Cartagena


¿Los niños podrán seguir soportando el encierro por la pandemia?

Con la extensión del aislamiento, solo pueden salir a la calle menores de 6 a 17 años, pero no podrán tocar nada. Una psicóloga infantil nos explica qué ocurre con el comportamiento de los niños.

WENDY CHIMÁ P.

07 de mayo de 2020 12:00 AM

¿Ya no iré más al colegio?”, “Quiero ver a mis amiguitos”, “¿Cuándo se va a ir este coronavirus?”, son algunas de las preguntas que en la última semana me ha hecho mi hijo, de 4 años.

Él entiende que no podemos salir porque hay un virus en la ciudad que nos afecta y que por eso lo mejor es estar en casa, sin embargo, después de tantos días de confinamiento, ya los juegos, el televisor, los bailes, sus juguetes y las tareas no son suficiente para él, por lo que solo piensa en poder salir y gastar toda esa energía que tiene acumulada por el encierro.

La noche del martes, el Presidente de la República, Iván Duque, anunció que el confinamiento se extendía hasta el 31 de mayo y explicó que algunas cosas se iban a permitir, entre esos que los menores con edades entre los 6 y 11 años pudieran salir tres veces a la semana media hora al día, sin embargo, no pueden tener contacto alguno con parques o personas en la calle.

Ante esto, decidimos consultar con la psicóloga infantil, especialista en trastornos cognoscitivos y del aprendizaje, Verónica Vergara Bonilla, quien nos contó cómo el confinamiento afecta el comportamiento de los menores y lo que los padres deben hacer para evitar que a futuro los afecte.

“Los niños constantemente preguntan cuándo podrán salir y es simplemente porque quieren volver a su vida normal, de jugar, correr y poder hablar con sus amigos, sin embargo, con este aislamiento no podrán, por eso los padres son una pieza fundamental en todo esto para que estos días de extensión sigan siendo agradables para ellos”, dijo.

¿Qué pasa en los niños?

1. Los menores entre los 3 y 5 años son los que más necesitan salir, tener contacto con la naturaleza, sus amigos, quemar toda esa energía que llevan dentro y la cual por el encierro no han podido gastar en su totalidad y la tienen encapsulada.

2. En su comportamiento, algunos que eran activos, pueden volverse pasivos o introvertidos, lo que hace que su forma de pensar o ser cambie, ya que se ve cohibido dentro de un mismo lugar, donde no puede explorar muchas cosas.

3. Los que estaban acostumbrados a compartir y jugar con muchos niños, en ocasiones, les tocado hacer todo eso solo, por lo que si sus padres no están pendientes de ellos, pueden volverse egoístas.

4. En cuanto a las afectaciones que puedan tener a largo o corto plazo, depende principalmente de la convivencia que tengan en casa con sus padres y hermanos, pues si todo el tiempo están regañándolos, maltratándolos y demás, al terminar la pandemia, pueden recordar este confinamiento como algo negativo y lo verán como un antes y un después que marcará su vida.

5. En ocasiones los niños pueden volverse retraídos, por lo que al terminar este confinamiento, pueden hasta tener miedo de las demás personas o de enfermarse, por eso es importante que no los asusten con el virus.

6. Algunos pasan de la felicidad a la tristeza en cuestión de segundos o viceversa. Discuten con mayor facilidad, se tornan agresivos.

¿Qué deben hacer los padres?

1. Hacer actividades con ellos, no solo es obligarlos a hacer las tareas, también es imaginar escenarios como si estuvieran en la playa, en el campo y en otros lugares para que los menores no sientan que estar encerrados es feo.

2. Para bajar esa energía que todos los niños tienen lo mejor es fomentar actividades físicas, como bailes, saltos y demás que sean sanas para todos.

3. Crearles una rutina diaria de baño, comida, juegos y tareas es ideal para que no pierdan la costumbre de sus actividades.

4. En momentos de estrés por el trabajo y demás cosas, lo mejor es no descargarse con ellos, pues los niños son los más afectados por este encierro y se podría decir, que no están preparados para seguir en casa sin poder disfrutar del mundo exterior.

¿Es bueno que salgan?

1. Que tomen un poco de sol o respiren aire puro en los balcones y terrazas es una buena opción, pues así despejan su mente y pueden tener contacto con el mundo exterior.

2. El gobierno decretó que salieran niños de 6 a 17 años, es bueno, lo apoyo, sin embargo, es importante que el adulto que vaya con ellos esté pendiente de que no tengan contacto con nada del exterior, para evitar el contagio.

3. La medida es solo para ellos, porque son los que ya tienen todas sus vacunas y se podría decir que están menos propensos a enfermarse.

Protocolo para la salida
El ICBF indicó que el protocolo determina que los niños, niñas y adolescentes que tengan más de 6 años y que no presenten síntomas respiratorios ni gastrointestinales, podrán salir media hora, 3 veces en la semana, en horarios entre las 8 y 11 a.m. o entre las 2 y 5 p.m., a un kilómetro de su casa y acompañados de un cuidador no mayor a 60 años, siempre y cuando todos conserven las medidas de protección personal como el uso del tapabocas y gel antibacterial; mantener una distancia de 2 metros con terceros que se encuentren en la calle y sin hacer uso de los juegos mecánicos que se encuentran en los parques.