Cartagena


Lluvias ácidas en Cartagena, ¿hay que preocuparse?

Un volcán erupcionó en las Islas Canarias, en España, provocando una nube tóxica que viaja por el mundo y que ya llegó a Colombia, por el mar Caribe.

OMAR CARRASQUILLA LEÓN

13 de octubre de 2021 10:18 AM

El pasado 19 de septiembre erupcionó el volcán Cumbre Vieja, en la isla canaria de La Palma, en España. Allí se emiten diariamente 5.849 toneladas de dióxido de azufre, decenas de temblores y bloques de lava con el tamaño de casas y edificios, lo que tiene en alerta a la zona.

Más de 20 días después y a 6500 kilómetros del lugar, Cartagena, según expertos, sufrirá afectaciones climáticas derivadas del evento.
Lluvias ácidas en Cartagena, ¿hay que preocuparse?

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) informó que, el fin de semana pasado, ingresó una nube contaminante de dióxido de azufre (SO2) al territorio nacional. Los gases y partículas han viajado por el mar Caribe y han entrado por la península de La Guajira.

Lluvias ácidas en Cartagena, ¿hay que preocuparse?
Lluvia ácida

Según el Ideam, este fenómeno es considerado como un problema de calidad del aire con consecuencias no tan directas sobre la salud humana. Sin embargo, el fenómeno causa la acidificación del medio, generando efectos sobre los suelos, la vegetación y los cuerpos de agua, los cuales afectan directamente la calidad de vida de la población.

Las principales afectaciones se dan en los cuerpos de agua, ya que contamina arroyos, ríos, lagos y aguas subterráneas, alterando el equilibrio de los iones del agua, y aumentando el contenido de aluminio y demás metales pesados provenientes de su movilización en lechos acuáticos, según Ideam.

“El efecto más importante de la lluvia ácida en los sistemas acuáticos es la afectación a los peces por intoxicación con metales tóxicos, lo que genera graves efectos en las cadenas tróficas con consecuencias en la economía pesquera y problemas de salud ocasionados por la toxicidad. El consumo de peces con una mayor concentración de metales en su carne y la reducción de ciertos grupos de zooplancton, algas y plantas acuáticas, trastornan la cadena alimenticia de los lagos y potencialmente causa desequilibrios ecológicos y epidemiológicos, estos últimos evidenciados para la población humana”, expuso la entidad ambiental.

La lluvia ácida también puede ocasionar daños en las plantas recién nacidas y se ha evidenciado el aumento en la vulnerabilidad de los árboles ante enfermedades y organismos parasitantes como insectos y hongos.

Los pájaros pequeños se ven afectados en su reproducción, los huevos de varias especies de pájaros aparecen con paredes muy delgadas debido al aluminio ingerido a través de insectos que se desarrollan en aguas acidificadas.

Los animales herbívoros se ven afectados ya que al acidificarse los suelos, las plantas que aquellos ingieren, acumulan una mayor cantidad de metales pesados y aluminio.

La lluvia corroe las fachadas de las edificaciones, las esculturas y monumentos históricos”

Emel Vega, meteorólogo Universidad Nacional de Colombia.

Reciba noticias de El Universal desde Google News
Precisiones sobre la gravedad

“Afortunadamente, los vientos en los altos niveles de la atmósfera arrastrarán parte de esos contaminantes hacia el occidente de África, lo que quiere decir que hasta el Caribe colombiano solo llegarán los contaminantes que se concentren en la parte baja de la troposfera, por lo que la afectación es moderada y no reviste peligrosidad para la salud de las personas adultas”, precisó Emel Vega.

El Ideam aclaró que las concentraciones reportadas en superficie no representan ningún impacto o afectación de gravedad.

“Sin embargo, en caso de que las concentraciones de SO2 aumenten considerablemente, se recomienda evitar actividades físicas al aire libre para reducir la exposición a la contaminación atmosférica, que en altos niveles puede causar inflamación de las vías respiratorias”, informó el Ideam, señalando que las autoridades deben mantenerse alertas y no relajen la prevención.

Reciba noticias de El Universal desde Google News
Medidas del Distrito

Emel Vega señala que las autoridades deben proteger los monumentos históricos de la ciudad, cubriéndolos con sábanas de polietileno o plástico, para evitar que la lluvia ácida los afecte. Prevenir de manera especial a los padres y niños, para que estos últimos no los expongan durante la caída de la lluvia ácida.

La Escuela Taller Cartagena de Indias (Etcar) le reveló a El Universal que para asegurar la protección y conservación en el tiempo de las fortificaciones de la ciudad, limpiarán la superficie de estas edificaciones con agua y jabón neutro para retirar el biofilm de las escarpas. Con esta actividad de lavado se retirarían las partículas de lluvia que pudieran concentrarse en las oquedades de la piedra para prevenir un deterioro a futuro.

“Teniendo en cuenta la novedad meteorológica, las actividades de limpieza se programarán tan pronto disminuya el PH de las lluvias ácidas”, acotaron desde Etcar.

  NOTICIAS RECOMENDADAS