Cartagena


Ocupación de camas hospitalarias en Cartagena está en 58%

Según el Dadis, solo 67 están siendo utilizadas por pacientes positivos para coronavirus, 33 por sospechosos y 1.196 por otras enfermedades. Las UCI están en un 13% de ocupación.

WENDY CHIMÁ P.

25 de noviembre de 2020 12:00 AM

Desde que se decretó el aislamiento selectivo con distanciamiento individual responsable en septiembre, el número de personas contagiadas por coronavirus en el Corralito de Piedra, según los reportes del Instituto Nacional de Salud, comenzó a bajar.

Esto debido a que desde el Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadis) han venido implementando en conjunto con las EPS y el Ministerio de Salud, la estrategia PRASS, que tiene como objetivo disminuir la velocidad de transmisión del virus.

Lea aquí: Así funciona la estrategia PRASS de coronavirus

Sin embargo, en los últimos días el reporte de nuevos contagios en la ciudad ha aumentado de manera considerable. El sábado 21 de noviembre se conocieron 272 casos nuevos, el domingo fueron 172, el lunes 179 y ayer martes 191. Aunque el número de recuperados sigue siendo elevado y la ocupación de camas en la ciudad sigue siendo baja para personas con COVID-19, no podemos bajar la guardia.

Ocupación UCI: 13%

A corte del 23 de noviembre la ocupación de camas en la ciudad estaba en un 58%, donde 67 camas están siendo utilizadas por pacientes positivos para coronavirus, en 33 camas hay pacientes sospechosos y 1.196 camas las ocupan pacientes de otras patologías. Según cifras del Dadis, existen en la ciudad 667 camas disponibles para adultos, intermedio adulto, UCI adulto, pediátricos, intermedio pediátrico y UCI pediátrico para pacientes COVID y no COVID.

Siendo así las cosas, la ocupación en porcentaje es: 69% para adultos; 54% intermedio adulto; 58% UCI adulto y 62% pediátricos, intermedio pediátrico y UCI pediátrico.

Si hacemos un comparativo de cómo estaba la ocupación de estas camas en julio y ahora en noviembre, se puede decir que efectivamente se ve la tendencia a la baja.

“La ocupación de camas de hospitalización con pacientes adultos con coronavirus el 1 de julio era de 109 y hoy (lunes) 23 de noviembre está en 33. De los sospechosos, en julio ocupaban 244 y ahora 5; y los no COVID eran 481 y ahora son 788”, indicó Johana Bueno, directora del Dadis.

Esto quiere decir que la ocupación de pacientes positivos en hospitalización es del 4%, mientras que los sospechosos es del 1%.

En cuanto a los cuidados intermedios, para el 1 de julio eran 11 personas positivas, 11 sospechosas y 43 no COVID, mientras que el lunes, 23 de noviembre, las cifras muestran que hay 7 positivos hospitalizados, 11 sospechosos y 74 pacientes no COVID.

En las camas UCI, a corte del 23 de noviembre de este año, hay 26 adultos positivos, 16 sospechosos y 161 no COVID, mientras que el 1 de julio eran 54 positivos, 80 sospechosos y 84 no COVID.

“La positividad viene en un aumento significativo, pasando de estar en un 9% en octubre, a un 13% en noviembre; teniendo promedios diarios en los últimos 7 días del 17% de positividad, lo cual quiere decir que de 100 muestras procesadas en los últimos 7 días, 17% diariamente son positivas”, explicó Julio Benavides, epidemiólogo de Salud Pública del Dadis.

La ocupación de las camas UCI se encuentra con un 13% de pacientes COVID-19, un 8% de pacientes sospechosos, y un 79% de pacientes con patologías diferentes.

Adultos mayores, los más afectados

Desde el Dadis aseguran que los adultos mayores de 60 años siguen siendo los más afectados en esta pandemia, por lo que le recuerdan a todos no bajar la guardia y seguir con los cuidados.

“Del comportamiento del virus en noviembre podemos decir que hemos tenido 29 fallecidos, donde la mayoría han sido mayores de 60 años, quiere decir que sigue siendo la población más afectada, y donde debemos extremar más las medidas para cuidar a los mayores. Destacamos el incremento de las pruebas, teniendo a corte de 23 de noviembre más de 13 mil muestras, lo que nos da un panorama más claro de los casos y un rastreo de los mismos con la aplicación de la estrategia PRASS”, finalizó Benavides.