Cartagena


Se desmayó de la alegría: mujer hospitalizada tras recibir el permiso de permanencia

Tras conocerse el sufrimiento de la venezolana María Morales por no poder ser intervenida quirúrgicamente, Migración Colombia le llevó el documento que necesitaba.

REDACCIÓN CARTAGENA

30 de diciembre de 2022 04:00 PM

Tras más de seis meses de angustia y con una incertidumbre que la desbordaba, hoy por fin hay una sonrisa dibujada en el rostro de María Isabel Morales. Hace dos días el panorama era incierto para esta venezolana y sus presagios eran desconsoladores, pensando que su vida llegaría a su fin de manera pronta.

María tiene carcinoma escalo celular moderadamente diferenciado con queratinización individual en región de tejidos blandos de región mandibular izquierda.

Y aunque aún sigue recluida en el Hospital Universitario del Caribe batallando contra un cáncer maxilofacial, con los dolores propios de la enfermedad y abscesos en la mandíbula, sus ilusiones renacieron ahora que funcionarios de Migración Colombia llegaron hasta su habitación y le entregaron el permiso especial de permanencia. (Lea: “No me quiero morir”: mujer va perdiendo la lucha contra el cáncer por un documento)

“Tiene células malignas y una masa interna que le ha arropado los molares, así que no puede comer bien ni tolerar el dolor intenso que le da a todo momento. El sábado pasado se le reventó uno de los abscesos, su vida está en riesgo”, señaló el allegado.

Esta venezolana requiere con urgencia una intervención quirúrgica especializada en otro centro hospitalario, pero la remisión no había sido posible por no tener dicho documento y por no estar afiliada al sistema de salud colombiano. Fue por eso que, al verla en esa cama sufriendo, una persona que para ella fue un “ángel” y que por causalidad llegó al HUC, se apropió del caso y empezó a gestionar ayudas ante las diversas autoridades, medios de comunicación y entidades de salud para la mujer de 53 años.

(Lea: Atención: ordenan cierre de varios servicios en la clínica El Bosque)

“Gracias a Dios y a la ayuda de muchos aliados se logró conseguir que Migración llegara al hospital a entregarle el permiso a la señora María. Ella se desmayó de la alegría y no sabía cómo demostrar lo feliz que estaba porque tiene la fe de que se va a mejorar. Ahora viene la vinculación a una EPS, que puede ser Mutual Ser, y obviamente su afiliación al Sisbén. Ya estamos adelantando estos pasos”, afirmó la persona que gestionó el apoyo. Se espera que, una vez surtidos los debidos trámites, a María le hagan la remisión y puedan intervenirla quirúrgicamente.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS