Cartagena


Se avecinan las obras de Protección Costera en Cartagena

El proyecto contempla intervenir el borde costero desde El Laguito hasta el Túnel de Crespo, sin embargo preocupa la falta de financiación de ciertos tramos.

JULIE GONZÁLEZ ORTEGA

01 de agosto de 2021 10:00 AM

Cada vez están más cerca de iniciar las obras del megaproyecto de Protección Costera, el cual busca mitigar la erosión en la zona litoral de Cartagena, desde el barrio El Laguito hasta el Túnel de Crespo.

Para ello, el proyecto se dividió en dos fases: La primera, desde el espolón Iribarren en El Laguito hasta el Centro Histórico; y la segunda, desde El Cabrero hasta el Túnel de Crespo.

El contrato para las obras de la primera fase, después de un extenuante proceso, finalmente fue adjudicado al Consorcio Proplaya, que tras la firma del acta de inicio comenzará actividades precontractuales para aproximadamente en noviembre instalar la primera piedra del proyecto.

Le puede interesar: En noviembre se pone la primera piedra para la Protección Costera de Cartagena

Actualmente, también se está contratando el tramo que está frente al barrio El Cabrero.

Lea: Reciben propuestas para la fase II de Protección Costera

Sin embargo, desde el Consejo Gremial de Bolívar (CGB) advirtieron que no hay certeza de lo que pasará con las obras que van desde Marbella hasta el Túnel de Crespo ni con dos rompeolas ubicados en el Centro Histórico, los cuales en este momento no tendrían financiación.

“Es muy importante que se aclare ese tema, afortunadamente hay compromiso de la Nación a través de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd) para buscar una buena parte de lo que haría falta para culminar el proyecto como tal”, indicó Juan Camilo Oliveros, director del CGB, que también destacó la importancia de la Alcaldía de Cartagena en este proceso.

“Se ha visto un trabajo mancomunado entre la Ungrd y la Alcaldía a través del Departamento de Valorización para que este proyecto se inicie. Esperamos que este seguimiento se mantenga porque el apoyo de la Alcaldía va a ser fundamental para mitigar efectos que se puedan dar en la obra, como los planes viales y todo lo que va a implicar el movimiento de materiales en la zona”, aseguró.

Así está estructurado

La primera fase está compuesta por ocho contratos dentro de los que se encuentran el plan de gestión social, el manejo arqueológico, el apoyo técnico, el seguimiento y monitoreo, la interventoría y por supuesto las obras; mientras que la segunda fase consta de dos componentes: el de las obras frente a El Cabrero, y el de las intervenciones que van desde Marbella hasta el Túnel de Crespo.

Las obras contratadas en la primera fase tuvieron un valor de $136 mil millones por un plazo de ejecución de 18 meses, mientras que las de El Cabrero de la fase dos, se están contratando por aproximadamente $20 mil millones para cuatro meses.

La Fundación Cívica por Cartagena (Funcicar), detalló cómo va la inversión del megaproyecto.

Las observaciones

Algunos de los reparos que se han hecho al proyecto tienen que ver con el plan de contingencia que tendrá la ciudad para mitigar los efectos que puedan tener las obras durante su ejecución.

“Hay que estar muy pendientes de cómo se va a dar el cierre de algunas playas por la actividad turística y también lo que tiene que ver con las volquetas y el transporte de material”, señaló Juan Camilo Oliveros, director del CGB.

De acuerdo con el dirigente gremial, esta es una obra que requiere mucha roca que viene por fuera de la ciudad, y si bien se ha establecido que parte de este modelo de transporte sea por agua, en principio, mientras comienzan las instalaciones y la infraestructura para recibir el material por este medio, seguramente se va a mover alguna carga por tierra.

“Hay que estar pendientes de que eso se haga de la mejor manera, con criterios de seguridad, sin afectar las calles ni la movilidad, recordemos que en Bocagrande hay pocos carriles de entrada”, dijo.

Además, Oliveros cree pertinente que paralelo a las obras se deba avanzar en un estudio que permita entender o visualizar otras intervenciones que se requieran en el litoral no solo de Cartagena sino del departamento, buscando proteger a las poblaciones que viven cerca al mar.

Igualmente aseguró que deben adelantarse por parte de la Alcaldía ideas sobre lo que se va a hacer con el espacio público que generarán las obras una vez estén listas.

“Como es un proyecto que tiene que ver con la gestión del riesgo, incluye solo lo que tiene que ver con drenajes pluviales y Protección Costera, no el tema urbanístico. Allí se requiere otro proyecto que tenga ese componente que es la ampliación de la Avenida Primera con ciclorrutas, alameda peatonal, es decir toda la infraestructura y el mobiliario para el disfrute tanto de turistas como de residentes de la ciudad. Eso se ha pensado que se haga por Valorización”, dijo.

Oliveros resaltó la importancia de este aspecto para evitar que una vez habilitados los espacios estos sean ocupados de manera informal o utilizados de otra forma.

La importancia del proyecto

Las obras de Protección Costera, al incluir los drenajes pluviales en la Avenida Primera, una escollera que controlará la fuerza del mar, la siembra de mangle que ayudará a proteger y a dar sombra, la ampliación de la playa y la construcción de espolones, servirán para mitigar los efectos por clima severo y las lluvias en la ciudad, teniendo en cuenta que esta es una zona que tiende a afectarse en gran medida cuando sube el nivel del mar.

“Esta es una obra muy importante que si no se hace pronto podría llegar a afectar tanto los espacios de playa como algún tipo de infraestructura que se vaya encontrando el mar en su camino”, sostuvo el Consejo Gremial de Bolívar.

Al respecto también se adelantan socializaciones con todos los actores de la playa que quizá en un principio se puedan perjudicar por las obras pero que finalmente se beneficiarán de lo que se va a hacer allí.

  NOTICIAS RECOMENDADAS