Cartagena


En dos barrios de Cartagena, la bendición llega en un plato de comida

Ante la situación de pobreza en la invasión 20 de Enero y en Policarpa, un grupo de jóvenes creó un comedor comunitario para estos barrios. Esta es la historia.

JULIE GONZÁLEZ ORTEGA

17 de octubre de 2021 12:00 AM

En Cartagena solo el 27,3% de los hogares consume tres comidas al día, según los datos más recientes del Dane. Es una cifra dura, pero real. Puede verse y palparse al pasar por las zonas más deprimidas de la ciudad y notar la gran cantidad de niños con bajo peso, que aún así, corren descalzos por las calles sin pavimento, mientras sus padres intentan conseguir el sustento del día. (Le puede interesar: Cartagena, la ciudad donde comer tres veces al día es todo un reto)

Esa es una escena que se repite en decenas de barrios en Cartagena y que lamentablemente pareciera estar lejos de desvanecerse pronto. Aún así, existen iniciativas que buscan aportar su grano de arena para intentar cambiar esa realidad.

Ese es el caso de un grupo de jóvenes que hace cuatro meses se unieron y decidieron formar un comedor comunitario en la invasión 20 de Enero y en el barrio Policarpa, del que casi 200 niños se benefician todos los martes y jueves. ([Video] Almuerzos, la alegría de los niños del 20 de Enero y Policarpa)

Adrián Cassiani y Salua Tapia lideraron la iniciativa, a la que después se fueron sumando otros jóvenes como María Vargas, Kevin Goiter y Lucelis Payares, quienes apoyaron la actividad.

Su proyecto se llama “Kadosh”, que significa algo sagrado y puro, como lo es alimento, sobre todo para quienes pasan necesidades.

Reciba noticias de El Universal desde Google News
Comida por sonrisas

Todos los martes y jueves los jóvenes, que viven en San Pedro Mártir, se reúnen para cocinar la comida que llevarán a las comunidades. De allí toman rumbo hacia los barrios, donde niños e incluso adultos que también se benefician del comedor los esperan con ansias.

“Decidimos tomar acción para tratar de sumar con nuestros granitos de arena a que esta situación no sea como es. Hay niños que no comen, que quizá esta es su única comida en el día, por eso lo hacemos”, explica Adrián.

Aproximadamente 200 niños se benefician de esta labor.
Aproximadamente 200 niños se benefician de esta labor.

Por ello escogieron esos dos sectores de la ciudad, donde la necesidad de alimento es evidente. “No nos pudimos quedar de brazos cruzados teniendo nosotros la posibilidad de brindarle algo a los niños, por eso es importante para nosotros hacer esto”, dice Salua.

Para poder llevar a cabo cada jornada de almuerzos, se apoyan en las redes sociales, donde han recibido apoyo de varias personas.

“Tenemos amigos que nos ayudan, los menús que vamos a preparar los ponemos una semana antes en estados de Whatsapp y de Facebook y ellos van respondiendo y nos dicen en qué nos pueden apoyar, si con arroz, aceite o atún... y así es como realizamos esto”, agrega.

El resultado es la sonrisa de niños y adultos, que al recibir su plato de comida siempre se muestran agradecidos con la labor que realizan los jóvenes.

En dos barrios de Cartagena, la bendición llega en un plato de comida

“La verdad es que hemos visto a la comunidad muy contenta, jalan los martes y jueves para tener su comida. En lo personal me llena de mucha satisfacción que podamos brindar a los niños algo que no tienen a diario. Aprendí una frase que dice que lo que yo haga para mí, se queda conmigo, pero lo que hago para los demás queda para la historia y deja huellas”, afirma Salua, a quien realizar esta labor la llena de felicidad.

Llegar a más barrios

En el futuro, los jóvenes esperan extender la iniciativa a muchos más barrios de Cartagena, con el fin de beneficiar a más niños con los almuerzos.

“Esperamos crecer, estar no solo en el 20 de Enero o en Policarpa sino también en otros barrios de Cartagena. Sabemos que son muchos, está Nelson Mandela, El Pozón... ya los hemos estado visitando, pero como no tenemos los recursos o la capacidad para llegar a estos, solamente estamos acá. Una vez podamos iremos de barrio en barrio”, dijo Adrián.

En dos barrios de Cartagena, la bendición llega en un plato de comida

Para él, es realmente significativo realizar esta actividad y ser el medio por el cual muchos niños reciben el alimento que tanto requieren. “Es gratificante ver que un plato de comida llega a las manos de estos niños que siempre lo necesitan, y nos llena el corazón sentir que se alimentan gracias a esta actividad”, expresó.

Por este motivo, invitó a todos a apoyar el proyecto y aportar para que más niños puedan beneficiarse de este comedor. “Invito a toda la ciudadanía cartagenera a que apoyen esta labor tan bonita que llena los corazones de muchos niños en la ciudad. Nos pueden contactar a través de la página de redes sociales y ver todo lo que hacemos para que se sumen a esta iniciativa”, aseguró Adrián.

Quienes estén interesados, pueden escribir a los números 3008155375 y 3207495217; contactar a los jóvenes a través del Facebook “Revolución Kadosh” o de la cuenta de Instagram “Kadosh_revolution”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS