Cartagena


¿En qué se invertirán $2 mil millones para el patrimonio en Cartagena?

Recientemente, en la ciudad se despertó el interés de los ciudadanos por sus fortificaciones. En medio de la polémica, muchos cuestionaron de qué manera y quién controla los inmuebles históricos.

OMAR CARRASQUILLA LEÓN

03 de septiembre de 2021 10:00 AM

Los atardeceres en las murallas de la ciudad recorren todo el planeta en postales y fotos de recuerdo. En sus baluartes y cañones muchas familias se han conformado. La visita al Castillo San Felipe es algo que todo cartagenero relaciona con su época de colegio. Pero, a la hora de conocer a profundidad sobre cuántos kilómetros hay de murallas o quién y cómo se gestionan estos espacios, más de uno se raja.

En tiempos controversiales respecto a las fortificaciones de Cartagena, muchos ciudadanos han volcado su atención sobre este tema. En medio del ruido, un protagonista ha salido a relucir: la Escuela Taller de Cartagena de Indias (Etcar).

(Puede interesarle: ¿Cuál es el estado del patrimonio histórico de Cartagena?)

Es de conocimiento público que el Distrito maneja gran parte del patrimonio histórico y cultural de Cartagena. Muchos se enteraron, recientemente, que el fuerte del Pastelillo es de jurisdicción nacional, a cargo del Ministerio de Cultura. Sin embargo, de la misión y función de la Etcar, entidad conservadora de fortificaciones y monumentos, aún hay poco conocimiento.

¿Qué es la Etcar?

La entidad es un establecimiento público, descentralizado, adscrito a la Alcaldía de Cartagena, con autonomía administrativa y patrimonio propio. Por lo que no recibe un presupuesto determinado y regular, como una secretaría distrital, generando sus ingresos para la autosostenibilidad.

Desde hace tres décadas ha ganado experiencia gestionando dineros de cooperación internacional, por lo que en el 2012 el Ministerio de Cultura le delegó la administración de 93 Bienes de Interés Cultural (BIC) del ámbito nacional ubicados en Cartagena, mediante la firma de un comodato renovado en 2017 por cinco años. Pero dicho contrato no representa una inyección de recursos nacionales por parte de Mincultura, y la administración de los BIC se realiza bajo la gestión de recursos propios generados por todos los ingresos que se recaudan por concepto de la taquilla del Castillo San Felipe de Barajas, aprovechamientos económicos permanentes y temporales (arriendos y alquileres), y alianzas estratégicas con actores públicos o privados de diverso orden.

Estos dineros se reinvierten en su totalidad en la administración, protección, conservación, restauración, puesta en valor y divulgación de los BIC a su cargo. Además de solventar otro importante brazo de la entidad: la formación de jóvenes en oficios tradicionales como carpintería, albañilería, forja, electricidad, cantería, pintura, jardinería y cocina. Los egresados, en compañía de sus maestros, aplican sus saberes en proyectos de restauración y mantenimiento de edificaciones e inmuebles culturales e históricos.

(Lea aquí: Preocupante: el riesgo de ser peatón en Cartagena con las cebras extintas)

2000 millones para resistir el golpe de la pandemia

El principal ingreso de la entidad, la entrada al Castillo San Felipe de Barajas, se diezmó, durante el 2020 y parte de 2021, por las medidas implementadas para prevenir la propagación del COVID- 19. La fortificación estuvo cerrada al público durante ocho meses y en lo que va corrido del año la cantidad de visitantes se redujo en un 60 por ciento en comparación con el 2019, según cifras de la Etcar.

Ante el desafiante momento, y en aras de la preservación prioritaria y conservación de los BIC de la ciudad, en junio de 2021, el Mincultura anunció una inversión aproximada de 2 mil millones de pesos para el desarrollo de estrategias de protección del patrimonio material de la ciudad y fortalecimiento de la generación de empleo juvenil y los procesos de capacitación humana a través de la Etcar.

Los recursos se destinarán específicamente para la reparación del adarve (azotea) del Cuartel Militar de Las Bóvedas y la formulación del Plan Especial de Manejo y Protección del Paisaje Cultural y Fortificado de la Bahía de Cartagena.

¿Quién planifica y controla a la Etcar?

Una parte de la polémica de días recientes recayó en la entidad, ya que hay mucha desinformación. Muchos cuestionaron de qué manera se controla el accionar de los rectores del patrimonio de Cartagena. La entidad explicó que es el Comité Directivo de las fortificaciones quien hace seguimiento a la gestión de la Etcar como administradora de los BIC del ámbito nacional de la ciudad.

Dicho Comité Directivo es el encargado de tomar decisiones con respecto a los BIC que hacen parte del Comodato.

Lo conforman: director de Patrimonio del Mincultura, la secretaria General del Mincultura, el alcalde de Cartagena o su delegado y el director de la Etcar, con voz pero sin voto de lo que se decida.

  NOTICIAS RECOMENDADAS