Cartagena


Playa Blanca: cinco años con hospedajes que incumplen la ley

La Superintendencia de Industria y Comercio ordenó de manera inmediata la suspensión de estos 158 lugares. La Capitanía de Puerto ya había señalado que en la ciudad hay más de 900 ocupaciones indebidas.

WENDY CHIMÁ P.

28 de febrero de 2020 12:00 AM

Desde hace cinco años se firmó un decreto que prohibe pasar la noche en las playas del Distrito; y, según indicó el capitán de Fragata, Jorge Enrique Uricoechea Pérez, capitán de Puerto de Cartagena, durante una entrevista con El Universal, en la ciudad han encontrado más de 900 ocupaciones indebidas del suelo, de las cuales 158 son hostales que están en los 3.500 metros lineales de Playa Blanca, que no cuentan con los permisos para ocupar el área de playa y bajamar.

Pero solo hasta ayer la Superintendencia de Industria y Comercio ordenó “de manera inmediata y preventiva” el cese de la prestación del servicio turístico de alojamiento a aquellos establecimientos en Playa Blanca, Barú, que no cuentan con concesiones, permisos o licencias para uso y goce del suelo, y los cuales, además, violan el Decreto 1141 de 29 de agosto de 2017, el cual en su artículo primero restringe el uso turístico de las playas de Barú desde las 5 de la tarde hasta las 7 de la mañana, y advierte que los únicos que sí pueden pernoctar son los nativos.

“Se realizaron 30 visitas de inspección a establecimientos de comercio en la mencionada playa, en las que se pudo evidenciar que se presta el servicio de hospedaje a pesar de la prohibición expresa de pernoctación. Además, en el balneario no hay personal ni infraestructura adecuada para atender cualquier tipo de emergencia y en horas nocturnas se incrementa la intensidad del viento y la altura de las olas, generando mayor riesgo para los turistas”, detalló la Superintendencia.

¿Qué se ordena?

La Superintendencia, además de ordenar la suspensión de las actividades en estos hospedajes u hostales que no cuentan con los permisos adecuados para su funcionamiento, pidió tomar otras medidas entre las que se encuentran garantizar la prestación del servicio que inicialmente contrataron los turistas hasta la fecha de la orden administrativa, lo que quiere decir que estos lugares no pueden extenderles los días a sus huéspedes.

Además, les indican a los dueños de estos hospedajes que deben cancelar las reservas que ya tenían listas y garantizar la devolución del dinero pagado por los servicios contratados por los turistas. Esto deben hacerlo dentro de los tres días siguientes a la publicación de la orden administrativa.

También prohiben la promoción, comercialización, reserva y prestación del servicio de hospedaje en sus establecimientos de comercio. Deberán retirar de manera inmediata todos los anuncios publicitarios que hayan emitido o utilicen para ofrecer el servicio de hospedaje.

Otra de las órdenes dadas es que las agencias de viaje y prestadores de servicios turísticos deben prohibir la promoción y comercialización de alojamiento en los establecimientos de comercio en Playa Blanca.

Alcaldía acatará

Después de conocerse la orden de la Superintendencia, y siendo conscientes de que el decreto se venía incumpliendo desde hace cinco años, el secretario del Interior y Convivencia Ciudadana, David Múnera, indicó que estaba de acuerdo con la decisión y agregó que esta medida hace parte de todos los planes que desarrolla el Distrito, tal como lo dispuso el Comité de Playas que viene tratando toda la problemática en Playa Blanca.

“Además existe un decreto con vigencia de hace cinco años que prohibe pernoctar en las playas de Cartagena. Lo que sucede es que ningún alcalde había aplicado esta medida, pero ahora, dentro del proceso de normalización, les solicitamos a todas las entidades nacionales, a Corpoturismo, Cámara Comercio y Superintendencia, entre otras, para que notifiquen a los operadores nacionales e internacionales que no se pueden vender planes para pernoctar en Playa Blanca”, enfatizó, agregando que ya se les estaba notificando a los operadores para que dejen de vender estos planes.

“Vamos a proceder a dar cumplimento a la norma y les recordamos a todos que no se puede pernoctar en ninguna playa de Cartagena”, expresó.

¿Qué se está haciendo?
Desde la Dimar indicaron que diariamente hacen inspecciones a todos los bienes de uso público, y cuando ven que se han incrementado realizan la toma de trabajo fotográfico y llenan los respectivos oficios que luego son enviados al alcalde menor, con copia al alcalde Mayor, así como a la Procuraduría, quienes son los que toman la decisión.
  NOTICIAS RECOMENDADAS