Cartagena


¿Te están prestando $1 millón por una app? Ojo, cartagenera fue amenazada

Tatiana Soriano no se lo pensó dos veces para solicitar un préstamos por medio de una aplicación. La plata nunca le llegó y todavía la llaman para cobrarle.

EL UNIVERSAL

01 de noviembre de 2023 10:00 AM

Tatiana Soriano cree que los celulares tiene oídos o escuchan, porque justo el día que le contó a su esposo que tenía la situación económica apretada y no les alcanzaba para pagar el colegio de sus hijas, le llegaron una cantidad de anuncios y ofertas.

Destacó a su vista en la pantalla un mensaje de texto donde le decían que podía hacer un préstamos de $1 millón de pesos “fácil, rápido y en cuestión de horas”. Dice que no se lo pensó dos veces, nada perdía con solo preguntar. El link la llevó a una aplicación por medio de la cual le solicitaron algunos datos, los cuales ella llenó sin saber que se volverían en su contra. Lea también: “Mandé a poner un poste para el internet y no me contrataron”: denuncian CallCenter

¿Te están prestando $1 millón por una app? Ojo, cartagenera fue amenazada

“Yo hice las vueltas porque la plata, según, la podía pagar a tres cuotas en 90 días. Yo llené los campos y esa plata nunca llegó, nadie se comunicó conmigo. Yo lo dejé así, pensé que la página había tenido algún error en el sistema y por eso mi solicitud nunca llegó. Pero a la semana me llamó una muchacha diciéndome que me quedaba un día solamente para hacer el pago del millón de pesos. Eso me desconcertó, porque nunca recibí tal dinero, solo llené unos datos que me pedían. Además, se supone que ellos cobraban la plata en 3 meses ¿por qué me llamaban a la semana y sin haberme hecho el préstamo?”, contó Soriano a El Universal.

La madre cabeza de hogar lo primero que hizo fue bloquear el número de todas partes, y no le contó a su esposo lo ocurrido, pues le pareció un pequeño inconveniente como cualquier problema del día a día. No obstante, los sustos empezaron al día siguiente cuando la llamaron desde otro número.

“Me dijeron el nombre de una de mis hijas, me dijeron que les transfiriera por Nequi a mas tardar en la noche el millón de pesos, porque o sino iba a ver qué pasaba, ya no sonaban como una empresa de préstamos en línea, la muchacha me cobraba, yo le decía que la plata no me llegó y ella luego me pasó a un hombre de voz gruesa, me dijo que si me quería hacer matar por un millón de pesos”, relató la cartagenera.

Tatiana no soportó más y tuvo que hablar con su esposo para que aumentara la seguridad en la casa, también formatearon los celulares, pues temían que los presuntos delincuentes tuvieran a la mano la ubicación de la vivienda desde sus dispositivos. Lea también: ¡Agéndate! Alcaldía de Cartagena realizará jornada de atención integral

“Mi esposo se molestó conmigo, me dijo que seguramente solo estaban metiéndonos presión. Esa noche prácticamente no dormimos y mandamos a las niñas para la casa de mi suegra. Yo ya fui a la fiscalía, pero es difícil hacerle seguimiento a estos casos cuando ocurren desde el celular, uno no sabe quien lo está amenazando y en Cartagena no hay oficinas para investigar estos delitos. Pongo en conocimiento la situación para que alguien, por más desesperado que esté, no solicite préstamos por esas aplicaciones”, concluyó la mujer.

Gota a gota

El “gota a gota” es un término que se utiliza para describir un tipo de préstamo informal y usura que ha proliferado en Colombia y otros países latinoamericanos. Los prestamistas informales, conocidos como “prestadiarios” o “gota a gota”, suelen acercarse a posibles prestatarios en zonas de bajos recursos, mercados populares o incluso a través de llamadas telefónicas no solicitadas. Ofrecen dinero en efectivo sin necesidad de requisitos extensos.

En muchos casos, los prestamistas recurren a tácticas de intimidación, amenazas o violencia para asegurarse de que los prestatarios cumplan con los pagos. Esto puede incluir acoso constante, vandalismo e incluso agresiones físicas.

¿Cómo combatirlo?

Para combatir esta práctica abusiva, es esencial que los ciudadanos conozcan sus derechos y estén informados sobre cómo denunciar casos de “gota a gota”. Algunas recomendaciones para denunciar estos abusos incluyen:

Informarse: Es importante que las personas estén informadas sobre las leyes y regulaciones financieras en Colombia y comprendan que los intereses y condiciones extremas del “gota a gota” son ilegales.

Denunciar: Si alguien se ve afectado por esta práctica, debe denunciarla a las autoridades pertinentes, como la Policía Nacional, la Fiscalía General de la Nación y la Superintendencia Financiera de Colombia.

Buscar apoyo: Los afectados pueden buscar apoyo en organizaciones de derechos humanos y consumidores, así como en instituciones gubernamentales que ofrecen asesoramiento y protección legal.

No ceder ante la presión: Es fundamental no ceder ante la intimidación o las amenazas de los prestamistas. Denunciar estos comportamientos es crucial para frenar la proliferación del

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS