Cartagena


El drama de un cartagenero y su familia con coronavirus en EE.UU.

Todos los miembros de la familia Pinzón contrajeron el virus. Piden la solidaridad del Gobierno y las personas para sobrellevar la situación.

JORGE BARVA/ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL

17 de abril de 2020 10:08 AM

Como sí se tratara de una prueba más de vida y fe, la familia Pinzón se encuentra atrapada y sufriendo todas las calamidades que trae consigo la pandemia mundial del COVID-19.

Esta familia está conformada por tres miembros y todos se encuentran contagiados con COVID-19. Juan Sebastián Pinzón es un cartagenero de 29 años quien llegó junto con su esposa e hijo el pasado 3 de marzo; sin embargo el destino le jugó una mala pasada y no pudieron salir a tiempo rumbo a Colombia, pues quedaron atrapados en EE.UU., en la ciudad de Glendale, California, debido al cierre de fronteras de ambos países.

Lo más increíble del caso es que todos los miembros familia están catalogados como de alto riesgo, debido a que su esposa tiene seis meses de gestación y su hijo tiene ocho años, siendo población vulnerable para este virus, que ha cobrado la vida de más de 30.000 personas en el territorio estadounidense y tiene a más de 653 mil contagiados.

“Estamos varados aquí, somos una población vulnerable, no tenemos ninguna entrada económica, pues nosotros vinimos de vacaciones y no a trabajar. No queremos ser carga pública en este país. Nos sentimos atrapados y ahora con COVID-19, ¿en qué lugar podrían recibirlos a todos para pasar nuestra cuarentena?” dijo Juan Sebastián Pinzón Tovar.

Como si fuera poco, deben mudarse del lugar donde llegaron a pasar su estadía por razones personales y médicas. Parece que el destino se ha encizañado con ellos, pero saben el buen corazón de colombianos y latinos del mundo radicados aquí en Estados Unidos.

Ahora la familia Pinzón no sabe a dónde ir ni qué hacer, pues ellos llegaron de vacaciones el pasado 3 de marzo y solamente estarían en este país por 20 días. Por ello, solicitan el apoyo y solidaridad de los colombianos y organizaciones sin ánimo de lucro para que puedan mudarse y sobre llevar su enfermedad y embarazo.

“La carga emocional, de salud y física de convivir con el coronavirus es muy complicada. El ambiente es muy tenso y difícil, no es sano para nosotros, ni para nuestro bebé que vienen camino, ni para nuestro hijo de ocho años, para nadie realmente, nos sentimos atrapados en una situación como en cuerpo ajeno”, dijo este cartagenero de 29 años.

Por el momento ellos han recibido ayuda de la misión cristiana Grace Community Church, en cuanto a comida, debido a que su iglesia en Colombia, Betania de la Reforma, los contactó con esta organización, aquí en Estados Unidos, para que le suministrará comida y víveres, pues sus ahorros, que habían destinado para el viaje, ya se agotaron y no tienen dinero para comer y mucho menos para conseguir un lugar o pagar un alquiler para continuar con su cuarentena.

“Estamos prácticamente varados aquí, llegamos de vacaciones y ya. Ya nuestros ahorros se agotaron, no tenemos los recursos para sobrellevar esta carga médica. Estamos buscando un lugar donde poder estar y llevar esta cuarentena. Quisiéramos tener un permiso de trabajo para cuando nos recuperemos de este virus poder velar por mi familia” comentó con voz solloza Pinzón Tovar.

De acuerdo con esta joven pareja colombiana su deseo era que el nuevo miembro de la familia naciera en Colombia, sin embargo, el destino ha sido caprichoso y, por el tema médico y legal, los galenos pediátricos le recomendaron a Andrea, llevar a feliz término su embarazo aquí en la tierra del Tio Sam. Pues aún infectada por el coronavirus necesita con urgencia un lugar donde pasar tranquilamente su etapa final de gestación.

Por su parte, Andrea de Pinzón, una caleña, de 28 años con 24 semanas de gestación es contundente con lo que le pide al gobierno colombiano. “Hemos llamado y escrito a la embajada, y al consulado y no hemos recibido respuesta; solamente nos han dicho los lugares donde nos pueden dar alojamiento o comida. Necesitamos un lugar de paso, o un aparta estudio o algo donde podamos quedarnos solos, y pasar nuestra cuarentena, debido a que mi familia y yo estamos infectados con el corona virus y no podemos ser irresponsables y contagiar a otros”, comentó la madre géstate.

“Mi embarazo anterior fue también de alto riesgo, la doctora pediatra me aconsejó tener el bebé aquí pues debo llevar doble control el prenatal y el del COVID-19. Por ejemplo, mi hijo y yo tenemos dificultades para respirara y estamos sangrando por la nariz”, dijo Andrea.

Actualmente en los Estados Unidos, también están recibiendo soporte, esta familia colombiana, procedente de Cartagena y de Cali, cuenta con el apoyo del grupo social en Facebook Colombianos en el Bay Área (San Francisco, California) y del grupo #QuieroVolverAcasa. Una de sus voceras y líderes, Diana Olivares ha manifestado que se ha contactado con diferentes organizaciones para poder ayudar y apoyar a esta familia colombiana que tanto lo necesita. Además la fundación Day Worker Center se unió a esta causa.

“Una amiga me contactó desesperada al enterarse del caso de la familia Pinzón Ramírez. De una le envié un mensaje por Instagram a un contacto en Los Ángeles, él me llamó, le comenté la situación y enseguida se puso en contacto con una organización que tiene diferentes sedes en toda California. La organización está gestionando las diligencias necesarias para conseguirles un lugar donde vivir. Ellos conocen el caso completico, incluyendo que ella tiene coronavirus y su familia los síntomas. Con todo y eso el muchacho se puso la mano en el corazón y esta haciendo lo más que puede para ayudarles. Realmente he sentido el apoyo de otras comunidades, además de la colombiana, para brindarle ayuda a esta familia ” dijo la barranquillera Diana Olivares.

Por ahora, esta familia cuenta con el estatus legal para permanecer en Estados Unidos por lo menos 5 meses más. Sin embargo, sienten que no tienen el apoyo del gobierno colombiano y ahora en tiempo de coronavirus el dinero escasea, pero lo único que no se ha pagado es su fe, con la que creen que saldrán adelante en este tiempo de crisis. Esperan encontrar lo más pronto un refugio para solventar esta situación.

Para donaciones en especie o dinero contactarse con Diana Olivares, en su correo electrónico olivaresdiana1989@gmail.com. También Pueden hacerlo al whatApp +57 302 376 8266 del grupo #VolverACasa, o al número en EEUU +14155596215. También piden apoyar con donaciones de dinero en https://www.gofundme.com/f/vuelo-humanitario-a-colombia

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS