Cartagena


¿En qué va el macroproyecto del Ecoparque de La Popa?

El proyecto, que tendría un costo aproximado de $9.923 millones, busca recuperar las zonas verdes del cerro e impulsarlo como atractivo ecoturístico. Sepa en qué va.

JULIE GONZÁLEZ ORTEGA

29 de noviembre de 2021 12:00 AM

Construir en el cerro de La Popa un ecoparque con miradores, senderos y circuitos para deportistas es quizá una de las propuestas más ambiciosas que hayan escuchado los cartageneros en los últimos años. Sin embargo esa es una de las grandes apuestas del Distrito para recuperar este importante ecosistema de Cartagena e impulsarlo como un atractivo turístico sostenible. (Lea aquí: Así será el ecoparque de La Popa en Cartagena)

El proyecto contempla primero la reforestación de 5 hectáreas de bosque seco tropical, seguido de la construcción de un ecosendero peatonal. También se harán cinco miradores con parapente 360°, 16 plataformas recreativas, 12 zonas de terrazas deck, oficinas administrativas, ciclorrutas, circuito para ciclomontañismo, parqueadero, cafetería y taquilla. Adicionalmente, se mejorará la vía de acceso.

¿En qué va el macroproyecto del Ecoparque de La Popa?

“Con base en los recorridos preliminares de la zona, el proyecto se encuentra en un área útil de 9,1 hectáreas, donde no se evidencia predio alguno. Además, se buscará contratar, cuando se inicie su construcción, mano de obra calificada y no calificada de las comunidades que pertenecen al cerro de La Popa”, informaron desde el Establecimiento Público Ambiental (EPA).

Reciba noticias de El Universal desde Google News

¿Cómo va el proceso?

El EPA informó que se ha avanzado en la contratación de un estudio de riesgo del área de construcción del macroproyecto, el cual se realizó a través de un convenio con la Universidad de Cartagena que se está ejecutando hasta el mes de diciembre.

“También es importante recalcar que se ha venido realizando la socialización del macroproyecto del Ecoparque, enfatizando que el proyecto para la construcción se aprobó en las mesas sectoriales de regalías, como prioridad de los proyectos de la administración distrital”, manifestaron.

Diseños arquitectónicos básicos del Ecoparque. // Cortesía
Diseños arquitectónicos básicos del Ecoparque. // Cortesía

Así, luego de la fase de estudios de riesgo, se procederá con la contratación de estudios y diseños, con el fin de radicar el proyecto formulado ante el sistema de regalías con los requisitos exigidos por la Secretaría de Planeación. La meta de este Gobierno es que los recursos sean aprobados.

El objetivo

El principal propósito de la construcción del Ecoparque es detener la degradación ambiental en el cerro de La Popa, teniendo en cuenta que el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) lo concibe como patrimonio natural de la ciudad y como un ecosistema estratégico protegido.

9,1
hectáreas tendría el Ecoparque.

“Hay que tener en cuenta que la degradación cronológica del cerro a través de los años, se visualiza en alrededor de 69 hectáreas entre 1978 y 2019. El proyecto, con base en la problemática planteada, busca reverdecer el cerro a través de acciones de reforestación, construcción de miradores, senderos ecológicos y creación de empleos en la zona de influencia, con lo que habrá un impacto en la apropiación ambiental de la comunidad, en el ecoturismo y en la educación ambiental de fauna y flora en torno al bosque seco tropical”, sostuvo el EPA.

Las socializaciones

Entre lo expresado por la comunidad en torno al proyecto figuran varios puntos:

- Inclusión de los habitantes de la zona de influencia del cerro de La Popa.

- Gratuidad en la entrada para personas de estratos 1 y 2.

- Solución a la falta de servicios públicos, en especial de agua potable.

- Mejoras en la vía de acceso donde se construirá la obra.

- Posibilidad de tener stands de comidas y artesanías para la generación de ingresos.

- Que el proyecto sea operado por el Distrito, no por privados.

- Capacitar a guías ecoturísticos para que trabajen en el Ecoparque.

Desde el Establecimiento Público Ambiental (EPA) ratificaron que la comunidad debe trabajar antes y después de las obras y que las solicitudes serán analizadas en el debido proceso presupuestal de ejecución del proyecto.

Aseguraron que se van a seguir realizando mesas de trabajo y que harán seguimiento a todos los procesos, con el fin de dejar compromisos por escrito antes de que empiece la obra.

  NOTICIAS RECOMENDADAS