Cartagena


Video: temor e impotencia por pitbull que mató a otro perro

Hachy, un perro de seis años y de raza schnauzer murió en la terraza de su casa. El hecho quedó registrado en video y su familia pide justicia.

MÓNICA MEZA ALTAMAR

09 de marzo de 2022 04:15 PM

“¡Fue horrible! Sentí mucha impotencia. Nadie se atrevió a intervenir porque la tragedia hubiera sido peor. Ese pitbull está siendo entrenado para atacar y matar”.

Así describió Nora Caballero Martínez lo sucedido a eso de las 7 de la mañana del pasado lunes 7 de marzo entre Hachy, su perro de raza schnauzer, y un perro pitbull cuyo propietario es un vecino.

Contó: “Mi perrito estaba en la casa y en el momento llegó una visita, abrió la puerta y él se salió. Iba pasando un muchacho con dos perros pitbull. Él no es el dueño de esos perros. Llevaba uno suelto, sin bozal, sin correa, sin nada, y al que mató a mi perro lo llevaba agarrado con una pañoleta. Por instinto animal mi perrito salió ladrándoles. El perro que llevaban agarrado de la pañoleta se soltó y ambos se le fueron detrás. En la entrada de la terraza de mi casa estaba un señor y a mi perrito no le dio tiempo de entrar a la sala”.

Los animales no nacen violentos, se hacen dependiendo de la crianza de su dueño. Me imaginado que él ha criado a esos dos pitbull a su manera, violenta, para atacar y para matar”.

Nora Caballero Martínez, dueña del perro asesinado.

Allí empezaron los que serían los últimos segundos de vida de Hachy, un perro de seis años que llevaba ese mismo tiempo conviviendo con Nora, su esposo, sus hijos de 18 y 11 años y su suegra en Mompox; así como con familiares residentes en Cartagena. Fueron estos últimos quienes dieron a conocer el caso a El Universal.

Video: temor e impotencia por pitbull que mató a otro perro

“Ese pitbull cogió a mi perro por el cuello, ocasionándole instantáneamente la muerte porque es un salvaje. Mi perro dio un grito tan escalofriante que yo salí en toalla a ver qué le había pasado. Me estaba cambiando para salir a trabajar cuando escuché el grito y corrí desesperada. “¿Qué pasó?, ¿qué pasó?”, pregunté. “Mataron a Hachy”, me respondieron”, lamentó Nora.

El suceso quedó registrado en video gracias a las cámaras de seguridad que la mujer tiene instaladas en su casa, ubicada en el barrio San Francisco de Mompox.

Advertencia: este vídeo contiene imágenes que pueden afectar la sensibilidad de algunas personas.

“Yo era la de la toalla. El pitbull cogió a mi perro por el cuello y como se ve en el video, no lo soltó hasta que llegó el dueño. Mi cuñada que estaba de visita intentó separarlos con una bicicleta, de la impotencia de ver que no lo soltaba, pero él ya estaba muerto”, anotó Nora.

En busca de que el brutal ataque no quede impune acudió a las autoridades. “Lamentablemente en Mompox no hay una autoridad que se encargue de defender a los animales. Fuimos enseguida a la Policía y no le dio importancia. Nos respondieron que no cogieron al señor in fraganti, como que no pasa nada si un perro mata a otro perro. Que nos acercáramos a la Comisaría a colocar el denuncio, me acerqué y sentí que tampoco le dieron importancia”, dijo Nora.

Lo cierto es que la Inspección Central de Policía de Mompox emitió una boleta de citación personal contra el propietario de los caninos agresores, Álvaro Larios Mejía, para que comparezca ante este despacho el próximo 14 de marzo a las 3:00 p. m., con el propósito de atender una diligencia de carácter conciliatorio.

“Los animales no nacen violentos, se hacen dependiendo de la crianza de su dueño. Me imaginado que él ha criado a esos dos pitbull a su manera, violenta, para atacar y para matar, porque es evidente que esos animales están entrenados para matar. Conozco varios perros pitbull que no son así”, manifestó Nora.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Advirtió que Larios Mejía “no sabe el daño psicológico que le ha causado a mi familia la forma como murió Hachy. Lo queríamos mucho. Al rato que pasaron los hechos llegó a disculparse, pero no es suficiente que se excuse y las cosas queden así, porque si él toma las precauciones mi perro no hubiese sido sacrificado. En este momento se excusa diciendo que el perro se le salió, pero es una vil mentira, porque en mi casa hay cámaras y ahí se puede evidenciar que varias veces ha pasado con ese animal sin bozal ni correa”.

Ella espera “que se haga justicia por mi pobre perro. Hoy el sacrificado fue mi perro, pero si ese hombre sigue con esas dos bestias más adelante puede ser un ser humano. ¿Qué tal si hubiese estado presente mi hijo de 11 años y se hubiera metido a defender a su perro? ¡Lo acababa de llevar al colegio! Ayer no dormí pensando en lo que pasó y en lo que pudo haber pasado”, dijo.

Agregó que “el mismo día que atacó a Hachy, ese pitbull atacó a otro perro a la vuelta. No me ha dado tiempo de llegar donde la vecina para que también coloque la denuncia. Dicen que ese mismo perro mató al perro de otro señor y lo estamos investigando. Lo que queremos es que a esos animales, que están entrenando para ser unos asesinos, el dueño se los lleve de su casa para otra parte, para otra ciudad, a un sitio donde no sean un peligro para la sociedad”.

El Universal intentó comunicarse con Álvaro Larios Mejía, pero hasta el momento no ha obtenido respuesta.

  NOTICIAS RECOMENDADAS