"El requisito para ser feliz es la integridad": Alberto Araújo Merlano

26 de marzo de 2018 11:29 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Alberto Araújo Merlano falleció en la madrugada del sábado a los 94 años y hasta su último minuto de aliento dio ejemplo de tesón y amor por la vida. Apreciaba su entorno y todo lo que en él había. Sus convicciones personales y su talento empresarial lo develaron como un líder innato que jalonó progreso a Cartagena.

Tan solo un día antes de su fallecimiento viajó a la capital del Atlántico a empaparse de la estructura de la Gerencia de Barranquilla para captar lo mejor de ella y proponer una entidad similar en Cartagena que se encargara de los proyectos más urgentes de la ciudad. La meta que propuso en el Consejo Consultivo del Distrito permanece inspiradora para los demás miembros: Cartagena sin pobreza para el año 2033.

La fuente de su tenacidad en los negocios y en el liderazgo de planes sociales eran sus convicciones personales. Para él, la integridad y el descubrimiento de los talentos en cada persona era el principio de un camino exitoso. Basado en esto creó en el 2011, a sus 87 años, la fundación Geniales con el ánimo de llenar un vacío, que según él, deja el sistema académico colombiano: la búsqueda interna de los talentos y el cultivo de la felicidad.

A continuación la entrevista que en ese momento concedió al periódico Gente Bahía (de esta casa editorial). En ella habla sobre sus convicciones más arraigadas. 

***

Alos 87 años, Alberto Araújo Merlano quiere develar a sus congéneres las determinaciones que lo llevaron a ser un empresario de éxito.

A esta edad, cuando la gran mayoría de las personas están descansando de su vida laboral, Araújo sigue al frente de la presidencia del Hotel Las Américas, con una mente tan lucida que despierta la admiración de quienes lo conocen porque sigue, con frecuencia, produciendo ideas de negocios rentables.

En sesenta y seis años de labores se ha rodeado de gente de diferentes culturas y niveles educativos, lo que le ha permitido conocer y entender porque personas con mentes brillantes viven relegadas a la producción mínima de su capacidad.

El deseo de contribuir a llenar ese vacío en la generación actual y en las venideras hizo que junto a otros cartageneros pujantes creara Geniales, un programa transformador, diseñado para que la persona conozca su talento natural y desarrolle su inteligencia emocional, las claves, según él afirma, para vivir una experiencia terrenal sana, próspera y feliz. En una sola palabra gozar de una vida plena.

Sus socios en esta nueva aventura son: la Prince Martínez Emiliani, Laurina Pereira Martínez, Judith Araújo de Paniza, Regino Navarro y Camilo Caviedes.

¿De dónde nació Geniales?
Nuestro sistema educativo se dedica a dar conocimientos, pero no a enseñarle a las personas a descubrir su talento natural ni a formar su carácter. Esta es una gran falencia en la comunidad porque la inmensa mayoría de las personas mueren sin saber cuál era su talento predominante.

¿Por qué es importante conocer cuál es nuestro talento predominante?
Cada persona al nacer trae consigo unos talentos naturales de los cuales hay uno predominante. Cuando una persona tiene la fortuna de conocer, valorar, desarrollar y hacer de su talento predominante la forma de ganarse la vida nunca tendrá que trabajar porque disfrutará tanto con lo que hace que su trabajo se convertirá en su principal pasatiempo.

¿Por qué es importante desarrollar la inteligencia emocional (IE)?
Porque esto le cambia la vida a la persona. Una persona colérica difícilmente puede llegar muy lejos porque tiene el enemigo dentro de su propio
temperamento. No tiene control sobre sí mismo. Cuando una persona llega alto, sin desarrollar la inteligencia emocional, fácilmente convierte el más en menos.

¿Qué se necesita para desarrollar la inteligencia emocional?
Para que una persona sea cabalmente sana, próspera y feliz requiere desarrollar su potencial mental y esto lo puede lograr mejorando su espíritu de
observación, su capacidad imaginativa y su memoria. Debe fortalecer su voluntad y aprender las necesidades de su propia persona. Requiere aprender a ser prudente y a ser justo. Parece fácil, pero no lo es, una persona justa paga el precio justo, reconoce el mérito de las personas que lo rodean.

¿Después de tantos años de ser un empresario exitoso por qué siente ahora la necesidad de crear este programa para ayudar a otros?
Porque yo mismo fui objeto de esa transformación. Yo me gradué de Ciencias Económicas y Jurídicas de la Universidad Javeriana y empecé siendo un
profesional exitoso. Ganaba mucha plata, pero no era feliz con el ejercicio de la profesión, cuando descubrí que mi verdadero talento era ser empresario me dediqué a lo que me gustaba hacer. Entonces, creé, con otros socios, Araujo y Segovia, Capilla del Mar, Credileasing, después Las Américas, Centro de Convenciones Las Américas, Promotora del Desarrollo de La Boquilla y otras más; ahora Geniales.

¿Por qué sigue trabajando a estas alturas de la vida?

Porque gozo trabajando. A los 87años sigo creando empresas y no busco ganar dinero con eso, el dinero llega como una consecuencia.

¿Para qué sirve el poder?
Bien entendido sirve para servir, no para servirse uno.

¿Qué se necesita para ser financieramente independiente?
Economizar. Por lo menos un 10% de lo que uno se gana debe destinarlo para su propia independencia, ahorrar y luego invertir en una idea próspera. Al principio puede tener muchas dificultades, pero luego esos posibles fracasos se convierten en peldaños de su éxito.

¿El estudio garantiza la independencia económica?
No, si así fuera los profesores serían independientes. Pero sí es una herramienta necesaria y valiosa.

¿Aprovechar el talento predominante sí lo garantiza?
Te da muchas más posibilidades. Puedes llegar a ser exitoso, siempre y cuando tengas una visión de vida. La mayoría de las personas trabajan y
hacen lo que tienen que hacer (cumplen con sus responsabilidades), pero no tienen un proyecto (meta) de vida. Cuando sí lo tienen, saben lo que quieren y para dónde van, entonces se proponen metas intermedias que los van ayudando a alcanzar la meta superior. 

Hay quienes dicen que es fácil hablar así de bonito para quienes siempre lo han tenido todo...
En mi caso no. Mi padre era un hombre pudiente, pero todo cuanto tengo lo hice yo mismo, la herencia de mi padre se la regale a mis hermanas, no tomé un peso de nada, soy hechura de mí mismo.

¿Cuál es su mensaje para las nuevas generaciones?
Creo que llegar a los 87 años siendo una persona sana, prospera y feliz lo debo a haber desarrollado los principios que ahora deseo enseñar. El requisito indispensable para la felicidad es la integridad. Una persona puede ser rica, pero si no es integra es un desgraciado.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS