar y realizar una inspección técnica, inventario y caracterización de las descargas de aguas residuales y escorrentías pluviales.

A mediano plazo se pidió adelantar estudios biológicos y físicos a más tardar dentro de los tres meses siguientes.