Cartagena


¿Es gripa, COVID o las dos? Conoce cómo puedes diferenciarlos

Un especialista cuenta a El Universal lo que se puede hacer para diferenciar las enfermedades y cuáles son las recomendaciones para evitar contagios en tiempos de lluvia.

GISSEL DÍAZ SÁNCHEZ

03 de septiembre de 2021 06:20 PM

Las enfermedades respiratorias que traen consigo la temporada de lluvias ya afectan a los cartageneros y la principal preocupación es: “ojalá no sea COVID”. Aunque los casos de COVID están a la baja, hay que recordar que se presentó un fuerte pico de la enfermedad coincidiendo con la época de lluvias. Y ahora con toda la evolución que ha tenido el coronavirus, los síntomas pueden variar y dificultan la diferenciación entre el virus y una gripa viral.

El médico y neumólogo intensivista, Carmelo Dueñas, contó a El Universal aspectos claves para poder entender cómo podríamos diferenciar las enfermedades y qué hacer para evitarlas.

“Ahora mismo es complicado diferenciar a la gripa del COVID porque los síntomas son los mismos en muchos casos. Pero la gripa produce dos cosas: el resfriado y la influenza”.

Según Dueñas, los virus de la gripa producen síntomas muy vanales como estornudos, catarro nasal, dolor de garganta, tos, malestar general y a veces síntomas gastrointestinales. Pero “el problema es que el COVID da lo mismo y en el 80% de los casos los síntomas son los de una gripa, diferenciarlos a veces no es fácil. Pero la diferencia podría ser tal vez, la pérdida del olfato y el gusto”, explicó.

Sin embargo, siempre será mejor hacer la prueba para descartar el contagio del virus. “Por mucho que la gripa me ponga con la nariz tapada, yo tengo olfato. En cambio el COVID sí produce la pérdida del gusto y el olfato. Esa sería una de las formas fáciles de diferenciarlo”, agregó Dueñas.

Lea: ¿Ha tenido gripe? Con la pandemia disminuyeron los cuadros respiratorios

Gripa y COVID pueden dar al mismo tiempo

Uno de los aspectos de los que poco se habla es que a las personas les puede dar COVID y al mismo tiempo gripa y esto hace la situación aún más delicada. “Hemos tenido pacientes con gripa y COVID al mismo tiempo y eso no es raro. Especialmente porque el año pasado el pico del COVID se mezcló con el pico de la gripa y este último tiene que ver con las lluvias y cambios de temperatura. Así que hubo varios pacientes con los dos, a eso se le llama coinfección: la persona que tiene dos infecciones al tiempo”, explicó el especialista.

Pero este diagnóstico es complicado, porque para el COVID se realiza la prueba con el hisopado pero la prueba de gripa es más compleja. “Es un examen más costoso con prueba de secreción en las vías respiratorias que realmente casi no se hace. En ese se muestran todos los virus de la gripa y también se dice si la persona tiene COVID o no, es muy completo”.

En los casos en los cuales es más peligroso el adquirir las dos enfermedades, es cuando estamos frente a un paciente con enfermedades inmunorepresoras. Aquí hay que tener especial cuidado porque pueden llevarlo a la muerte.

Carmelo Dueñas, neumólogo intesivista

La prevención es clave

Determinar la enfermedad a la que nos enfrentamos es importante, pero la clave siempre será la prevención.

Lea: Vacuna de la gripe evita que enfermos con COVID- 19 se agraven

Lo primero es la vacuna, todo el mundo debe vacunarse contra el COVID. Pero la otro es que hay que ponerse la vacuna contra la gripa, que es anual y se la deben poner sobretodo las personas que tengan más riesgos de morir por una gripa”.

Cada año las personas deben recibir su vacuna contra la gripa, que es la misma de la influenza y se trata de un refuerzo contra los virus de la gripa que tuvieron mayor incidencia en el año anterior. Pero las personas con comorbilidades deben poner especial atención a la aplicación de la vacuna contra la influenza.

Aunque la gripa tiene una mortalidad mucho menor a la del COVId, cuando afecta a personas diabéticas con enfermedades respiratorias o enfermedades cardíacas, porque estas personas pueden fallecer, igual pasa con los adultos mayores. “Esa es la vacuna de la influenza y la de la neumonía que también se la deben tener los que están más propensos puede ser cada cinco años, pero debe ponerse”, dice Dueñas.

Lea: Ni cáncer ni menos oxígeno: no hay efectos nocivos del tapabocas en niños

La mascarilla es clave

Quedó comprobado que el uso de la mascarilla es clave al momento de prevenir las enfermedades respiratorias.

Está medido que si se usa correctamente la mascarilla pero hay que recalcar la diferencia entre mascarillas de tela y quirúrgicas: la de tela sirve pero la quirúrgica sirve más”.

Dueñas cuenta que “acaba de salir un estudio a más de 300 mil personas en Bangladesh que demostró que en pueblos con mascarillas frente a pueblos sin mascarillas, disminuyó notoriamente el COVID. Además la evidencia demostró también la efectividad de las mascarillas quirúrgicas frente a las de tela”.

El especialista dice que por cada 24 personas que usan mascarilla se evita un caso de gripa. Y que en el caso de personas con enfermedades inmunosupresoras deberían continuar con el hábito de usarlas, en viajes y también en lugares cerrados.

¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.

  NOTICIAS RECOMENDADAS