Cartagena


Vuelo humanitario llegó a Cartagena para evacuar a norteamericanos

El vuelo NK6333 tuvo una primera parada en Cali donde se embarcó un grupo de extranjeros cuyo destino final Fort Lauderdale (Florida, EE. UU.).

LIA MIRANDA BATISTA

23 de abril de 2020 02:24 PM

En su tercera operación humanitaria de repatriación la aerolínea Spirit Airlines evacuará en la tarde de este jueves 23 de abril un grupo 151 norteamericanos que se encuentran varados en Cali y Cartagena.

El vuelo NK633 aterrizó en el aeropuerto Internacional Rafael Nuñez hacia la 1:45 de la tarde donde no se bajará ningún turista atendiendo las medidas de prevención implementadas para SACSA, la empresa operadora de la terminal aérea.

“El protocolo será estricto con las medidas de prevención, por ello ninguna persona podrá bajar del avión. Nuestro objetivo es ayudar a que los norteamericanos vuelvan a sus hogares”, explica María Claudia Gedeón, gerente de SACSA.

Cabe recordar que el vuelo se acoge a lo estipulado en el Decreto 439 del 20 de marzo de 2020, según el cual “está permitido el transporte de pasajeros y carga con fines humanitarios o aquellos solicitados por las autoridades nacionales, departamentales o municipales.

El Aeropuerto Internacional Rafael Núñez de Cartagena mantiene el mínimo de operaciones en medio de la emergencia sanitaria por el COVID- 19. Además, realiza permanentes labores de desinfección de zonas públicas y privadas y mantiene vigiladas sus instalaciones para atender las necesidades sanitarias y de suministro de la ciudad, a pesar de la situación de cuarentena.

Recuento

El primer vuelo humanitario en medio de la pandemia se llevo a cabo el pasado 6 de abril y permitió el traslado desde Medellín y Cartagena a un grupo de estadounidenses regresar a sus ciudades de origen.

El 15 de abril, salió del Aeropuerto Internacional Rafael Núñez un vuelo humanitario hacia Fort Lauderdale (Florida, EE. UU.), el cual fue coordinado entre la embajada de Estados Unidos y la Cancillería Colombiana.

En el vuelo se evacuaron 93 norteamericanos quienes pasaron por un control de temperatura realizado por el Dadis.