Cartagena


¿Quiere ir a la playa en Cartagena? Esto es lo que debe hacer

Bocagrande y Playa Azul La Boquilla son las playas habilitadas para recibir bañistas. Este es el protocolo que afina el Comité de Playas para las personas que deseen disfrutar de un baño de mar.

LIA MIRANDA BATISTA

16 de septiembre de 2020 02:32 PM

Es un hecho. El próximo 1 de octubre arranca la apertura de playas en la Heroica en tiempos de pandemia. Bocagrande y Playa Azul La Boquilla son los dos balnearios seleccionados en el piloto para la reactivación del turismo.

En atención a las directrices del Ministerio de Salud, la Dirección General Marítima, a través de la Capitanía de Puerto de Cartagena, anunció que solo podrán ingresar al mar 2.484 bañistas; 1.920 visitantes para Bocagrande y 564 para el sector de La Boquilla. Lea: Reapertura de playas en Cartagena: solo podrán ingresar 2.484 bañistas

Ambos balnearios incluyen control de ingreso, zona de sistema de enlace, zona de servicios turísticos, zona de transición, reposo, zona activa (zona de bañistas), deportes náuticos, áreas restringidas, infraestructura de playa y áreas ocupadas.

El Comité de Playas del Distrito ya afina los últimos detalles del protocolo de bioseguridad que deben tener en cuenta turistas y cartageneros para reducir al máximo los riesgos de contagio por COVID-19.

“Debemos ser rigurosos en el estricto cumplimiento de lo dispuesto por el Gobierno Nacional en la Resolución 1538 del 3 de septiembre de 2920, que reglamenta los pilotos de apertura de playas, porque no queremos que en poco tiempo debamos volver a cerrarlas si se presentan rebrotes”, explicó Jean Paul López, coordinador de playas del Distrito.

En primer lugar, solo se podrá asistir a la playa con el grupo familiar con el que se convive, máximo seis personas.

Un integrante de este grupo de familiar deberá realizar una reserva previa a través de un enlace que estará habilitado en los próximos días. Por ese medio podrá agendar la fecha de su visita, el horario, número y nombres de los acompañantes.

Las reservas serán por máximo cuatro horas en dos turnos: mañana y tarde. “Una playa biosegura con distanciamiento reduce el número de personas que se puede tener en la playa. Por eso, para brindar más oportunidades de acceso a los bañistas se han determinado estos horarios”, dijo López.

No se podrán ingresar alimentos ni bebidas ya que cada playa contará con una zona de servicios ubicadas en puntos estratégicos. Habrá un operador para garantizar que se cumplan las medidas de bioseguridad.

“Las ventas se vuelven estacionarias ubicadas en unas zonas de servicio sin contacto con la zona de reposo donde estará el turista o cartagenero disfrutando de su espacio de sol y playa”, resaltó el coordinador de playas del Distrito.

Cartageneros y turistas podrán hacer uso de las playas piloto en el horario comprendido entre las 7:00 de la mañana y las 5:00 de la tarde.

Debe tener en cuenta que el tapabocas es de uso obligatorio mientras permanezca en la zona continental (playa) y cada balneario contará con su zona de desinfección (toma de temperatura y lavado de manos) y un único acceso de entrada y salida.

Cada playa contará con 50 metros para bañistas, 100 metros para el desarrollo de deportes náuticos sin motor y 150 metros para deportes náuticos con motor.

Sobre el piloto

Un equipo interdisciplinario de la Alcaldía de Cartagena y otras entidades como la DIMAR, Ministerio de Salud, Parques Nacionales, entre otros, han venido preparando estos pilotos de reapertura durante más de cuatro meses que implican el estricto cumplimiento de medidas de bioseguridad.