Cartagena


“Uno pierde la voluntad”: víctima de escopolamina en Cartagena

Una mujer relata la manera en que delincuentes le robaron $7 millones con el uso de esta sustancia. Hasta junio, en Cartagena se reportaban 25 casos más.

GABRIEL JAIME GARCÍA GARCÍA

11 de septiembre de 2023 12:00 AM

Aunque han pasado casi dos semanas, a Lucía* todavía le causa terror salir a la calle sola. Ella fue víctima de un atraco en el que la drogaron y la sometieron a la voluntad de sus agresores.

También puede leer: Estudiantes denuncian que los drogaron para robarles

El caso de Lucía ocurrió el pasado miércoles 30 de agosto en Bocagrande, a plena luz del día, en una zona concurrida y, advierte, bajo una modalidad bien estudiada.

Eran las 11:30 de la mañana. Acudió a un supermercado a retirar dinero y al salir fue abordada por una mujer que le preguntó por una dirección.

“Yo estaba en el semáforo de la tercera avenida cuando se apareció una mujer morena, muy bien vestida, de rostro fileño, y me pregunta que si yo puedo llevarla a la Casa de los Abogados. Le dije que quedaba en la cuarta avenida, pero me pidió que la acompañara porque no la encontraba. En eso llega otra mujer y dice que la ayude. Yo en ese momento no pensé en nada malo, pero allí me echaron escopolamina”, relata.

Desde entonces, dice Lucía, perdió su capacidad para analizar lo que le ocurría y pasó tres horas junto a las mujeres que le robaron $7 millones.

Una de las mujeres le aseguró que buscaba ayuda porque se había ganado una lotería. En el camino se desviaron a una notaría, en donde supuestamente les dijeron que para retirar el premio necesitaban mostrar solvencia económica.

“Supuestamente la mujer que se ganó la lotería era panameña y no tenía ninguna identificación porque trabajaba en La Guajira y allá los jefes les quitaban los pasaportes. Me dijeron que mostráramos $38 millones, pero yo les dije que no tenía esa plata”, cuenta.

Le propusieron ir al banco a retirar dinero. Mientras esperaban a que la entidad abriera tras el receso del mediodía, la llevaron a almorzar a un restaurante.

“Hablamos como si fuéramos amigas, en ningún momento sentí miedo, en ningún momento sentí nada. Era una conversación normal, unas personas normales, como buenas personas, sin amenazas de ninguna clase ni nada”.

25
casos de delitos con el uso de escopolamina se han reportado este 2023 en Cartagena entre los meses de enero y junio.

Tras esperar casi dos horas, acudieron al banco y Lucía retiró $7 millones. Una de las mujeres la acompañaba y la otra esperaba afuera.

“Cuando salí, la mujer me arrebató el dinero y salió corriendo. La otra ya no estaba afuera. Entonces yo, todavía afectada por la escopolamina, me fui para la notaría porque creí que las iba a encontrar allá. Pero no había nadie. Me fui para mi casa, llegué enjuagada en sudor y poco a poco fui cayendo en cuenta de que me habían atracado. Le dije a mi esposo, empecé a temblar, a llorar y a tener ganas de vomitar. Me tomaron la presión y la tenía alta y cuando llegaron los del servicio de ambulancia nos dijeron que eran los efectos de la escopolamina”, cuenta.

“Bastante común”
Lucía dice que denunció su caso y las autoridades todavía investigan, con cámaras de seguridad, para identificar a las delincuentes.

Durante estos días, dice que se ha dado cuenta de que el uso de escopolamina es más frecuente de lo que pensaba.

La escopolamina es una sustancia alcaloide con efectos sobre el sistema nervioso central.

Poco antes que a ella, dice que otra mujer fue víctima en una situación parecida.

“La señora estaba haciendo el mercado y llegó un señor que le preguntó por una fruta. En eso le echó la escopolamina. De ahí la llevó al cajero, le sacó la plata, y después la llevó a su casa y le robó las joyas”, cuenta.

“Es que parece mentiras que a uno no se le olviden las cosas, pero uno pierde la voluntad, uno hace absolutamente todo lo que le dicen, terrible”, señala.

En Cartagena
Si en algo tiene razón Lucía es que esta modalidad de robo es común en Cartagena. Según la estadística delictiva de la Policía, disponible en su sitio web, hasta el 26 de junio de 2023 se habían denunciado 25 casos en los que la escopolamina fue usada como arma para cometer un delito. 22 fueron casos de hurtos a personas y 3 de abuso sexual.

Según los reportes, los hombres son las principales víctimas de esta modalidad criminal. De las 22 denuncias de hurtos, 17 fueron cometidos contra hombres y 5 contra mujeres.

Los 3 casos de abuso sexual fueron contra mujeres, dos de ellas adolescentes y una adulta.

El mes con más casos fue enero, con 9. En marzo se registraron 7, en abril, 5; en mayo, 1, y en junio, 3.

*Nombre cambiado por solicitud de la fuente.

¿Qué es la escopolamina?
También conocida como “burundanga”, es una droga que proviene de la planta Brugmansia. Es un alcaloide con efectos sobre el sistema nervioso central. Tiene diversos usos médicos, pero en dosis altas es peligrosa. La administración no controlada puede tener efectos como confusión, agitación, alucinación, comportamientos peligrosos, efectos cardiovasculares adversos, sequedad en boca y ojos, retención urinaria y, en casos severos, la muerte.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS