Cartagena


Opciones de Dau “exponen a Transcaribe a una parálisis”

El alcalde descartó el crédito con Findeter y habló de un acercamiento con el Gobierno nacional para sanear el sistema. Operadores piden intervención de los organismos de control.

JULIANA DE ÁVILA ROMERO

17 de marzo de 2021 11:03 AM

El tiempo es clave en la búsqueda de una solución para las finanzas de Transcaribe.

Eso quedó claro en la sesión del Concejo de la semana pasada, en la que la gerente del sistema, Sindry Camargo, estuvo rindiendo cuentas sobre cómo va el Sistema Integrado de Transporte Masivo (SITM) de Cartagena, y admitió por primera vez lo cerca que está de una parálisis.

En la misma sesión sorprendió saber que el crédito con Findeter por 43 mil millones de pesos, anunciado públicamente por el alcalde William Dau en un foro sobre el futuro de Transcaribe, realizado en septiembre del año pasado, ya no es la primera opción del gobierno distrital.

La secretaria de Hacienda Distrital, Diana Villalba, señaló en el mencionado debate que el crédito solo lo tenían como última opción y que, además de estar gestionando recursos con el Gobierno nacional, exploraban otras opciones de financiación.

El alcalde fue más directo, pues en medio de la rueda de prensa que dio el lunes en la tarde develó que ya no hará ese préstamo, explicando que podría acarrearle líos legales y hasta un posible proceso por detrimento.
“Ojalá tuviera la solución, pero lo que pasa con Transcaribe no es solo en Cartagena. El mismo problema que tiene Cartagena con Transcaribe lo tienen todas las ciudades que tienen sistemas de transporte masivo. Son siete ciudades y todas están pasando por la misma situación. El Gobierno nacional trata de mantener a cada ciudad separada y que cada una solucione su problema, pero este es un problema que no se puede solucionar sin que el Gobierno nacional meta la mano, y se meta la mano al dril”, explicó.

Añadió que desde hace más de un mes, junto a otros alcaldes de ciudades capitales que tienen sistemas de transporte masivo, está solicitando y haciendo lobby ante el Gobierno nacional para buscar recursos.
“Estamos solicitándole y haciendo lobby con el Gobierno nacional, para que este asuma el 70% del costo que se necesita para sanear estos sistemas de transporte y ya los gobiernos regionales conseguirían el otro 30%. Y seguimos pulseando de que no hay más -recursos-. Por más que ataquen, no hay de dónde sacar más plata”, dijo Dau.

Pero para los operadores del sistema este nuevo “intento por salvar a Transcaribe” es una forma más de evadir la responsabilidad que tiene la Alcaldía.

“Siempre son respuestas para eludir obligaciones y comprar tiempo, primero fue sacar a Humberto Ripoll de la gerencia, luego anunciar el préstamo con Findeter, y así cuando se va cerrando el cerco llega con otra excusa, desconociendo las obligaciones planteadas en el Decreto 1277, que es norma distrital y dejó por sentado los acuerdos de la Alcaldía con el sistema, las obligaciones de la Alcaldía con Transcaribe, es una falta de institucionalidad, de gestión, y creo que el alcalde está tranquilo porque no se hace cargo de los pagos para asumir el déficit de operación porque hoy son un problema de las empresas, pero cuando se pare el servicio va a ser su responsabilidad, y va a tener que resolver y responder disciplinaria e incluso penalmente”, indicó Sebastián Nieto, gerente de Sotramac.

Para Nieto se ha perdido de vista que es algo más que un vehículo que deja de andar, son 1 billón de pesos en inversión de los cuales 600 mil millones de pesos son recursos públicos, sin contar los 140 mil pasajeros que en promedio se movilizan en el sistema y los 3 mil empleos que ha generado la operación.

“No se incluye a Transcaribe en el presupuesto, no hay incremento parcial de la tarifa, que además podría aliviar en algo la crisis; y no se usará la línea de crédito del Gobierno nacional a través de Findeter, el nivel de urgencia del sistema no se alinea con la visión de la administración distrital y con las alternativas que consideran que pueden generar recursos, preocupa que las alternativas que se evalúan no van a generar resultados en el corto o mediano plazo, pero sí exponen a Transcaribe a la parálisis”, opinó Mauricio Sandoval, gerente de Transambiental.

Para las empresas operadoras, debido a la gravedad de la situación de Transcaribe, es momento de que los entes de control revisen cuidadosamente la actuación de la Alcaldía con respecto a la crisis financiera que arrastra al sistema, que a su parecer fue acelerada por la pandemia y el confinamiento pero que tiene su origen en los incumplimientos de la Alcaldía de Cartagena.
Entes de control

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS