Cartagena


Volvieron las busetas a Nelson Mandela

Luego de varias protestas de los habitantes por las dificultades con el transporte, varias de las busetas retornaron a la ruta.

REDACCIÓN CARTAGENA

31 de diciembre de 2020 12:00 AM

El pasado 24 de diciembre un numeroso grupo de habitantes de Nelson Mandela salió a las calles a protestar por la ausencia de un sistema de transporte digno en este barrio. Según ellos, desde que las busetas de servicio público salieron de circulación el sábado 19 de diciembre, tras la entrada de una ruta de Transcaribe en la zona, quedaron aislados e incomunicados, pues ahora deben caminar un largo trayecto o pagar servicios a mototaxistas para que los acerquen a tomar un segundo transporte.

(Lea: “Necesitamos que regresen las busetas”: habitantes de Nelson Mandela).

La angustiante situación obedece a los trabajos de reparación de la malla vial que se hacen en un extenso tramo desde Ciudadela 2000 hasta La Sierrita, los cuales mantienen clausurada la entrada principal de Nelson Mandela. De momento solo queda un acceso del lado de Nueva Venecia, que para los residentes de muchos sectores está bastante alejado. Todo indica que el clamor general de los cerca de 100 mil habitantes de este barrio tuvo sus frutos, pues un día después de la protesta, el 25 de diciembre, las busetas volvieron a circular.

“Hoy tienen cinco días y seguirán hasta nueva orden. Esto no es un capricho, es una necesidad. Nelson Mandela necesita sus busetas porque Transcaribe aquí es insuficiente. Nosotros instauramos una tutela con más de 1.000 firmas y estamos a la espera del fallo del juez para conocer si nos amparan nuestros derechos. Además, las busetas cubren un recorrido más amplío y llegan a más sectores que los buses de Transcaribe. Deben dejarlas”, expresó Gladys Montes, presidenta de Corpomandela, agremiación que reúne a 16 JAC del barrio.

(Lea: La nueva cepa británica de COVID-19 ya está en EE. UU.).

Transcaribe aseguró que para Nelson Mandela están las rutas A104 y A103, pero no están ingresando por los trabajos en la carretera principal, por lo que se estudian alternativas para brindar una cobertura a todo el barrio.

Por su parte, desde el DATT indicaron que la ruta sigue cancelada y que las busetas que circulan lo hacen de manera no autorizada, por lo que se reforzarán los operativos para que se cumplan las medidas.