Cartagena


Insulares, inconformes con prohibición de embarcaciones en Bazurto

Con la nueva restricción los habitantes no saben dónde podrán abastecerse. Capitanía de Puerto dice que la medida es para proteger a la comunidad.

JULIE GONZÁLEZ ORTEGA

30 de mayo de 2020 10:00 AM

La emisión de una circular a través de la cual la Dimar restringe el zarpe y la llegada de embarcaciones al mercado de Bazurto a través de la ciénaga de Las Quintas, generó polémica entre los lancheros y habitantes de la zona insular de la ciudad, quienes están acostumbrados a hacer sus compras en esta central de abastos.

La decisión fue tomada por la autoridad marítima en consecuencia con las ordenes del alcalde William Dau de restringir el acceso al mercado para aumentar el cerco epidemiológico en esta zona de la ciudad, que se ha identificado como un foco de COVID-19.

“La preocupación que tenemos nosotros es que se vayan a contagiar en la isla, porque muchos están transportando alcohol, drogas y embarcando gente que no deben desde el mercado”, indicó el capitán de fragata Jorge Uricochea.

Por ello, a partir de este momento los embarques y desembarques deben hacerse únicamente en Bocagrande de 6 a.m. a 11 a.m. siguiendo las disposiciones del pico y cédula en Cartagena.

La decisión ha generado polémica en las comunidades insulares ya que si bien reconocen que hay personas que han violado las recomendaciones de las autoridades, en verdad necesitan llegar al mercado para abastecer las tiendas de su sector.

“Estamos de acuerdo con las medidas de bioseguridad, pero por el bien de todos necesitamos llegar a ese punto. Somos más de 15 mil habitantes en la Isla de Tierrabomba. Le pedimos a la Capitanía de Puerto coordinación para poder organizarnos de la mejor forma y no salir afectados”, manifestó Ana Díaz, secretaria de la Asociación de Lancheros.

“Pedimos control, no prohibición”

Lo cierto es que desde que se inició la cuarentena ha habido denuncias de parte de los líderes de la isla, indican que hay personas que salen y llegan en lanchas a altas horas de la noche sin ningún tipo de protección, poniendo en riesgo a los habitantes que permanecen en la comunidad de propagar el virus dentro de la isla.

Por ello, en reiteradas ocasiones han hecho peticiones a Capitanía y Guardacostas de realizar controles más severos, tales como la toma de temperatura y el respeto de los horarios estipulados para navegar. Sin embargo afirman que la prohibición de la llegada al mercado es una exageración que más que ayudarlos a controlar la situación, termina siendo contraproducente. “Si las tiendas no tienen donde surtirse ¿dónde vamos a comer?”, afirma Díaz.

“Nosotros lo que queremos es estar blindados y que no llegue el virus, pero queremos tener garantías para poder pasar bien la cuarentena. Pedimos apoyo y que no nos dejen solos”, puntualizó.

Otras medidas

Dentro de la circular emitida por Dimar también se recuerdan otras medidas que ya habían sido expedidas por el alcalde en el primer decreto relacionado a la alerta por coronavirus en Cartagena:

-Prohibido zarpe y llegada de embarcaciones de tipo turístico o comercial en todos los muelles.

-Limitar en un 30% la capacidad de pasajeros a bordo de las embarcaciones.

-Distancia de 1 metro de distancia entre pasajeros.

-Uso obligatorio de tapabocas.

-Desinfección de las embarcaciones.

-Prohibido el transporte de personas extranjeras, solo se permiten nativos.

  NOTICIAS RECOMENDADAS