Cartagena


Pese a advertencia de Dau, ESE volvió a contratar con firma tercerizadora

Los trabajadores de la ESE no entienden esta decisión, y menos porque en los nuevos contratos “se desmejoran las condiciones laborales”.

ANGIE GOEZ AHUMEDO

30 de junio de 2020 05:12 PM

Desde 2008 el doctor Alejandro Páez Ayubi, médico de urgencias y profesor universitario, ha trabajado para la ESE Hospital Local Cartagena de Indias. Durante estos 12 años dice haber pasado por diferentes bolsas de empleo, enfrentado diferentes transiciones pero “siempre con un tinte politiquero”.

La situación de este médico la viven los trabajadores rasos, de servicios generales, enfermeras, bacteriólogos y demás empleados de esta entidad que ha estado en el ojo del huracán en múltiples ocasiones por su cuestionado modelo de tercerización laboral que, según el alcalde de Cartagena, William Dau, está a punto de llegar a su fin.

Y es que aunque el mandatario aseguró en mayo que decidió terminar el contrato con Conecta, que suministra el personal médico de la ESE, recientemente los trabajadores recibieron con gran sorpresa que esta firma fue ratificada. (Lea aquí: Fin a tercerización en la ESE Cartagena ¿Se acabó el fortín político?)

“Se ratificó a la empresa que el mismo alcalde ha dicho que ha explotado a los trabajadores porque se están quedando con una cuantiosa suma que se aporta por cada funcionario, un poquito más de la mitad que se reconoce por cada trabajador se queda en la intermediación del tercerizador”, señaló Páez.

De acuerdo con el profesional de la salud, hay desconcierto en la entidad porque estaban “confiados en las palabras del alcalde”, teniendo en cuenta que el gerente de la ESE, Rodolfo Llinas, fue escogido por el mismo Dau. Es decir, las decisiones irían en la misma línea.

“Tenemos una administración donde esperábamos una superación de esa situación anómala y resulta que ahora nos encontramos con la sorpresa de que sigue la misma empresa tercerizadora, aunque sea por un tiempo transitorio durante el proceso de estructuración”.

Ante los cuestionamientos, el alcalde Dau afirmó que no fue fácil la decisión porque aunque inicialmente pensó en acabar con el contrato y buscar otra bolsa de empleo, eso implicaba gastos y esfuerzos adicionales que la ESE no podía asumir y se optó por negociar las utilidades que cobran.

“Inicialmente, el gerente de la ESE Hospital Local Cartagena de Indias, Rodolfo Llinas, medió para que se bajara del 12,5% al 9%, que es la misma tarifa que le cobran al Hospital Universitario del Caribe, pero dije que no, vamos a bajarlo más, y es así como Conecta aceptó bajar al 8%. Con esto se ahorra más de una tercera parte de las utilidades que ellos tenían, y no creo que fue difícil, porque ahora no pagan comisiones, porque en el gobierno actual nadie paga comisiones ni da plata”, explicó Dau.

“Un contrasentido”

Para los trabajadores tercerizados de esta entidad, la preocupación va más allá de la ratificación de Conecta ya que se han desmejorado las condiciones laborales. Según el doctor Páez, les están pidiendo que firmen contratos a partir del 1 de julio pero con algunas modificaciones.

“El contrasentido mayor es que, aun aceptando que siga Conecta, lo que realmente nos vulnera no es el nombre de quien sea el tercerizador, si no las condiciones que son esgrimidas por la gerencia (...) Recortaron personal, recortaron horas y en consecuencia salarios sin sustento alguno, si se dice que la empresa está financieramente muy mal, eso ya lo sabíamos, pero no puede ser que una empresa que han desfinanciado por años los políticos, seamos precisamente quienes hemos sufrido todo ese escarnio los que tenemos que pagar por esa condición”.

Agregó que esta decisión va en contravención de los acuerdos que se hicieron con el alcalde Dau a principios de este año donde se planteó el mejoramiento de las condiciones laborales aunque fuese con una empresa intermediadora, por lo que solicita que se lleve a cabo una reunión para revertir o mediar las decisiones pues no aceptarán un menoscabo en sus condiciones laborales.

“Queremos llevar un proceso conciliador pero contundente, y no queremos tener que abocarnos a procesos de hecho como paros porque creemos que estamos en un bando amigo, con un alcalde en el que creemos y un gerente que él (William Dau) puso, pero tampoco esto puede ser indefinido porque ya nos está conminando la empresa a firmar y a mucha gente que no quiere firmar bajo estas condiciones adversas”.

Respecto a lo anterior, el gerente de la ESE, Rodolfo Llinas, aseguró que al personal de urgencia, médicos, auxiliares, enfermeras y demás se les garantizaron las mismas condiciones laborales.

“Aproximadamente entre el 10% y el 15% del personal hubo que hacer una reducción no de salario, si no de horas laborales porque el rubro que se dejó destinado para salarios está desfinanciado, es decir, había que acomodar nuestro recurso humano a lo presupuestado”.

Llinas también afirmó que “se hizo un recorte de horas en las áreas donde no tenemos la productividad suficiente que debemos esperar”.

Sobre el proceso de reestructuración

Ante el panorama que atraviesa la ESE los trabajadores tercerizados esperan que finalmente se cumpla la promesa de cambiar su status laboral.

“La ESE tiene unas presiones de Supersalud para que corrija ese entuerto desde hace muchos años, desde otras administraciones se hizo un estudio que no conocemos del todo pero nunca ha habido voluntad por parte de las anteriores gerencias para que eso pueda darse”.

Respecto a cómo avanza el proceso, el gerente Llinas aseveró que el objetivo sigue en pie pero no se puede realizar de un mes para otro.

“Se han hecho estudios previos en la empresa que no han llevado a ningún puerto definitivo. La idea es que se haga un estudio que demuestre la viabilidad de la formalización laboral que se pretende realizar debido a que formalizar toda la planta puede hacer inviable (financieramente) a la empresa”.

Agregó que el modelo de contratación se cambiará pero que el proyecto se debe hacer en coordinación con el esquema propuesto por el Departamento Administrativo de la Función Pública, pues no se pueden saltar los pasos, y se espera que este proceso se lleve a cabo en el transcurso del 2021.