Cartagena


La resistencia de los pescadores de Pasacaballos

Aún con dificultades, los pescadores de Pasacaballos luchan por seguir viviendo de su oficio y recuperar la bahía de Cartagena.

“Mi vida”. Así define Manuel Ahumedo Sosa, pescador de Pasacaballos, lo que significa la pesca para él. A la edad de 8 años comenzó con sus primeras faenas en compañía de su padre, y desde entonces ha ejercido este oficio que le ha permitido sacar adelante a sus cuatro hijos, hoy todos profesionales.

“Es algo que me enseñaron, lo llevo dentro y por eso lo ejerzo con mucho amor siempre”, cuenta Manuel, que también asesora cuatro asociaciones pesqueras que hay en Pasacaballos.

Su experticia la ganó en los 41 años que lleva ejerciendo esta actividad, y es precisamente este tiempo el que le ha hecho testigo de los múltiples cambios que ha tenido la bahía de Cartagena, la cual denomina como “la empresa de los pescadores”.

Video: Pescadores de Pasacaballos luchan por recuperar la bahía de Cartagena

Con claridad puede recordar aquellos sucesos que hicieron cambiar para siempre la pesca en Pasacaballos. El primero fue en 1977, cuando la empresa Alcalis de Colombia derramó mercurio sobre la bahía. El segundo, fue en 1980 con el derrame de un pesticida por parte de Dow Química.

La resistencia de los pescadores de Pasacaballos

Este último suceso trajo como resultado la histórica sentencia T-080 de 2015, en la cual la Corte Constitucional ordenó a Dow Química a restablecer los daños a la bahía y a hacer partícipes a las comunidades de los planes para ello.

“El antes es una cosa que si recuerdo me llena de alegría, me llena de gozo porque realmente eran capturas abundantes de peces, nosotros salíamos a las 4 o 5 de la mañana y a las 10 ya veníamos de regreso”, comenta Manuel. Hoy, su rutina ha cambiado, sale a las 3 o 4 de la tarde, y regresa a las 8 de la mañana del día siguiente.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

“La afectación ha sido grande, porque si no hay capturas, ¿cómo traemos el sustento de nuestra familia a casa? Todo este emporio industrial de Mamonal ha ido afectando eso y la escasez de peces en la bahía aumenta cada día más”, afirma.

Son los pescadores los que han tenido que reacomodarse a las nuevas condiciones de la bahía para poder seguir viviendo de este oficio. Es por esto que la petición a las autoridades es que realmente velen por la protección de la bahía.

La resistencia de los pescadores de Pasacaballos

“Creo que se han olvidado. Aquí hay falta de control de Cardique, del Establecimiento Público Ambiental (EPA), del mismo Distrito de Cartagena. Las empresas que están alrededor de la bahía vierten sus residuos sin ninguna clase de control y si uno denuncia no pasa absolutamente nada. Queremos que las autoridades estén mucho más atentas, todos podemos ser vigilantes, porque si denunciamos las autoridades deberían tratar de resolver las situaciones”, expone el pescador.

La esperanza

La sentencia T-080 de 2015 dio esperanza a los pescadores de si quiera ver en un 60% recuperada a la bahía de Cartagena, pues consideran que es muy difícil que vuelva a estar como antes.

“En aquella faenas en menos de cinco o seis horas recogíamos 70, 80 y hasta 90 kilos de pescado. Ojalá que con este plan de restauración podamos llegar si quiera a 40, 50 o 60 kilos”, dijo Manuel.

2015
fue el año que la Corte Constitucional emitió la sentencia que ordenó a Dow Química restablecer los daños causados a la bahía de Cartagena.

De hecho, los pescadores han participado activamente de las reuniones para el plan de restauración. “Estamos proponiendo que las especies nativas, las que han aguantado la oxigenación de la bahía de Cartagena, se puedan multiplicar, que podamos hacer encerramientos de ese tipo de especies y luego echarlas en arrecifes artificiales que estamos tratando que se construyan para así darle más capacidad de peces a la bahía”, explicó.

Es así que los pescadores le apuestan a recuperar la bahía de Cartagena y a convertirla nuevamente en esa empresa sostenible de la cual muchas personas puedan vivir.

“La pesca para mí es lo que llevo dentro, es con lo que me he sustentado todo estos años y creo que sin ella yo no subsisto. Eso es todo lo que la pesca es para mí”

Manuel Ahumedo Sosa, pescador.

  NOTICIAS RECOMENDADAS