Cartagena


En Cartagena el dengue afecta más a los pobres

“Cartagena está dividida en dos, un 25% es la hermosa que visitan y un 75% la empobrecida que sufre unos indices de salubridad pésimos”, según el Dadis.

MAYRA DANIELA MEJÍA AGUILAR

02 de diciembre de 2023 01:39 PM

En vista de los índices de dengue en Cartagena durante el último año, El Universal entrevistó al director del Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadis), José Saavedra, quien recalcó que, en contraste al 2022, este año la situación mejoró en un 31% aproximadamente.

¿Cómo están los índices de dengue actualmente en Cartagena?

A corte de la semana epidemiológica número 46, en lo que va de 2023, en Cartagena hay 2.356 casos de dengue, de los cuales 1714 son pacientes sin signo de alarma, 606 con signos de alarma y de toda esta población 36 casos fueron pacientes con patología que se considera grave, llevamos 8 muertes en el año; pero confirmadas por dengue solo una.

De esas muertes, seis fueron descartadas y una está en este momento en estudio para confirmar si fue o no a causa del dengue. Ese es el panorama actual de dengue en Cartagena, observando que, a diferencia de otros años, en 2023 hemos mejorado aproximadamente en un 31%, con respecto a la situación de dengue en la ciudad.

¿A quién afecta más?

El dengue no tiene una preferencia por edades, al depender de la picadura de un mosquito transmisor del virus. Lo que sí nos preocupa más son las personas de la tercera edad y los niños, ya que son los más propensos a sufrir complicaciones por una enfermedad que puede ser letal.

¿Qué estrategias están implementando?

Desde nuestra Dirección de Salud Pública, en sinergia con el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (Crue), tenemos un ejército de personas replegadas en las calles, en los sectores más propensos de la ciudad a que la situación se desborde. Lea también: Alerta por alza en los casos de dengue en Cartagena: van 2.193 este año

Este equipo, conformado por bacteriólogos, biólogos, médicos, enfermeros, psicólogos, trabajadores sociales, técnicos de salud , técnicos de saneamiento en conjunto con el Instituto Nacional de Salud y el Ministerio de Salud, difunde constantemente en medios de comunicación y en las redes sociales lo importante que es la prevención a una enfermedad de vieja data y difícil de erradicar.

Por ende, es sumamente necesario tener conciencia del manejo aguas estancadas, de vigilar que no se llenen de gusarapos, pues ahí la población de mosquitos sigue creciendo y se sale totalmente de control.

Nuestras campañas consisten en el voz a voz, en tocar las puertas y en fomentar la educación continua en comunidades y en los colegios para que los niños desde tempranas edades se vayan concientizando de que esta es una enfermedad mortal.

¿Sectores más propensos?

El dengue no tiene estrato social, como es un mosquito que usualmente utiliza aguas limpias, claramente se puede encontrar tanto en el estrato 6 como en el 1, pero influyen las condiciones de salubridad, de saneamiento básico y demás.

En barrios como Olaya, San Fernando, Henequén, Nelson Mandela, El Pozón, Villa Estrella, Canapote e, inclusive, en Manga. En este último atendimos un caso de dengue grave hospitalizado en UCI. Es decir, se presenta en toda la ciudad, pero en la zona sur oriental es donde vemos más complicaciones propias de la enfermedad.

¿La comunidad cómo debe contribuir?

Muy sencillo. En el momento en que un familiar o uno mismo ve que está con fiebre, dolor de cabeza o detrás de los ojos, malestar general, dolor en los huesos y los músculos, falta de apetito e inclusive dolores abdominales y demás, debe ir al médico, pues son signos y síntomas claros del dengue.

El Dadis capacita y monitorea las clínicas que tienen urgencias y consultas prioritarias para que los médicos y enfermeras tengan presente que el dengue está vivo y que a los cuadros clínicos sospechosos de dengue no les pueden dar de alta inmediatamente, sin antes haber descartado que sea un dengue inminente.

A veces por costumbre o por exceso de confianza, se le da de alta al paciente, y a los 2 o 3 días regresa ya destrozado. Entonces eso es importantísimo, en los hogares, al notar a algún familiar con esos síntomas, no se debe pensar que es un resfriado común. Hay que ser más maliciosos ante la complejidad de la enfermedad y acudir a urgencias cuando estos síntomas tocan a la puerta.

¿Cuáles son los principales desafíos?

El primero se llama cultura ciudadana, nosotros tenemos lastimosamente unos índices un poco tristes, donde nuestras comunidades por ignorancia, por desconocimiento, dejan por fuera algo básico que se llama el aseo. Le puede interesar: Así avanza la campaña de movilización social contra el dengue en Cartagena

En nuestras casas, por muy pobres o ricos que seamos, tenemos que ser aseados, organizados y limpios, pues sabemos que en aguas limpias, floreros, estanques, llantas y en los picos de botellas que ponen en las paredes, el mosquito pone el huevo y crece el gusarapo, generando la proliferación del mismo. Tenemos que concientizarnos que previniendo la enfermedad saldremos del hueco.

¿Cartagena está dividida en dos mitades?

Sí. Si vamos más allá de las zonas que visitan los turistas, encontramos una ciudad con una población sufrida, pobre, marginada, la que el turista no ve, porque solamente mostramos lo bonito de la ciudad. Es en esa población relegada en la que nos enfocamos para salvaguardar sus derechos; pero también recordarles sus deberes; entonces, no es mitad y mitad, es casi un 75% - 25%, una ciudad marcadamente dividida. Ojalá vengan tiempos mejores con relación a esta brecha.

¿Cómo evitar la propagación y el contagio del dengue?

La más importante es el manejo de las aguas limpias, pues es donde crece y prolifera el mosquito. Al controlar la población del mosquito, obviamente habrá menos probabilidades de que la infección o la patología se esparza. Y aclaro que no es correr a inundar de insecticidas a la ciudad, un paso necesario y reglamentado por el Ministerio de Salud, sino controlando las causas directas de la proliferación del mosquito vector.

¿Qué llamado hace?

El principal llamado es que al momento de tener la mínima sospecha de que tenemos un familiar, un amigo, un conocido o un vecino que pueda estar enfermo, hay que acudir de inmediato al médico para evitar la complicación. Así se salvan vidas.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS